ATAQUES Y ROBOS

Alemania apura la expulsión de agresores

Ministros alemanes detallaron ayer sus planes para acelerar la deportación de extranjeros que cometan delitos, en respuesta a los ataques sexuales contra mujeres cometidos por inmigrantes en Colonia, que profundizaron las dudas sobre la política de puertas abiertas del país con los refugiados.

Los asaltos el día de Año Nuevo, que están siendo investigados, envalentonaron a los grupos derechistas y complicaron a los miembros del conservador partido de la Unión Demócrata Cristiana (CDU, por sus siglas en alemán) que integra la canciller, Angela Merkel, aumentando la presión para que persiga con fuerza a los inmigrantes que cometan delitos.

De acuerdo a los planes hechos públicos por el ministro del Interior, el conservador Thomas de Maizière, y el ministro de Justicia, Heiko Maas, del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD, por sus siglas en alemán), los extranjeros hallados culpables de cometer ataques físicos y sexuales, resistencia a la policía o daños a la propiedad podrían ser deportados.

De acuerdo con las leyes actuales, la mayoría de esos delitos conlleva penas de libertad condicional y no genera una orden de expulsión del país.

Más de 600 mujeres denunciaron agresiones en Año Nuevo en Colonia y otras ciudades.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)