Mantiene apoyo a Maduro y culpa a EE.UU. de la crisis del régimen chavista

Venezuela, una piedra en el zapato frenteamplista

Represión a manifestantes, mordaza a los medios de comunicación y encarcelamiento de dirigentes opositores —el último fue el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, preso desde el jueves—, han convertido al régimen chavista de Venezuela, y en especial a su presidente Nicolás Maduro, en un problema para el discurso de una parte de la izquierda uruguaya.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Maduro estuvo en la sede central sindical junto a Mujica. Foto: Archivo El País

Sin embargo, en el Frente Amplio, al menos en la forma, sigue habiendo apoyo a Maduro, aunque por supuesto ya no despierta la veneración que se le supo tributar a Hugo Chávez.

Legisladores frenteamplistas reconocieron a El País su preocupación por la situación en Venezuela, país integrante del Mercosur, aunque, alineado con el discurso de Maduro, le echaron la culpa a Estados Unidos y dijeron que en otros países de la región "han sucedido cosas más espantosas".

El diputado José Carlos Mahía, del sector Asamblea Uruguay que lidera el vicepresidente y futuro ministro de Economía Danilo Astori, dijo a El País que sigue "con atención" la situación en Venezuela. "Me preocupa la situación y lo importante es que las cosas se ajusten a derecho. Estamos en una etapa de recabar información en una situación como la que se vive en Venezuela para lograr una opinión balanceada. Debemos tener información objetiva", insistió el legislador, que en el período pasado integró la Comisión de Asuntos Internacionales de Diputados.

Mahía pidió no olvidarse de "otras zonas del mundo, como Colombia, donde han sucedido cosas más espantosas que en Venezuela, algo que de todos modos no se justifica, pero me gustaría que la prensa internacional se ocupara: hablo de casos como el de los falsos positivos, que son unos 2.000 campesinos asesinados por el Ejército colombiano. No hay sanción ni investigación. Eso para la gran prensa en el mundo pasa inadvertido", dijo.

En el Partido Comunista (PCU), el alineamiento con Maduro es total, aunque reconoce que pudo haber "errores". Eduardo Lorier, secretario general del PCU, dijo a El País que en el origen de la crisis en Venezuela está "Estados Unidos promoviendo los llamados golpes de estado blandos".

"Hace pocas horas se anunció un intento de golpe con militares de la Aviación implicados donde se planteaba el bombardeo de distintos puntos estratégicos de Caracas, con la finalidad de generar conmoción, algo muy parecido a lo que se le hizo a Salvador Allende en Chile (en 1973). En ese contexto, el desabastecimiento es un elemento central de la guerra económica", sostuvo.

Sin embargo, Lorier consideró que "esto no es óbice para ver que el proceso bolivariano puede tener errores en su desarrollo".

Para el secretario general del PCU "nadie puede negar la connivencia estrecha entre los opositores venezolanos y Estados Unidos", en tanto recordó que hace poco se conmemoró el primer aniversario "de las protestas callejeras con decenas de muertos, las que fueron coordinadamente organizadas por la oposición política".

Con respecto a la detención del alcalde de Caracas, Lorier dijo que este dirigente de la oposición "es autor de un manifiesto que también firman Leopoldo López y María Corina Machado donde se pretende destituir a este gobierno y avanzar en un gobierno producto de un golpe de estado". Insistió en vincular a Ledezma "con el intento de golpe de Estado".

Además, dijo que la Constitución de Venezuela permite que cualquier persona pueda promover a mitad de mandato un plebiscito revocatorio, como sucedió durante el gobierno de Chávez. "Pero no se puede hacer por estas vías de intentos de golpe y guerra económica".

El senado Rafael Michelini (Nuevo Espacio) prefirió no opinar. "Prefiero ser cauto sobre Venezuela", sostuvo.

En tanto, el diputado del MPP Gonzalo Mujica afirmó a El País que el contexto económico que hoy vive Venezuela "va a generar movimientos políticos" en ese país. "Me preocupa más la situación económica, que va a generar muchos movimientos políticos a partir de ahora. El cierre del año pasado no fue bueno, cayó el PIB, tienen inflación muy importante", afirmó.

"Todo eso es un contexto negativo muy preocupante. Además, la de Venezuela es una economía apoyada sobre el valor del petróleo que no tiene una inmediata perspectiva de suba de valores", agregó.

Canciller a sala.

Los líderes de la oposición también se expresaron, en este caso en forma contundente contra el régimen de Maduro en Venezuela, y reclamaron a su vez un pronunciamiento del gobierno uruguayo. "¿El candidato a secretario general de la OEA no dice nada sobre Venezuela?", se preguntó el líder de Alianza Nacional Jorge Larrañaga, en referencia al canciller Luis Almagro.

El líder del movimiento Todos Hacia Adelante, el senador Luis Lacalle Pou, afirmó por medio de las redes sociales que "Uruguay debería hacer un planteo firme en el Mercosur sobre la situación en Venezuela. No mirar para el costado!".

A su vez, el senador colorado Pedro Bordaberry (Vamos Uruguay) planteará el tema en la primera ocasión en que se reúna el Senado.

El senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, pidió la convocatoria del canciller del gobierno electo, Rodolfo Nin Novoa, por la situación en Venezuela, y recomendó al Mercosur que se active la cláusula democrática, la misma que se le aplicó a Paraguay en su momento suspendiéndolo del bloque cuando el Senado destituyó al presidente Fernando Lugo.

Blancos piden que la región tome cartas

El Directorio del Partido Nacional consideró que en Venezuela con los episodios de represión, persecución a opositores y el reciente encarcelamiento del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, muestran "una estrategia de confrontación" del gobierno de Nicolás Maduro que "es inaceptable para la vida de una sociedad democrática".

Pidió la intervención de la OEA, Unasur y Mercosur y advirtió que en caso de no hacerlo pueden "comprometer su independencia y responsabilidad ante la ruptura de reglas democráticas que deben cumplir sus miembros".

Y agregó que "la deriva autoritaria del gobierno de Venezuela es grave, y el silencio de la comunidad regional más grave aun porque muestra insensibilidad y complicidad". Reclamó al presidente José Mujica "una acción urgente para denunciar la grave situación y los peligros de su evolución".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)