JOSÉ LUIS LÓMEZ

"Están viendo el derecho de delincuentes, no el nuestro"

Es el hijo mayor del septuagenario atacado por rapiñeros que fueron liberados por la justicia. Pide que se actualicen las leyes. “¿Por qué no sacamos a la delincuencia de las calles y así los ciudadanos de bien podemos vivir en paz?”, pregunta en una entrevista con El País.Lómez quiere que la Suprema Corte de Justicia le explique el fallo porque no entiende cómo se defiende más a los delincuentes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Se vive con miedo; cuando se arrima una moto al auto siento miedo". Foto: F. Flores

José Luis (52 años) es el hijo mayor de Luis Celestino Lómez, el septuagenario rapiñado y ferozmente golpeado a la salida de un banco al mediodía del 11 de marzo en la Ciudad Vieja, luego de retirar un préstamo de $ 50.000 para comprarle un microondas a su esposa y para un festejo familiar. Además de trabajar en el Palacio Legislativo, José Luis es integrante de la Sociedad de Fomento y Defensa Agraria de Paso de la Arena, el barrio donde reside. Le gusta el trabajo social y por eso, teniendo en cuenta la realidad de la zona, ha organizado reuniones por problemas de seguridad en los barrios La Paloma, Pajas Blancas y La Colorada. Es un hombre corpulento, que mide 1,90 pero admite que siente "miedo" cada vez que llega por las noches a su casa.

—¿Ha hablado en estos días con su padre sobre la rapiña? ¿Cómo se siente?

—Sí, lo he visitado asiduamente. Él vive con dos hermanas mías y con su esposa. Anímicamente está impactado, angustiado por la situación que le tocó vivir. Y por lo que vino posteriormente que es el fallo judicial. A nadie dejó conforme. Tenemos dudas de si se aplicó la ley en su total dimensión, el peso de la ley como se dice comúnmente.

—¿Qué piensa él del fallo de la justicia sobre la rapiña?

—A él le parece increíble que personas que lo rapiñaron en forma violenta haya quedado libres. O como a una de las personas le impusieron prisión domiciliaria de 19 a 7 de la mañana. Durante el día puede andar por la ciudad como cualquier ciudadano honesto.

—¿Usted en lo personal qué siente?

—Siento mucha impotencia, impotencia. Veo en reiteradas ocasiones que los medios pasan el video de la agresión a mi padre y me siento impotente por no poder hacer nada. Le puede pasar a cualquiera, en este momento incluso. Desde la justicia se ha dado una muy mala señal hacia el cuerpo policial y hacia la ciudadanía en su conjunto. La policía razona que atrapa a los delincuentes, presenta un video como prueba y la justicia los deja libres. Yo y mi padre nos vimos afectados, la policía actuó y los tipos siguen libres.

—¿Cómo ve a la ciudadanía hoy frente al delito?

—Siento que se vive con mucho miedo. Están las motos. Yo vivo en la zona rural de Montevideo y cada vez que llego a mi casa, de noche, siento miedo porque no sé con qué me voy a encontrar. Se me arrima una moto y siento miedo. No hay zona que escape. Antes decíamos que determinado barrio era conflictivo pero ahora no se salva nadie.

—¿Leyó el fallo de la jueza Beatriz Larrieu sobre la rapiña a su padre?

—No lo leí en detalle, pero me han comentado que la fiscal no acusó. Y eso me parece algo rarísimo. Técnicamente además la jueza puede tomar decisión por sí misma si la fiscal no acusa.

—Ya que ha visitado el lugar, ¿cómo está la gente de Salinas en estos días?

—Muy mal, están muy preocupados. Pero no solo en casa de mi padre sino en toda la zona porque hace poco asesinaron a una persona de origen alemán muy cerca de su casa. Yo escucho al señor ministro que propone que todo el mundo use tarjeta de débito. Pero yo razono al revés: ¿por qué no sacamos a la delincuencia de las calles y así los ciudadanos de bien podemos vivir en paz? Y si queremos comprar con tarjeta compramos, y si queremos comprar con plata compramos. Se está viendo el derecho de los delincuentes y no el derecho nuestro. El otro día otro ministro dijo que le robaron el celular porque iba distraído. No, no es así. ¿La víctima fue él o fue el delincuente? Hay algo que no estoy entendiendo.

—¿Qué va a hacer ahora?

—Pedí una audiencia en la Suprema Corte de Justicia para que me expliquen el fallo. No soy abogado por lo que necesito que alguien me explique el fallo. ¿Por qué estas personas quedaron libres? ¿Por qué otra persona quedó procesada sin prisión? Si es prisión domiciliaria tiene que estar todo el día en el domicilio, y no salir. Y si la jueza y la fiscal aplicaron la ley como se debe aplicar, bueno, habrá que corregir esas leyes. Que se actualicen a la época que estamos viviendo. Vamos a modernizarlas porque no se puede vivir en medio de tanta inseguridad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)