brasil

Alcaldesa de 25 años que gobernaba por WhatsApp y ahora está prófuga

Lidiane Leite fue electa en el cargo en 2012, con sólo 22 años, en Bom Jardim, en Brasil; desde el 20 de agosto la buscan por una acusación de malversación de fondos públicos que debían ser utilizados en educación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Lidiane Leite

Con su celular resolvía casi todo lo que necesitaba: saciar su adicción a las selfies y ejercer su cargo público como alcaldesa de Bom Jardim, al noroeste de Brasil. Sin embargo, desde hace 11 días, cuando la joven de 25 años comenzó a ser buscada por una acusación de malversación de fondos públicos, Lidiane Leite da Silva desapareció del mundo digital. Y también del real. Desde la Policía local hasta Interpol lanzaron una orden de captura para encontrarla.

En 2012, cuando su novio, conocido como Beto Rocha, fue inhabilitado para postularse a alcalde por acusaciones de corrupción, Leite decidió jugar por la alcaldía. Ganó, y designó a su pareja en un rol clave para su gobierno.

Juntos, decidieron irse a vivir a Sao Luiz, la capital de Maranhão, a casi 275 kilómetros de distancia de la localidad sumida en la pobreza que gobierna. Por eso, Lidiane, de pasado humilde, era conocida por ejercer su poder por WhatsApp, mientras mostraba por Facebook una vida de lujo con viajes, fiestas y ropa incompatibles con los 12.000 reales que ganaba como alcaldesa.

"Compro lo que quiero. Gasto lo que quiero. No me importa lo que piensen. Besitos en el hombro para los reprimidos", dijo en uno de sus mensajes en las redes sociales. "Tenía que comprar un auto más lujoso porque gracias a Dios el dinero está sobrando", provocó en otro.

El mundo de cristal de Leite, del Partido Republicano Brasilero (PRB), se hizo trizas recientemente, cuando un programa de televisión mostró el estado deficiente de las escuelas en Bom Jardim y el reclamo de los maestros, que hace meses que no cobran.

Después de la denuncia pública, llegó la orden de captura de la policía Federal, en el marco de la llamada "Operación Edén", y la semana pasada, la Interpol la agregó a su lista amarilla. Por eso, desde el 20 de agosto, Leite, acusada de quedarse con 4 millones de reales del presupuesto para meriendas y reformas en escuelas, desapareció.

Sus ex secretarios de Agricultura, Antônio Gomes da Silva, y de Asuntos Políticos, Humberto Dantas dos Santos, el verdadero nombre de Beto Rocha -de quien se habría separado a comienzos de este año- ya están en la cárcel.

Mientras tanto, el abogado de Leite, Carlos Barros, dijo que ella nunca notó que estuviera haciendo algo mal. "Era muy joven e inexperta cuando asumió. No tenía la confianza y delegaba muchas tareas al señor Rocha", esgrimió.

El viernes pasado, la vicealcaldesa, Malrinete Gralhada (PMDB), asumió como sucesora de Leite y prometió llevar a cabo una investigación completa contra quien era su jefa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)