LOS GASTOS DEL PODER LEGISLATIVO

Por viaje a Zambia, piden bajar misiones al exterior

Legisladores piden “bajar la pelota” y recortar los gastos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La fachada del hotel Intercontinental. Foto: Tripadvisor

Un polémico viaje del vicepresidente Raúl Sendic y una delegación de siete legisladores y seis funcionarios a Zambia, abrió un fuerte debate sobre la eficacia de la "diplomacia parlamentaria" y la oportunidad de esa misión que costó US$ 120.000 en tiempos de ajuste del gasto.

Sendic, los senadores Rubén Martínez Huelmo, Ivonne Passada y Daniela Payssé del Frente Amplio, y Luis Alberto Heber del Partido Nacional; los diputados Gerardo Amarilla y Gonzalo Novales del Partido Nacional, y Felipe Carballo del Frente Amplio, más un grupo de funcionarios del Palacio Legislativo, concurrieron a la 134ª Asamblea de la Unión Parlamentaria en Lusaka, la capital de Zambia. El vicepresidente se hospedó entre el 18 y 21 de marzo en una business suite por la que pagó US$ 2.610; pese a que se quedó tres noches debió pagar cinco, informó el semanario Búsqueda en base a la respuesta de un pedido de informes que realizara el diputado colorado Fernando Amado.

Según la escala de viáticos de la Organización de Naciones Unidas, publicada en la página web del Ministerio de Relaciones Exteriores, el viático para el hotel Intercontinental de Lusaka donde se alojó la delegación encabezada por Sendic debía recibir un viático de US$ 418 por día. Sin embargo, en el caso de Sendic el costo de cada día fue de US$ 522.

El senador nacionalista Luis Alberto Heber dijo ayer que desconocía el precio pagado por el hotel, ya que lo decidió la presidencia y la secretaria del Senado. "Yo no sabía que se había gastado tanto, yo me vine antes, terminé y me vine (...) Me rompió ir a Zambia, fue un pelotazo. Si alguien cree que fuimos al Caribe, no fue así", dijo Heber a El Espectador.

Del Partido Colorado, Partido Independiente y Unidad Popular no viajó nadie. El senador Pedro Bordaberry (Vamos Uruguay) dijo a El País que no cree en la "diplomacia parlamentaria", y que los viajes "deben ser reducidos a temas puntuales de cooperación con otros parlamentos y junto con el Ministerio de Relaciones Exteriores".

Bordaberry señaló que no le pareció conveniente el viaje y aclaró que desde que es senador no integró ninguna delegación de parlamentarios al exterior. "Ni integraré delegación", enfatizó. Según dijo, ni siquiera retiró el pasaporte diplomático.

El senador Pablo Mieres (Partido Independiente) dijo a El País que debe tenerse "mucha moderación" en los viajes de parlamentarios, "tanto en el número de delegados como en las compras". "Hay que ver qué tareas administrativas hay para hacer para que vayan seis funcionarios. Hay que bajar la pelota y ponerse en sintonía con la situación de Uruguay. El Parlamento tiene que dar el ejemplo de la austeridad", opinó.

El diputado Eduardo Rubio (Unidad Popular) calificó de "disparate" el viaje de los legisladores a Zambia. "Me parece que habría que valorar bien la necesidad y utilidad de estos encuentros de parlamentarios en el exterior. Habría que hacer una valoración de qué gana el país con la participación permanente en tantos ámbitos distintos, en tantos organismos distintos", subrayó. Además opinó que en cada instancia se deben valorar las dimensiones de las delegaciones y los costos de las mismas. "No hay por qué viajar en primera clase, no hay por qué hacer delegaciones multitudinarias. Me parece que esto demuestra una falta de cuidado en el uso de los dineros públicos en un momento donde se le pide a todo el mundo ajustarse el cinturón", afirmó Rubio.

"El ensañamiento con Sendic lo supera todo"

El senador Leonardo De León (lista 711) cuestionó el hecho de que se hable del viaje a Zambia, pero nadie señale que el vicepresidente Raúl Sendic estuvo antes en Congo "en una zona de guerra acompañado por una delegación de dos personas" junto al presidente de la Cámara de Diputados, Gerardo Amarilla (Partido Nacional).

"Es la primera vez que veo que se señala lo que sale un pasaje, ahora van a hablar del pasaje a Irán. Hay un ensañamiento con el vicepresidente de la República que ya superó todo lo que uno puede pensar con respecto a una figura política", indicó.

De León enfatizó que legisladores de todos los partidos viajan para participar de instancias similares. "Parece que Sendic no puede ir como vicepresidente. ¿Tiene que ir en bote?", ironizó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)