FAMILIAS AFECTADAS EN CIUDAD VIEJA

Ventas de comercios caen 50% por obras en calle Buenos Aires

Los pasajeros de ómnibus eran el sustento económico de varias familias.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tránsito: habitantes de Buenos Aires están contentos con nueva resolución . Foto: F. Ponzetto

Una docena de comercios de la calle Buenos Aires sufrieron una baja de sus ventas en un 50% desde que se iniciaron las obras en esa arteria de Ciudad Vieja. Los ómnibus empezaron a circular por Reconquista y los clientes ya no compran como antes.

Eduardo Ferreira es una de las víctimas de este problema. Desde hace seis años, adquirió un local en Buenos Aires e Ituzaingó por el que invirtió 300.000 dólares para instalar una carnicería.

Hasta antes de septiembre del año pasado, cuando comenzaron las obras, muchas personas decidían comprar carne antes de tomar el ómnibus y retornar a sus hogares.

La pérdida de clientela afectó tanto que la carnicería debió disminuir la cantidad de proveedores y se vio obligado a enviar a uno de sus dos empleados al seguro de paro. Ahora, están entregando folletos a vecinos y oficinistas de la zona con promociones y envíos hasta sus lugares de trabajo para poder rentabilizar el negocio.

Ahora, aseguró Ferreira, están "logrando empatar" los ingresos con egresos del local y solo les da "para sobrevivir". "No sabemos si llegamos a fin de año", agregó.

Junto al comercio de Ferreira, hay otros 12 más afectados por estas obras. Estela, dueña de un almacén cercano a la carnicería, también vio afectada sus ventas: "Entre un 50 y un 70%. Ahora no estamos sacando beneficios del local. Estamos sobreviviendo", agregó.

Andrea, comerciante de congelados, también tuvo problemas con las ventas. "La gente ya no dobla en Buenos Aires: baja directo desde Treinta y Tres hasta Reconquista", dijo.

Incertidumbre.

Cuando comenzaron las obras, la comuna les había notificado a los comerciantes (y habitantes) de la calle Buenos Aires, que en cuatro meses volvería a restablecerse la situación y los ómnibus volverían a esta arteria. "No fue así. Vamos ocho meses ", contó. Estaba previsto que finalizaran a fines de febrero, pero la nueva fecha prevista es el 30 de mayo.

"Después de las obras, esperábamos que las ventas volvieran a su cauce y pudiéramos paliar todo lo que habíamos sufrido todos estos meses", apuntó Estela.

Los comerciantes no son los únicos preocupados por esta situación. Hay vecinos que habitan en la calle Buenos Aires que exigen a la intendencia que los ómnibus continúen circulando por Reconquista. Entre otros motivos, argumentan que el ruido y los daños estructurales de los edificios han afectado su calidad de vida. También aseguran que Reconquista es más ancha y los ómnibus pueden transitar más cómodos.

Del otro lado, hay vecinos de la calle Reconquista que, enojados por el nuevo sistema de transporte en esa zona, dicen que la circulación de cientos de ómnibus por día perjudica el sueño y el valor inmobiliario de sus edificios. Aseguran que es una arteria muy ventosa, no hay refugios y en días de lluvia y frío los pasajeros deben esperar ómnibus a la intemperie.

Las obras en Buenos Aires, aún no finalizadas en su totalidad, tienen el objetivo de ensanchar entre 40 y 50 centímetros las veredas y el reacondicionamiento asfáltico de la calzada.

El Municipio B y la Intendencia realizaron una reunión el jueves pasado en la galería de arte Mirando Mundos para escuchar a los vecinos sobre cuál es su postura. La idea, apuntó el alcalde Carlos Varela, es que sus comentarios sirvieran como "un insumo" más para que la comuna capitalina pueda tomar una "mejor resolución".

"Si tenemos que venir 20 veces a escuchar, vendremos 20 veces", aseguró el director de Movilidad, Pablo Inthamoussu, a un centenar de vecinos.

VERSIONES.

"Si esto no cambia, me veo obligado a cerrar".

Roque es dueño de la rotisería "10 Puntos", ubicada en Buenos Aires y Misiones. Empezó a alquilar el local hace ocho meses. "Decidimos alquilarlo porque teníamos la parada en la puerta del local". Y, desde el momento que se iniciaron las obras y la parada se mudó a Reconquista, las ventas cayeron un 70%.

Antes de estas obras, eran cinco personas las que trabajaban. Hoy son tres. "Esa parada de ómnibus era la fuente de sustento de tres familias", comentó. Allí trabaja él, su hermana y una empleada más.

"Si las paradas no vuelven, me veo obligado a cerrar porque hoy estoy cubriendo los gastos nomás", agregó.

Roque aseguró que están "aguantando" para ver si la intendencia decide volver el transporte a Buenos Aires y así recuperar las ganancias.

Vecinos juntaron firmas en Internet.

Además de los comerciantes, los vecinos que defienden la circulación en la calle paralela juntaron firmas en el portal Change.org.

Los de Buenos Aires aseguran que los edificios "son más antiguos en su mayo- ría que los de Reconquista y al ser la calzada más angos-ta resultan más vulnerables frente a los movimientos ocasionados por los ómnibus".

Mientras tanto, los vecinos de la calle Reconquista aseguran que se ha invertido "millones de dólares" en refaccionar Buenos Aires. "Modificar esto resulta en desmedro de los ciudadanos de todo Montevideo", asegura la carta.

Los autores sostienen que la calle Buenos Aires debe conservarse como una arteria del "sector comercial y de servicios".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Edinson Cavani festejando su gol número 151 con la camiseta del PSG

Cavani no quiere hablar del récord de Zlatan

Max caracteres: 600 (pendientes: 600)