FOTOGALERÍA

Amenaza de Corea del Norte: está lista para guerra nuclear

Exhibe nuevo misil intercontinental, pero fracasa intento de lanzamiento.

Kim Jong-un es saludado por soldados en una ceremonia para recordar a su abuelo. Foto: AFP
Kim Jong-un es saludado por soldados en una ceremonia para recordar a su abuelo. Foto: AFP
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters

Corea del Norte está preparada para responder a cualquier ataque nuclear con los mismos medios, afirmó Choe Ryong Hae, segundo en la jerarquía del país, respondiendo indirectamente a las declaraciones del presidente estadounidense de que "problema" norcoreano iba a ser "tratado".

El líder norcoreano Kim Jong-un supervisó ayer sábado a regimientos de soldados que marcharon por la zona principal de Pyongyang al paso de la oca escoltados por tanques, en un desfile que busca exponer el poderío bélico del país, en un momento de crecientes tensiones internacionales.

El desfile celebró el "Día del Sol", el nombre oficial del día del nacimiento de Kim Il-Sung (15 de abril de 1912 - 8 de julio de 1994), abuelo del actual dirigente nororeano y fundador del país.

Después de pasar revista a su guardia de honor, Kim, vestido con un traje de color negro, supervisó a las tropas que desfilaron por la plaza Kim Il-Sung, junto a las máximas autoridades militares del país, mostró la televisión estatal en una transmisión en directo.

Además de marcar esta fecha, este desfile tiene como objetivo hacer una demostración de fuerza y enviar un mensaje a Washington, Seúl, Tokio y otros sobre la capacidad militar de Corea del Norte.

Kim no habló durante el acto, pero el vicepresidente de la Comisión de Asuntos de Estado, segundo en la jerarquía del país, pronunció un discurso desafiante en el que advirtió que el país está listo para reaccionar a cualquier provocación.

"Estamos preparados para responder a una guerra total con una guerra total y estamos listos para responder con ataques nucleares propios a cualquier ataque nuclear", dijo Choe Ryong Hae, vicepresidente de la Comisión de Asuntos de Estados.

Según numerosos observadores, Corea del Norte podría aprovechar el desfile para realizar, un nuevo disparo de misil balístico o, incluso, su sexto ensayo nuclear.

"El desfile de hoy (ayer) va a permitir una oportunidad de mostrar nuestra poderosa capacidad militar", manifestó el locutor de televisión al inicio del desfile.

Pyongyang ha sido objeto de varias resoluciones de la ONU que buscan impedir que el país se dote de una tecnología nuclear y balística. Periódicamente lanza ensayos en su intento de hacerse con un misil intercontinental que pueda llegar hasta Estados Unidos.

Asimismo, Corea del Norte ha llevado a cabo cinco pruebas nucleares, dos de ellas el año pasado. Un análisis de imágenes por satélite sugiere que podría estar preparando un sexto.

Entre los dispositivos que fueron exhibidos destacó un aparato que podría ser un nuevo misil balístico intercontinental y un aparato que asemeja a un misil balístico para ser lanzado desde un submarino.

Despliegue.

El presidente estadounidense, Donald Trump, prometió el jueves que el "problema" norcoreano sería "tratado". Anteriormente, había anunciado el envío de un portaaviones escoltado por tres navíos lanzamisiles hacia la península coreana, y después aludió a una armada con submarinos.

"Estamos enviando una armada. Muy potente", añadió Donald Trump el martes durante una entrevista en el canal Fox Business Network.

China, considerada como única aliada de Corea del Norte, advirtió que un "conflicto podría estallar en cualquier momento" y repitió que "el diálogo es la única salida". Sin embargo, Pekín se opone al programa nuclear con objetivos militares de Kim Jong-un, aunque pide regularmente prudencia a Estados Unidos en esta cuestión.

Las autoridades chinas abogan por una solución en la que Corea del Norte abandone sus pruebas nucleares y balísticas a cambio de que Estados Unidos y Corea del Sur detengan sus ejercicios militares en la región, algo que Washington rechaza.

Por su parte Rusia dijo también estar "muy preocupada" y pidió "moderación a todas las partes para evitar "cualquier acción que pueda ser interpretada como una provocación", declaró el portavoz del Kremlin Dmitri Peskov.

Los expertos observan con atención estos desfiles en búsqueda de elementos que permitan saber más sobre los programas militares de Pyongyang.

China busca actuar con Rusia para desactivar el clima bélico creciente.

China quiere cooperar con Rusia para "apaciguar" lo antes posible la tensión alrededor de Corea del Norte, declaró el ministro chino de Exteriores Wang Yi a su homólogo ruso Serguei Lavrov.

"El objetivo común de nuestros dos países es que todas las partes vuelvan a la mesa de negociación", dijo Wang en una conversación telefónica con Lavrov , según un comunicado difundido por la web del ministerio. La llamada responde a la situación de tensión entre Corea del Norte y Estados Unidos.

"China está preparada para coordinarse estrechamente con Rusia para contribuir a apaciguar la situación en la península y alentar a las partes a retomar el diálogo", dijo Wnag al referirse a las negociaciones a seis (las dos Coreas, Japón, Rusia, China y Estados Unidos), que llevan años interrumpidas. "Evitar la guerra y el caos en la península es conforme a los intereses comunes" de Pekín y Moscú, añadió. Fuente: AFP

Un ejercicio de éxtasis popular para el dictador.

El objetivo nominal del desfile era agasajar a Kim Il-sung en el que hubiera sido su 105º cumpleaños. El objetivo real, rendir homenaje a su nieto, el actual líder supremo, Kim Jong-un, y que la población le enviara un mensaje de adhesión incondicional, indicó EL País de Madrid. No fue solo el Ejército el que rindió pleitesía a Kim, que miró la marcha entre aplausos y risas. La población también hizo su propio desfile para expresar su lealtad al líder, un treintañero que cumplió sus primeros cinco años como secretario general del Partido de los Trabajadores. Crca de 100.000 personas participaron en el ejercicio de éxtasis popular

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)