CHARLOTTE BAJO TOQUE DE QUEDA

Abre museo cultural afro en medio de tensión racial

Obama dijo que se debe aprender de las visiones de la historia que nos hace sentir incómodos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los matrimonios Obama y Bush en la inauguración del Museo Afroestadounidense en Washington. Foto: AFP.

Mientras sigue la tensión en Charlotte por la muerte de un hombre negro a manos de la policía, lo que derivó en varias marchas que terminaron en violencia, el presidente Barack Obama la inauguró ayer sábado del Museo Nacional de Historia y Cultura afro-estadounidenses en Washington.

El primer presidente negro de Estados Unidos cortó el listón para inaugurar el museo revestido en bronce y de unos 37.000 m2 ante miles de espectadores.

"Más allá de la majestuosidad del edificio, lo que hace esta ocasión tan especial es la rica historia que contiene", dijo Obama durante una ceremonia honrada por numerosas personalidades como el cantante Stevie Wonder y la presentadora de TV Oprah Winfrey.

"La historia afroestadounidense no es algo separado de nuestra gran historia estadounidense. No es la parte inferior de la historia. Es parte central", expresó Obama.

El museo, que fue concebido hace un siglo, se inauguró en medio de fuertes tensiones raciales, mientras la indignación crece en el país ante la muerte de negros a manos de policías.

"Este es el lugar para entender cómo las protestas y el amor por el país no solamente coexisten, sino que se informan mutuamente", afirmó Obama. "Incluso ante dificultades inimaginables, Estados Unidos ha avanzado. Y este museo da contexto para los debates de nuestro tiempo".

"Probablemente pueda ayudar a un visitante blanco a comprender el sufrimiento y la cólera de los manifestantes, en lugares como Ferguson y Charlotte", afirmó.

"Una visión clara de la historia nos puede hacer sentir incómodos (...) Pero es precisamente de esa incomodidad que aprendemos y crecemos y aprovechamos el poder colectivo para hacer esta nación perfecta", añadió Obama.

El edificio, ubicado cerca de la Casa Blanca, tiene la forma de tres pirámides invertidas y alberga más de 34.000 objetos, en su mayoría donados.

Tensión en Charlotte.

La familia del hombre negro ultimado por la policía en Charlotte divulgó un dramático video del incidente que convulsionó a esta ciudad, aumentando la presión sobre las autoridades para que revelen sus propias imágenes.

La policía de Charlotte se ha negado hasta el momento a hacer públicas las imágenes tomadas por las cámaras policiales del incidente del martes en que Keith Lamont Scott, un negro de 43 años, resultó muerto.

El caso, que se suma a una larga ristra de muertes de afroestadounidenses a manos de la policía, desató indignación y manifestaciones que llevaron al gobernador del estado a declarar el estado de emergencia y el toque de queda en Charlotte.

Cientos de personas marcharon la noche del viernes por las calles del centro de la ciudad reclamando la divulgación de los videos, en un ambiente de relativa calma y bajo estrecha vigilancia policial y de efectivos de la Guardia Nacional, coreando la consigna "sin justicia, no hay paz".

El incidente de Charlotte también afectó la campaña electoral hacia las elecciones presidenciales del 8 de noviembre. La alcaldesa de Charlotte, Jennifer Roberts, pidió a la candidata demócrata Hillary Clinton y a su adversario republicano Donald Trump que retrasaran sus visitas, alegando que la ciudad contaba con pocos recursos para garantizar su seguridad en estos momentos.

Clinton se hizo eco del llamado y pospuso su visita programa para hoy domingo. Clinton había exigido la publicación "sin demora" del video del incidente tomado por la policía.

Ruego de la esposa "¡No le disparen!"

Keith Scott fue ultimado el martes de un disparo en un complejo de apartamentos en momentos en que la policía buscaba a otro sospechoso. Un video filmado con un celular por la esposa de Scott, Rakeyia, no muestra el tiroteo, pero capta los momentos que rodearon al hecho. "No le disparen. No le disparen, no tiene arma. No tiene arma. No le disparen", se le escucha decir al comienzo de la filmación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)