HORAS CLAVE

La angustiosa búsqueda de submarino argentino: una carrera contrarreloj

Preocupa la reserva de oxígeno, prevista para una semana.

Carteles de aliento de que regresen dirigidos a los tripulantes. Foto: AFP
Vea el video

Hoy miércoles se cumple una semana desde el último contacto con el submarino argentino con 44 tripulantes desaparecido en el Atlántico. La angustiosa búsqueda se intensificó ayer martes con fuerte colaboración internacional, gracias a una mejora en las adversas condiciones climáticas.

"El tema del oxígeno nos preocupa desde el momento en que no lo pudimos detectar aún. La situación más crítica sería que estamos en el sexto día de oxígeno", dijo ayer martes el vocero de la Armada, Enrique Balbi.

Sin salir a la superficie, el submarino ARA San Juan tiene capacidad de oxígeno para su tripulación por siete días y siete noches. El ingeniero naval Martín Delia dijo que la mejor condición climática puede generar una "mejor inmersión" y "una renovación del oxígeno" y evitaría que el submarino, esté donde esté, se transforme en un frigorífico por el frío del agua. "Si el submarino no pudo emerger, tiene siete u ocho días de oxígeno (almacenado)", señaló Delia.

Ayer el equipo de búsqueda encontró una balsa inflada a la deriva, pero estaba vacía y no pertenece al submarino, que zarpó hace nueve días de Ushuaia, en el extremo sur, y era esperado el domingo en Mar del Plata, su apostadero habitual. Además se divisaron dos bengalas blancas en el horizonte sin ubicar su origen, pero se presume que no son del ARA San Juan, que cuenta con bengalas rojas para emergencias y verdes para adiestramiento.

Unos 4.000 efectivos de varios países —Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Brasil, Chile, Perú, Colombia y Uruguay— participan en la búsqueda.

Tras haberse ilusionado con indicios que resultaron negativos, la incertidumbre se transformó en angustia.

"Es una mezcla de sensaciones, dolor, impotencia, por momentos esperanza. La sensación es que nos van a decir hoy Ya llegan", confesó María Morales, madre de Luis, uno de los tripulantes.

Siete llamadas satelitales, primero, y un ruido en el fondo del mar, después, habían generado esperanza de que se tratara del submarino. Las pistas fueron descartadas. "Empieza a brillar una lucecita y luego se apaga", se lamentó María.

"Lo único que los compensa es decir, bueno, mi hijo está haciendo lo que realmente le gusta y eso es importante porque genera un sentimiento de pertenencia", relató el psicólogo de la Armada Víctor Hugo Dugar. Según añadió, "la gran preocupación" para ellos en este momento es si todavía la tripulación tiene oxígeno.

La marina reveló que el ARA San Juan había reportado una avería en las baterías, sin alertas, previo a su última comunicación el miércoles pasado a las 7.30 horas, cuando navegaba por el Golfo San Jorge, a 450 km de la costa argentina. La zona inicial de búsqueda se amplió y abarca 482.507 km2.

"En estas horas difíciles, enviar nuevamente todo mi apoyo y afecto a los familiares de la tripulación del submarino ARA San Juan. Creo que hasta los extranjeros saben a esta altura lo que estamos viviendo", señaló ayer martes el presidente Mauricio Macri.

"Creo que hoy lo más importante es rescatar a nuestros muchachos", escribió por su parte en su cuenta de Instagram el ídolo del fútbol argentino Diego Maradona.

Los trabajadores del astillero Tandanor, a cargo de la reparación del ARA San Juan entre 2007 y 2014, grabaron una misiva de aliento. Entre los tripulantes está Eliana Krawczyk, de 35 años, la primera oficial submarinista de Sudamérica.

La Base Naval de Mar del Plata es el epicentro de la angustiosa espera de los familiares. Cartas, banderas con mensajes y carteles cuelgan del alambrado que rodea la base.

Si el desenlace fuera trágico, para Argentina sería la peor pérdida militar desde la guerra de Malvinas en 1982, en la que murieron 649 soldados. El ARA San Juan, el más nuevo de los tres submarinos de la flota argentina, fue botado en 1983. Construido en Alemania, tiene un largo de 65 metros y funciona con motores diésel y a electricidad.

Macri con los jefes de la Armada.

El presidente Mauricio Macri se reunió ayer martes en Buenos Aires con los máximos representantes de las Fuerzas Armadas para informarse sobre el estado de búsqueda del submarino ARA San Juan. "El señor presidente nos precisó que utilicemos todos los medios disponibles para encontrar, detectar o localizar al submarino San Juan", dijo Enrique Balbi, portavoz de la Armada.

El encuentro, fuera de agenda presidencial, tuvo lugar en el edificio Libertad, sede del Estado Mayor de la Armada.

"La reunión era presentarle en una exposición todo el esfuerzo de todos los medios navales, aeronavales, gente involucrada, que estamos hablando de alrededor de 4.000 personas entre todos, ya sean medios nacionales e internacionales", expresó.

De norte a sur y por toda la costa argentina, dijo el portavoz, los puntos logísticos instalados para comandar las operaciones están ubicados en Mar del Plata, Espora (en Bahía Blanca), Puerto Belgrano, Trelew y Comodoro Rivadavia.

Según anunció Balbi, los responsables de la investigación explicaron al mandatario que siete países se sumaron en los últimos días.

Colombia, Chile, Perú, Brasil, Uruguay, Reino Unido y Estados Unidos fueron los primeros países en enviar operativos al lugar de rastreos, localizada entre las costas de Ushuaia, la provincia más austral de Argentina, y Mar del Plata, en el sur de Buenos Aires, donde el buque tendría que haber arribado el pasado lunes.

En la reunión participaron, entre otros, el ministro de Defensa, Óscar Aguad, y los jefes del Estado Mayor Conjunto, general Bari del Valle Sosa; de la Armada, almirante Marcelo Srur; del Ejército, general Diego Suñer y de la Fuerza Aérea, brigadier Víctor Amrein. EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)