Mujica dijo que el 3,5% del PBI no es “ninguna sorpresa”

Votan nuevo tope de deuda; "déficit controlable"

El presidente José Mujica y el ministro de Economía, Mario Bergara, coincidieron ayer en que la situación fiscal es controlable y que no debe despertar alarma, un día antes de que el Senado analice el proyecto de ley que envió el gobier- no pidiendo autorización para aumentar el tope de deuda.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Senado vota la Ley de Medios. Foto: Ariel Colmegna.

"El déficit fiscal actual es absolutamente sostenible y fruto de decisiones razonables", dijo Bergara a la salida de la comisión de Hacienda del Senado.

El déficit fiscal se ubica en el 3,5% del Producto Interno Bruto (PIB), 1,1 puntos más que en 2013, según el informe publicado por el Ministerio de Economía y Finanzas. Este déficit es el mayor para un año calendario desde 2002, cuando estalló la crisis financiera.

El nuevo tope de deuda sería de 9.000 millones de Unidades lndexadas (US$ 1.086 millones) lo que equivale a casi 1,2% del PIB. El tope vigente de endeudamiento neto —deuda menos las reservas— hasta el momento es de 5.500 millones de UI (US$ 663 millones).

En la exposición de motivos del proyecto, el gobierno dice que "la gestión fiscal ha determinado un déficit más elevado" que cuando se votó la ley de tope de deuda en el año 2011.

"Desde entonces muchas cosas operaron diferente a lo previsto. Vivimos en un mundo más incierto. El panorama internacional sigue mostrando las incertidumbres y riesgos que todos conocemos", dijo ayer Bergara.

El ministro mencionó dos elementos que llevaron a esta situación: los seguros que se pagan por el manejo de las reservas y la deuda pública; y mayores inversiones en las empresas públicas, "que permitieron un cambio en la matriz energética y la infraestructura en las comunicaciones".

¿El déficit de 3,5% del PBI de ahora es comparable con el de 2002?, se le preguntó al ministro. "No, no. La situación macroeconómica, fiscal y financiera del Estado en 2015 es el día y la noche comparado con la situación de 2002. Ese año estábamos con un déficit del orden del 4%, unos años antes llegamos a estar en el 6-7%, pero sin un contexto de crecimiento y desarrollo económico que tiene el Uruguay hoy. La sustentabilidad de las cuentas públicas de hoy no la teníamos en el año 2002. Hoy tenemos una deuda neta que con relación al producto sigue cayendo, estamos en el orden del 21,5% del producto del endeudamiento neto del Estado. Lo cual es una cifra envidiable en muchos países", respondió Bergara.

Mujica también fue consultado sobre el tema ayer luego de la asunción de Leonardo Alonso como comandante en jefe de la Armada. Mujica dijo que el déficit de 3,5% del PBI para él "no es ninguna sorpresa". "Lo sabíamos perfectamente. No creo que sea una cosa tan insalvable. El próximo gobierno tiene capacidad de reserva y una credibilidad internacional que le da tranquilidad", sostuvo Mujica. El presidente justificó parte del déficit por los gastos en inversiones durante su gobierno: "Algunos de ellos no necesariamente previstos. Ha habido inversiones cuantiosas".

Por un déficit fiscal mayor al previsto en 2014, el Poder Ejecutivo remitió un proyecto de ley al Parlamento para aumentar el tope de deuda neta en forma retroactiva, pasando de US$ 663 millones a US$ 1.086 millones.

Pese al aumento del déficit, el gobierno destacó que "la deuda neta del sector público se ubicaba en niveles inferiores a los proyectados, al tiempo que se alcanzaban indicadores que señalan una mayor solidez de la posición financiera del gobierno, en lo que refiere a lograr un mayor plazo promedio de la deuda, un perfil de vencimientos más uniforme, profundización del acceso a mercados financieros y reducción del riesgo por variación de la tasa de interés, entre otros".

En el proyecto de artículo único se mantienen las condiciones extraordinarias por las cuales se puede aumentar el tope de deuda, sin necesidad de recurrir al Parlamento. Estos casos son: situaciones climáticas adversas que determinen que UTE deba asumir costos extraordinarios para la generación de energía, aquí el tope podrá ser adicionalmente incrementado en hasta el 1,5% del PIB. Para estos casos, el Poder Ejecutivo deberá dar cuentas a la Asamblea General.

El gobierno aseguró en el proyecto de ley que si bien se observa un cambio en el escenario financiero internacional, caracterizado por una menor fluidez de capitales hacia los países emergentes, "la cautelosa política monetaria llevada a cabo por la Reserva Federal de Estados Unidos atenúa la perspectiva de un incremento sustancial de la tasa de interés de esta economía en los próximos años".

Además del proyecto de tope de deuda, el Senado tiene otros dos proyectos para analizar hoy en el orden del día: uno por el que se establecen normas para la actividad del trabajador nocturno; y otro por el que se establece el marco normativo para la promoción de la biotecnología.

Esta será la segunda sesión del Senado del año.

"No se usarán tarifas para un ajuste fiscal"

El vicepresidente electo, Raúl Sendic, sostuvo que las variaciones de las tarifas que se produjeron en las últimas semanas "nada tienen que ver con un ajuste fiscal" pese a que el presidente José Mujica lo había admitido.

En una entrevista con canal 4, Sendic descartó la posibilidad de que se utilicen las tarifas públicas para revertir el déficit fiscal con el que cerró 2014, que alcanzó a 3,5% del Producto Interno Bruto, lo que representó el mayor nivel desde 2002.

"El país tiene empresas públicas muy fuertes y obviamente que las tarifas siempre integran la política económica pero no se van a utilizar las tarifas para hacer ningún tipo de ajuste", dijo Sendic. El elevado déficit se produjo porque "generalmente hay muchas inversiones y cosas que quedan para realizar en el último año. Esa es la realidad de todos los gobiernos", agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)