Recibir beneficios de parte de proveedores no es aconsejable

Viajes de Cha al límite del manual de ética pública

Desde la Junta Anticorrupción se precisó a El País que los viajes que el director general de Casinos, Javier Cha, ha realizado a Las Vegas por invitación de empresas proveedoras del organismo que dirige (las que pagan los pasajes en clase ejecutiva, hoteles, cenas, etc.) no se apartan del decreto que define las Normas de Conducta en la Función Pública en la medida en que el jerarca hace la notificación correspondiente a sus superiores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Javier Cha: el director de Casinos dice que es blanco de versiones que apuntan a desprestigiarlo.

No obstante, las fuentes (que prefirieron hablar en esa condición porque no pueden referirse a casos particulares) señalaron que los manuales de ética pública "aconsejan" a los funcionarios, en especial a aquellos que cumplen tareas de responsabilidad y tienen incidencia en procedimientos de contratación, no mantener vínculos con los proveedores ni recibir favores de ellos. "No solo hay que serlo, también hay que parecerlo. No debería un funcionario de jerarquía mantener cercanía con los proveedores. Tampoco recibir favores o beneficios y mucho menos hacerlo permanente, como si fuera un hábito", indicaron. Precisaron, no obstante, que la situación se asemeja a la de los médicos que suelen viajar y asistir a eventos financiados por laboratorios. "Hay cosas que la ley permite pero que no necesariamente son éticas. Hubo un caso de un importante jerarca del gobierno que siendo abogado litigaba contra la DGI. Estaba dentro de las normas pero...", se recordó.

Cha viajó en septiembre a Las Vegas para participar de una feria del juego invitado por la empresa Konami, proveedora de Casinos. Le pagó el pasaje en clase ejecutiva y la estadía. Cha dijo que esta práctica es normal

desde hace "veinte años". Señaló que la invitación llega todos los años por parte de diferentes proveedoras y viaja con otros jerarcas de Casinos. Aclaró que se formó un expediente público que incluye la carta de invitación y la misión oficial termina siendo aprobada por el ministro de Economía y el presidente de la República. "Todo es transparente", señaló.

El artículo 30 del Estatuto del Funcionario Público establece que está prohibido para los funcionarios "solicitar o recibir cualquier obsequio, gratificación, comisión, recompensa, honorario o ventaja de terceros, para sí o para otros, por los actos específicos de su función, excepto atenciones de entidad razonable que se realicen por razones de amistad".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)