EN CAÍDA LIBRE

Abogados se suman al coro que pide la salida de Temer

Comienza a quebrarse la coalición de partidos que sostiene al presidente.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los partidarios de adelantar las elecciones van tomando las calles de Brasil. Foto: AFP

El Colegio de Abogados de Brasil se sumó este fin de semana al coro que pide la salida del presidente Michel Temer. La gremial de abogados acordó solicitar la apertura de un juicio político con fines de destitución del presidente Temer. La solicitud deberá ser realizada en los próximos días en la Cámara de los Diputados, cuyo presidente, Rodrigo Maia, un aliado de Temer, deberá decidir si acepta o no a trámite. El Colegio de abogados aprobó por 25 votos a favor y uno en contra promover el impeachment a Temer.

La Cámara Baja ya ha recibido alrededor de una decena de pedidos de juicio político contra Temer, tras las revelaciones del empresario Joesley Batista que indican que el presidente participó en una trama corrupta e intentó comprar el silencio de Eduardo Cunha, expresidente de la Cámara de Diputados y preso por corrupción.

Cunha fue precisamente el encargado de impulsar el proceso que el 31 de agosto de 2016 llevó a la destitución de la presidenta Dilma Rousseff y motivó el ascenso de Temer, quien hasta ese momento era el vicepresidente.

La oposición y algunos partidos que hasta el viernes eran sus aliados también han pedido la renuncia de Temer.

En caso de que Temer renunciase o cayese en un juicio político, la Constitución brasileña prevé que el Congreso designe en una elección indirecta a su sucesor, quien gobernaría entonces hasta el 1 de enero de 2019, cuando asumiría el ganador de los comicios del año próximo. No obstante, en las últimas semanas se han levantado las voces que piden la celebración de elecciones directas a presidente en caso de que Temer sea despojado del cargo. Este fin de semana hubo manifestaciones bajo la consigna "Diretas já".

En medio del escándalo en que está metido, Temer tuvo ayer domingo un pequeño respiro. El socialdemócrata PSDB, aliado clave del centroderechista PMDB de Temer, suspendió un encuentro de ayer domingo en el que iba a decidir sobre si mantiene o no su apoyo al gobierno. Una salida del gobierno del PSDB —que sufrió la caída estrepitosa de su presidente, Aécio Neves, suspendido como senador al verse implicado también en las grabaciones de Batista— implicaría un golpe de gracia para Temer.

La anulación de la reunión dio un respiro a Temer, contra quien aumentan los pedidos de renuncia o que sea sometido a un impeachment.

Temer asegura que las pruebas en las que se basa la investigación en su contra están "manipuladas", y pidió al Supremo Tribunal Federal (STF) suspender las pesquisas. El juez del alto tribunal, Edson Fachin, dijo que ese pedido será evaluado el próximo miércoles.

Temer ha contado con el beneplácito de economistas e inversores por sus reformas de austeridad de un lado y el odio del brasileño común del otro, convirtiéndose en un mandatario con una enorme impopularidad.

Su poder reposa en la coalición entre el PMDB y otros partidos. Coalición que ahora comienza a quebrarse. El sábado sufrió la primera baja: la del pequeño Partido Socialista Brasileño (PSB).

Ahora, todas las miradas están puestas en el PSDB, su principal aliado, cuyas señales han sido poco claras: algunos líderes llaman a abandonar la coalición y otros urgen a la calma para que puedan avanzar las reformas económicas en el Congreso. Con cuatro ministros en el gabinete, 47 diputados y 10 senadores, el PSDB representa un importante apoyo para sacar adelante las reformas y, llegado el caso, para decidir sobre un impeachment contra Temer.

La crisis que envolvió a Temer la semana pasada está vinculada con la operación Lava Jato y se precipitó tras la divulgación de la comprometedora conversación, que forma parte de delaciones premiadas por parte de ejecutivos del gigante mundial de la alimentación JBS, entre ellos sus dueños Joesley y Wesley Batista.

El STF abrió el jueves una investigación sobre el caso y el fiscal general, Rodrigo Janot, acusa a Temer de "obstrucción a la justicia" para impedir el avance de la investigación Lava Jato.

Un ejecutivo de JBS acusó a Temer de haber recibido ilegalmente 6.37 millones de dólares, también a Lula (50 millones) y a Rousseff (30 millones) en cuentas en el exterior.

Comienzan marchas por elecciones "Directas ya!"

Brasil comenzó tímidamente a movilizarse este fin de semana en algunas ciudades para pedir la renuncia del presidente Michel Temer.

Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais, reunió a centenas de personas para presionar al presidente. En Brasilia, unas 300 personas se congregaron en una de las principales vías de la ciudad para pedir también la salida del mandatario. En la hoja de ruta de las manifestaciones de ayer domingo también está la convocatoria de elecciones directas si Temer renuncia o es destituido. En ese hipotético caso, la Constitución brasileña prevé que el Congreso designe en una elección indirecta a su sucesor.

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, imputado en cinco causas penales, aseguró que estará en la "trinchera" para presionar por la salida de Temer. De todos modos, las manifestaciones de este fin de semana no fueron masivas, como las que en 2016 presionaron para la salida de Dilma Rousseff del gobierno.

DÍAS DE VÉRTIGO EN BRASIL.

Miércoles 17.

El diario O Globo publica una grabación en la que Temer habría dado su aval a Joesley Batista, dueño del gigante de la alimentación JBS, para comprar el silencio del exdiputado Eduardo Cunha, encarcelado por corrupción. Batista entregó la grabación a la Justicia en el marco de un acuerdo de delación premiada.

Jueves 18.

La Policía Federal realiza decenas de operaciones en residencias u oficinas del senador Aécio Neves. Un juez lo suspende del cargo de senador y el PSDB lo separa de la conducción partidaria. Fuerte impacto en los mercados: La Bolsa de San Pablo se derrumba 8,8%, y el real cae casi un 8% frente al dólar.

Viernes 19.

En las delaciones aparecen mencionados tanto Temer como Lula da Silva y Dilma Rousseff, como presuntos beneficiarios de sobornos pagados por el conglomerado financiero (J&F) de los hermanos Batista. Temer exige una investigación "plena y rápida" y proclama: "No renunciaré. Repito: no renunciaré".

La Fiscalía General acusa a Temer de obstrucción en la Operación Lava Jato, sobre sobornos en Petrobras, y pide que el Supremo Tribunal abra una investigación para determinar si cabe acusar al mandatario. La Bolsa de San Pablo y el real recuperan algo del terreno perdido el jueves. El índice Ibovespa sube 1,69%.

Sábado 20.

Lula insta a Temer renunciar y pide elecciones directas. Según la Constitución, si Temer deja el cargo, el Congreso debe elegir a su sucesor para completar el mandato. En su segundo discurso en tres días, Temer pide suspender las investigaciones en su contra, alegando que se basan en pruebas "manipuladas".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)