SITUACIÓN EN VENEZUELA

Volvió a fracasar un intento de criticar al gobierno de Maduro

Una moción fracasó porque faltaban diputados opositores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Caracas: la jornada del día 5 quedará en la peor historia local. Foto: AFP

La oposición volvió a quedar sin votos para aprobar una declaración sobre la situación en Venezuela. El diputado del Partido Independiente, Daniel Radío, quería que se condenara esta vez el asalto a la Asamblea Nacional que se produjo días atrás por parte de partidarios del chavismo, y la existencia de presos políticos.

La propuesta del Partido Independiente (PI), a cargo del diputado Daniel Radío, tuvo 44 votos favor y 49 en contra (proclamada 44 en 93), pero de acuerdo con el artículo 50 del reglamento de la Cámara precisaba mayoría absoluta, es decir 50 votos conformes. La moción de Radío tuvo el apoyo del diputado escindido del Frente Amplio, Gonzalo Mujica, y el del representante de Unidad Popular (UP), Carlos Pérez, quien, de todos modos, aclaró que levantó su mano por "cortesía parlamentaria" con su colega del PI.

El de anoche fue un intento más de la oposición por cuestionar al gobierno de Nicolás Maduro mediante una declaración, o promover una investigación sobre los negocios del gobierno uruguayo presidido por José Mujica con ese país caribeño. Todos fracasaron por el bloqueo del Frente Amplio.

Por medio del coordinador de su bancada, el diputado Jorge Pozzi, el oficialismo cargó las tintas contra los legisladores de la oposición que no estuvieron en sala al momento de votarse el planteo. Pozzi dijo que los legisladores de la oposición no tuvieron "la responsabilidad de estar en sala". "Nosotros defendimos nuestra convicción, equivocada o no, estando acá", remató el diputado.

En la fundamentación de su voto, el nacionalista Jaime Trobo dijo que "hubo una asonada sobre el Parlamento de Venezuela", y subrayó que "está claro que el Frente no dice que allí hay una dictadura y no dice que hay presos políticos. Hay sectores políticos que se proclaman democráticos y que no son capaces de desagraviar a un Parlamento".

El diputado Pérez (UP) sostuvo que "en Venezuela ya hay una guerra civil" y "hay un plan del Comando Sur para derrocar al gobierno bolivariano".

En su propuesta, el diputado Radío dijo que se debía aprobar "una declaración casi humanitaria" por los ataques al Palacio Federal Legislativo de Venezuela durante la sesión de la Asamblea Nacional, el pasado 5 de julio.

Radío incluyó en su moción un pedido para que se liberen todos los presos políticos en Venezuela.

La declaración planteaba que la Cámara de Representantes manifestara "su preocupación ante el agravamiento de la situación social y económica, y el creciente clima de inestabilidad institucional" en Venezuela.

Asimismo, exhortaba al gobierno venezolano "a retomar el cauce constitucional con el establecimiento de un calendario electoral que facilite una salida pacífica y democrática de la crisis institucional". En relación con las agresiones, la moción señalaba "el más firme rechazo a estas expresiones de desprecio por la institucionalidad democrática y por la vida", y reclamaba "la identificación y el castigo de los responsables de los desmanes".

Empresas.

En otro orden, la Cámara aprobó por 50 votos en 98 crear una comisión especial para legislar sobre la gestión del patrimonio público de las empresas que giran en el ámbito del derecho privado pero son del Estado.

"Esas empresas no tienen mecanismos de contralor. El ciudadano tiene derecho a saber cómo se gasta el dinero público", fundamentó el nacionalista Wilson Ezquerra.

Su colega Nicolás Olivera dijo que "todos los días en los diarios hay un nuevo escándalo vinculado al mal manejo de las empresas públicas, las sociedades anónimas del Estado".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)