Hay 40% más de visitantes en Guaviyú en comparación con enero pasado

Venta de entradas a las termas aumenta por las inundaciones

En las termas de Paysandú y Salto se están vendiendo más entradas que en enero pasado, debido a que las playas del Río Uruguay no están aptas para baño por las inundaciones y los habitantes de esas ciudades se están volcando a esos centros turísticos para disfrutar del verano.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Las termas de Guaviyú vieron aumentar el número de turistas. Foto: Intendencia de Paysandú

En Paysandú, las termas de Guaviyú y de Almirón están vendiendo un 40% más de entradas que en el verano pasado. En Salto ocurre algo similar con las termas del Daymán, ubicadas a ocho kilómetros de la ciudad capital. En ese complejo, entre sábado y domingo, se venden 800 entradas más que en enero pasado.

Debido a esta situación, la Intendencia Paysandú solicitó a la empresa de ómnibus que hace el trayecto desde la ciudad a las termas de Guaviyú —ubicadas 62 kilómetros al norte de la capital departamental— que aumente la frecuencia los fines de semana, quien accedió y ha duplicado la frecuencia en relación a la normal. Tiene tres coches por turno, informó Alejandro Leites, director de Turismo de la Intendencia de Paysandú.

Las termas de Almirón también están siendo una alternativa, pese a estar a 85 kilómetros de la ciudad capital.

Ambos centros termales han tenido aumento de visitantes este mes. En Guaviyú se venden 1.500 entradas por día los sábados y domingos. Además hay "más de 100 y pico de campamentos, cosa que no se daba desde hace un par de años", dijo Leites.

Otra alternativa para sobrellevar sensaciones térmicas de 40° C en Paysandú son las piscinas municipales.

Salto.

"En la ciudad de Salto no tenemos playa. Esto hace que los salteños se vuelquen a termas del Daymán. Actualmente se venden 3.000 entradas el sábado y 3.000 el domingo. Hay 800 personas más en total el fin de semana respecto a enero pasado", aseguró Gustavo Chiriff, director de Turismo de la Intendencia de Salto.

Otra alternativa para refrescarse en este verano es el Río Daymán, ubicado junto al complejo termal, que también estuvo crecido, pero esta semana su playa quedó habilitada. "Se la limpió y tiene servicio de guardavidas de 9:00 a 19:00 horas", dijo Chiriff.

Las piscinas barriales son una alternativa para los niños, "ya que no se ha podido hacer que haya un uso familiar", explicó el jerarca.

Los alojamientos en termas del Arapey, a 90 kilómetros de la capital salteña, tienen fuerte demanda, con una ocupación que ha rondado el 100% en los últimos fines de semana. Hay una "fuerte afluencia de turistas brasileños. Y se ha incrementado la cantidad de turistas argentinos", afirmó Chiriff.

Río Uruguay.

En Salto, el Río Uruguay está bajando muy lentamente. La Intendencia está realizando tareas de limpieza en la costa.

El director de Turismo sostuvo que si el río sigue bajando como hasta ahora "para la próxima semana quedarían habilitadas las playas" para baño.

El Parque del Lago también está habilitado para baño actualmente, está ubicado a 20 kilómetros de la ciudad y no hay transporte público que una la capital con ese paseo por lo que no es una buena opción para todos. "Esa playa quedó habilitada el 15 de diciembre. Después se inundó nuevamente y estaba deshabilitada y ahora se volvió a habilitar", afirmó el jerarca de la Intendencia.

Por su parte, el director de Turismo de Paysandú afirmó que pese a que el Río Uruguay sigue bajando, todavía no saben cuándo podrán habilitar esas playas para baño.

Explicó que una vez que el río vuelva a su cauce normal, primero "hay que hacer un monitoreo de la calidad del agua, exámenes bacteriológico".

Las pruebas de admisión para guardavidas ya se han hecho por lo que cuando se habiliten las playas se hace la contratación, sostuvo el director de Turismo de Paysandú.

Aún hay evacuados en Salto y Paysandú; el río está bajando


El Río Uruguay continúa descendiendo luego de la histórica inundación que comenzó en diciembre pasado y que afectó a Bella Unión (Artigas), Salto y Paysandú; sin embargó todavía hay 378 personas evacuadas por los Centros Coordinadores de Emergencia (Cecoed) en esas ciudades.

De esas 378 personas, 46 son de Bella Unión, 100 de Paysandú y 232 de Salto.

Ayer de tarde el Río Uruguay frente a la ciudad de Paysandú estaba en 5,40 metros, marca por debajo de la cota de seguridad que es de 5,60 metros. Recién habría playas cuando el río llega a los 3,50, metros, dijo el presidente del Cecoed de Paysandú, Marco García; si es que la calidad del agua lo permite.

La enorme mayoría de autoevacuados ha vuelto a sus casas y muchas veces no avisan al Centro Coordinador de Emergencia, por lo que no hay registro exacto del retorno de las personas que salieron de sus casas por su cuenta. García afirmó que prevén que este fin de semana o a mediados de la semana que viene todos los evacuados regresen a sus hogares. En Paysandú llegó a haber 6.701 personas fuera de sus hogares.

En Salto hasta ayer todavía había 232 personas evacuadas por el Cecoed a raíz de la crecida del Río Uruguay, según informó ayer sobre las 19:00 el Sistema Nacional de Emergencia (Sinae). En esta ciudad llegaron a registrarse 5.804 desplazados.

A las 19:00 horas de ayer, el Río Uruguay frente a la ciudad de Salto estaba en 7,97 metros, bastante por debajo de la cota de seguridad que es de 12 metros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)