CORRUPCIÓN K: LA CAÍDA DE AMADO BOUDOU

El "amado" vicepresidente de Cristina que cayó en desgracia

Rockero y de origen neoliberal, fue director de seguridad social y ministro.

La fórmula: Fernández-Boudou ganó en 2011 con el 54%. Foto: La Nación/ GDA
La fórmula: Fernández-Boudou ganó en 2011 con el 54%. Foto: La Nación/ GDA

De director de la Seguridad Social a ministro de Economía y vicepresidente de la Nación. Amado Boudou tocó el poder en Argentina en tiempos en los que Cristina Fernández de Kirchner presidía el país con puño de hierro. Boudou, nacido el 19 de noviembre de 1962 en Buenos Aires, se licenció en Economía en la Universidad de Mar del Plata y tiene un doctorado en el Centro de Estudios Macroeconómicos Argentinos, cuna de la ortodoxia neoliberal del país.

"Juro por Dios, la patria y sobre los santos evangelios desempeñar con lealtad y patriotismo el cargo de vicepresidente de la Nación, y observar y hacer observar fielmente la Constitución. Si así no lo hiciere, que Dios y la patria me lo demanden". Así asumía el ahora malogrado Boudou, el 10 de diciembre de 2011 y ante un repleto Congreso argentino, el segundo cargo más importante del país.

En aquel momento nadie imaginaba que seis años después acabaría entre rejas.

Considerado economista de ideas heterodoxas, sus inicios políticos fueron como militante de la centroderechista Unión de Centro Democrático.

Durante su etapa universitaria, llegó a ser productor de espectáculos musicales y ejerció, ya con el título bajo el brazo, como docente en varias universidades.

Luego de un pasaje por la actividad privada, ingresó en 1998 en la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), ente estatal que maneja el sistema de jubilaciones. Y diez años después, en mayo de 2008, Cristina Fernández lo designa director ejecutivo.

Su gestión en el ente estuvo marcada por su propuesta de traspasar al Estado cerca de 20.500 millones de dólares aportados durante una década por los trabajadores al sistema de jubilación por capitalización, administrado por firmas privadas.

Pero lo mejor de su fulgurante carrera estaba por llegar. El 7 de julio de 2009 fue designado ministro de Economía, y un año después hizo campaña para ser el candidato kirchnerista a los comicios para alcalde en Buenos Aires, algo que finalmente no se concretó.

Ahora sí, junio de 2011 fue la clave. "Nuestro hoy ministro de Economía, Amado Boudou, es el hombre que me va a acompañar para que juntos nos sometamos a la consideración de la voluntad popular" en las elecciones de octubre de ese año, anunció Cristina.

Esos comicios, realizados apenas un año después de la muerte de Néstor Kirchner, dieron a la fórmula Fernández-Boudou en torno al 54% de los votos, una cifra astronómica que dejaba claro que el kirchnerismo estaba en su mejor momento.

"Además de confiar en las cualidades personales de Amado, sobre todo lo he valorado porque lo importante no es haber tenido siempre la misma orientación, es saber cambiar cuando el mundo cambió y saber interpretar y decodificar", remarcó Cristina sobre su segundo.

Pero poco a poco fueron creciendo los rumores de mala relación entre ambos, a la par que la Justicia comenzaba a acusar al economista de delitos de corrupción.

Con el fin de la era kirchnerista y el triunfo de Mauricio Macri en las elecciones de 2015, los expedientes judiciales fueron creciendo como la espuma.

Aficionado a tocar la guitarra y fanático del rock, Boudou inicia ahora una nueva etapa, que llega apenas una semana después de que el otro gran ministro del kirchnerismo, Julio De Vido, fuera detenido por similares delitos.

No son pocos los que aseguran que todas estas decisiones de la Justicia cercan, cada día más, a la expresidenta.

Las causas judiciales de boudou

Lavado.

Ayer fue detenido por tres hechos de lavado de activos y por liderar una asociación ilícita.

Ciccone.

Está acusado de haber adquirido la única imprenta privada de Argentina capaz de imprimir papel moneda mediante testaferros.

Autos.

Está procesado por la compra directa, sin licitación, de 19 autos oficiales de alta gama para el Ministerio de Economía, cuando él dirigía esa cartera.

Papeles truchos.

En agosto, fue sobreseído del delito de falsedad ideológica. Se lo acusaba de adulterar los documentos que presentó para la transferencia de un vehículo de su propiedad. La Justicia debe definir si confirma o no el sobreseimiento.

Acciones.

El diputado Claudio Lozano le inició una causa por la compra de acciones con dinero del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses con pérdidas por $ 4.200 millones.

Formosa.

Se investiga si en el marco de los favores a The Old Fund, empresa que aparece vinculada al caso Ciccone, el exministro de Economía intervino en la contratación de la firma para la renegociación de la deuda de la provincia.

Viáticos.

El juez Ariel Lijo lo investiga por la falsificación de facturas en la rendición de viáticos por unos 20.000 euros luego de viajes oficiales a París como ministro de Economía en febrero de 2011.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)