El Tíbet Bus recorre los barrios y hace despedidas de soltera a bordo

Un viejo ómnibus de Cutcsa es hoy una discoteca viajera

Trasladar la fiesta a un ómnibus es el objetivo cumplido por tres amigos y socios, que crearon el Tíbet Bus, con que se puede recorrer Montevideo escuchando música, bailando y bebiendo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Usuarios del Tíbet Bus pueden bailar y tomar unas copas mientras recorren la capital.

Se trata de un ómnibus de la empresa Cutcsa que hacía la linea 128 (Paso de la Arena-Pocitos) que compraron y remodelaron, que cuenta con equipo de refrigeración, audio, luces y juegos de living y que es usado por grupos de amigos para realizar fiestas mientras visitan lugares de la capital.

"Ahora es un bus que rueda con fiestas adentro", dijo Federico Rabelino, quien junto a Matías Sosa y Pablo Hernández son los propietarios de Tíbet Bar y otros emprendimientos empresariales relacionados.

El ómnibus tiene capacidad para 30 personas y es elegido mayormente para celebrar despedidas de soltera, aunque también es usado para fiestas de cumpleaños y reuniones familiares y de amigos.

"Es un espacio abierto en que la gente va circulando y recorriendo diferentes partes de Montevideo en este tour nocturno", relató. Se visita diferentes puntos, entre ellos el Rosedal del Prado, el Palacio Legislativo y la rambla. "En otras ciudades del mundo lo que impacta y atrae son los palacios y jardines, si tenemos esas cosas acá por qué no mostrarlas", comentó Rabelino.

"Lo que hacemos es tocar varios puntos de Montevideo y la idea es que la gente se vaya mimetizando entre la ciudad, la diversión con todo lo que el ómnibus te da para pasarlo bien adentro", comento Rabelino. Para los organizadores ya es normal ver desde el ómnibus caras de sorpresa de personas en veredas y autos cuando observan que hay una fiesta sobre el antiguo 128 elegantemente decorado.

En el ómnibus, un animador coordina las actividades que se hacen durante el recorrido "con la intención de que sea una salida interactiva grupal y que todos pasen bien y se diviertan en diferentes partes".

Rabelino dijo que las despedidas de soltera es lo que está de moda y la opción que más se elige para el Tíbet Bus, lo que no los tomó por sorpresa. "Buscan un espacio más intimo, más privado y en un grupo reducido, con la novedad que estás en un ómnibus con música, tragos y que se va trasladando. Eso impacta", dijo. Casi todos los fines de semana tenemos salidas programadas, agregó.

Variantes.

Estos socios multiplicaron por tres las opciones de combinar diversión y ómnibus. Cuentan también con el "Buda Bus", dentro de este ómnibus cuentan con una cocina y sobre su techo hay un espacio equipado para sentarse a descansar, comer y beber.

"La idea es que lo ponés en un punto determinado y comés en un lugar increíble, que aparte del plato de comida que se te está elaborando seas parte de un entorno placentero", explicó Rabelino. Agregó que este tipo de propuestas "son tendencia en el mundo y queremos dar lugar a ese espacio aquí".

La última incorporación que realizaron fue un ómnibus de-sarticulado con el que viajaron al Mundial de fútbol de Brasil el año pasado.

"Hicimos una investigación de mercado para ser el punto de concentración de uruguayos en el Mundial. Los uruguayos buscaban dónde estábamos en cada sede, había actividades como futbol-tenis, te sacabas fotos, escuchabas temas típicos de Uruguay en un lugar lleno de brasileños y de personas de otros países del mundo".

Dijo que este vehículo es "como dos ómnibus juntos, fue reacondicionado para 12 personas, tiene cocina, estar y fue con la celeste por diferentes lugares de Brasil. La idea era que los uruguayos tengan un lugar ameno donde hacer la previa del estadio".

Historia.

Para el verano de 2010, estos tres jóvenes socios y amigos tenían ganas de trasladar su bar Tíbet a los balnearios de Rocha. "No tuvimos mejor idea que montar un bar móvil para ir a donde estaba la gente" y así recorrieron diferentes balnearios en un ómnibus que era casa rodante y bar a la vez.

El ómnibus se fue transformando, con él fueron a la Copa América de 2011 que se jugó en Argentina. Lo pararon en las cercanías del Obelisco festejando cuando la selección uruguaya ganó el campeonato. Tras ser remodelado, es el Tíbet Bus que utilizan para fiestas privadas.

IMM: "No ampliar venta en calles".

La Intendencia de Montevideo no tiene en agenda realizar cambios legales que faciliten la instalación de ofertas como las que ofrecen estos ómnibus. El secretario general de la comuna, Ricardo Prato, dijo que para vender alimentos se debe contar con habilitación municipal, es reducida la variedad que está permitida ofrecer y no está habilitada la venta de bebidas alcohólicas. "No está en agenda" de la intendencia modificar la normativa actual, agregó. El director de Salud de la IMM, Pablo Anzalone, dijo que "la lógica es no autorizar la venta de más alimentos" y no se quiere "ampliar comercios que los venden en vía púbica". Para Rabelino hay que buscar que la normativa permita "salir de la oferta solo de carros ambulantes de chorizos y hamburguesas". "Hay que ver otras posibilidades, que el automóvil te brinde otro tipo de servicios", acotó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)