ESTADO DE LAS ACERAS DEL MUNICIPIO CH

El 65% de las veredas de Pocitos y Punta Carretas en mal estado

La misma situación se da también en Buceo, Parque Batlle y Villa Dolores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Veredas en mal estado en Montevideo. Foto: Marcelo Bonjour

El 65% de las veredas del Centro Comunal Zonal N°5, que abarca los barrios Punta Carretas, Pocitos, Buceo, Parque Batlle y Villa Dolores, se encuentra "en mal estado", informó el alcalde del Municipio CH, Andrés Abt.

"Las causas son las siguientes: 30%, por falta de mantenimiento del (vecino) frentista; 10%, por trabajos realizados por entes públicos o empresas tercerizadas, y 60%, por problemas de raíces", explicó. En este último caso, el Municipio es quien debe reparar las veredas, ya que es responsable por todo lo relativo al arbolado.

Abt dijo a El País que en el otro de los Comunales bajo su jurisdicción (el N° 4), que abarca barrios como Tres Cruces, Larrañaga y La Blanqueada, el porcentaje de veredas rotas es inferior: ronda el 48%.

En este CCZ, el 50% de las roturas tiene su origen en problemas con el arbolado, 40% es responsabilidad de los vecinos y 10% de entes y hundimientos de bóvedas de saneamiento, informó Abt en base a un relevamiento hecho por sus propios cuerpos inspectivos.

El alcalde nacionalista también informó a la Junta Departamental que durante 2015 se invirtieron en su jurisdicción unos $ 4 millones en la reparación de veredas, cifra que salió del presupuesto municipal y de lo que aporta el club Biguá como contraprestación por funcionar en Villa Biarritz. "Se repararon unos 4.850 metros cuadrados, respondiendo a unos 150 reclamos del Centro Comunal 4 y a unos 400 reclamos del Centro Comunal 5; aproximadamente el 30% de las reparaciones fueron en el CCZ 4, y un 70%, en el CCZ 5", precisó el alcalde.

Fondo "rotatorio".

Recientemente, la Intendencia de Montevideo envió a la Junta Departamental un proyecto de decreto con modificaciones al Presupuesto Departamental que regirá a partir del 1° de enero de 2017. Entre otras cosas, el documento incluye un adicional del 100% al impuesto de Contribución Inmobiliaria que grava a las viviendas deshabitadas. También crea un "Fondo Rotatorio de Veredas", destinado a fomentar las obras necesarias para hacer las reparaciones del embaldosado en la ciudad.

El fondo se nutrirá con "recursos propios (fundamentalmente el dinero de los contribuyentes), transferencias y donaciones".

En el capítulo "Obras", el Digesto Departamental establece (artículo D 2179) que son los propietarios quienes están obligados a mantener las veredas en buen estado de conservación y a reconstruirlas cuando, a juicio de la Intendencia, ello sea necesario.

Fuentes municipales dijeron a El País que el primer fondo rotatorio para reparación de veredas en Montevideo se aprobó durante la administración de Ricardo Ehrlich y que mediante el mismo se cobraba a los vecinos en cuotas por las reparaciones, volcándose el dinero al fondo para avanzar en la construcción de más veredas. La experiencia también se desarrolló durante el gobierno de Ana Olivera, cuando la IMM intimó a los vecinos de distintos barrios a reparar sus veredas.

Intimaciones.

Con respecto al nuevo fondo que quedará vigente a partir del año próximo, el director de Desarrollo Municipal y Participación de la Intendencia, Jorge Buriani, explicó a El País que la principal novedad es que el mismo será administrado por los municipios.

"Se crearán ocho cuentas extrapresupuestales, una por cada municipio. Y el dinero que sea volcado en ellas no pasará a la caja departamental, quedará en el ámbito local", precisó Buriani. El funcionario explicó que en caso que el vecino se oponga a reparar su vereda —luego de ser intimado— el municipio actuará haciendo la obra necesaria y le cobrará "con la Contribución Inmobiliaria del año siguiente".

"Dar el ejemplo".

Durante 2015, el Municipio C (que comprende barrios como la Aguada, Arroyo Seco, Capurro, Prado, La Comercial y Villa Muñoz) invirtió $ 685.424 en la reparación de veredas, haciendo hincapié en las aceras de su propia sede (ubicada en Luis Alberto de Herrera 4553) y de otros locales municipales. Con ello, intenta "dar el ejemplo" a los vecinos antes de pedirles que reparen las baldosas frente a sus casas.

El alcalde de la zona, Rodrigo Arcamone (FA), informó a la Junta Departamental que "se repararon 16 ubicaciones, que representan el comienzo de un trabajo que tiene que ver con la transitabilidad de las aceras del Municipio C. Se comenzó a invertir para reparar, en una primera instancia, las veredas de locales municipales y las veredas de distintos predios, padrones o espacios públicos que son de competencia del Municipio, para poder avanzar en lo que tiene que ver con la transitabilidad y para poder, más adelante, pedirle al vecino que arregle sus veredas, pero con la tranquilidad de que el Municipio tiene las suyas reparadas".

"Como dato anecdótico les comento que este año el gobierno municipal votó una licitación abreviada por $ 1.200.000 para seguir en el avance principalmente de las veredas de los más de 120 espacios públicos que tiene el Municipio C, a fin de tenerlas en excelente condiciones como parte de la tarea de transitabilidad", agregó el alcalde Arcamone.

Veredas en mal estado en Montevideo. Foto: Marcelo Bonjour
Veredas en mal estado en Montevideo. Foto: Marcelo Bonjour
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)