Intendencia rechazó recurso presentado por los habitantes del Euskal Erría

Vecinos pierden batalla con IMM por deuda millonaria

La intendenta de Montevideo, Ana Olivera, rechazó un recurso presentado por la Comisión Administradora del Euskal Erría 71, que solicitó una exoneración de la multimillonaria deuda que mantiene el complejo por Tarifa de Saneamiento.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vecinos recibieron facturas de saneamiento de hasta $40.000. Foto: Archivo El País.

El Euskal Erría 71 tiene 1.496 apartamentos y una deuda de saneamiento de casi un millón y medio de dólares. La IMM hizo un prorrateo y envió a cada propietario facturas que, en algunos casos, llegan a los $ 40.000, colocando a muchos en una situación comprometida.

La tarifa se calcula en base al consumo de agua, lo cual representa parte del problema: hay solo tres medidores de OSE para todos los apartamentos.

Algunos vecinos, además, creían que pagaban esta tarifa con los gastos comunes.

"Jamás nos había llegado una factura de saneamiento y la mayoría de la gente desconocía que había que pagarlo", declaró a El País Gustavo Domínguez, uno de los vecinos.

El tesorero de la Comisión Administradora del Euskal Erría 71, Enzo Bruno, dijo ayer a El País que está "a la expectativa" de un tratamiento que el tema pueda tener en la Junta Departamental, aunque el Ejecutivo municipal ya haya resuelto rechazar el planteo de los vecinos. "Esto es por la alta morosidad que hay acá en el complejo; prácticamente el 50% de los habitantes no paga los gastos comunes", aclaró (ver nota aparte).

Otro vecino consultado ayer por El País —que pidió no ser identificado—, dijo que está "agradecido" a la Intendencia porque le refinanció la deuda. "Esto es un problema que se generó por los que no pagan los gastos comunes", reiteró.

"Solo la mitad paga", aseveró el vecino, que recibió una factura de más de $ 27.000 de Saneamiento y ahora se encuentra pagándola en cuotas de aproximadamente $ 700. "Esto es un tema político, la culpa es multifactorial, si esto fuera de un banco privado, te intiman y te dan el lanzamiento. No hay forma de arreglar este tema de otro modo que no sea político, porque si no, la deuda va a seguir creciendo. La raíz del problema es que antes todos los gastos se pagaban en el Banco Hipotecario, pero en determinado momento se le dio la potestad a las comisiones administradoras de cobrar los gastos comunes. Ahí es cuando la gente deja de pagar, porque las administradoras son una entelequia, no tienen potestades coercitivas para hacer que la gente pague", opinó.

El tesorero del complejo, en tanto, dijo que un apartamento de dos dormitorios paga unos $ 1.800 de gastos comunes y que la Agencia Nacional de Vivienda le "sugirió" a la Comisión Administradora aumentar el cobro a los vecinos.

En este sentido, Bruno aseguró que no está previsto aumentar los gastos comunes, "porque quien no paga, va a seguir sin pagar", con lo que se estaría perjudicando a los que sí honran sus deudas.

La IMM.

En la resolución firmada por la intendenta Olivera, a la que accedió El País, se señala que "la tarifa de Saneamiento es un precio público y no un tributo, motivo por el cual todas las referencias o argumentaciones relativas a aspectos específicamente de Derecho Tributario resultan ajenas al ingreso departamental".

En sus fundamentos jurídicos, la resolución agrega que los recurrentes "confunden a los usuarios del servicio —deudores del precio respectivo— con el órgano representativo de la copropiedad CH 71", ya que "la Comisión Administradora no es sujeto pasivo de la tarifa de saneamiento en tanto no se trata de una entidad con capacidad de ingresar dentro del término ocupante".

"En caso de propiedades que comparten suministros de agua potable, la comisión administradora —o quien estatutariamente sea designado para cumplir sus funciones— es la encargada de incluir el costo de la Tarifa de Saneamiento dentro de los denominados gastos comunes", acota el documento.

El director de la División Saneamiento de la Intendencia de Montevideo, Jorge Alsina, confirmó en noviembre del año pasado a El País el envío de las facturas de Saneamiento a los habitantes del CH 71, aunque relativizó los montos.

"Yo acá tengo algunas facturas: por ejemplo, una de $ 11.920 para un apartamento de un dormitorio; otra de $ 23.111 para uno de dos, y otra de $ 29.855 para otro de tres. Puede haber alguna de $ 40.000; pero no es el promedio, aunque sí es mucha plata", admitió.

El jerarca dijo que los vecinos podrán pagar hasta en 48 cuotas, lo cual deberán conveniar con la IMM. "En algunos casos especiales se puede duplicar la cantidad de pagos, cuando la deuda supera cierto porcentaje de ingresos", anotó.

"Lo que se hizo ahora es la divisionaria. El complejo siempre recibió tarifa de saneamiento, lo que pasa es que como no hay contadores para cada apartamento, no lo recibían individualmente", agregó.

Alsina explicó que el pago a facturar se calculó en base a un prorrateo del consumo total del complejo y a la cantidad de dormitorios que tiene cada unidad habitacional.

Un Presupuesto que no alcanza

El tesorero de la Comisión Administradora del Euskal Erría 71, Enzo Bruno, dijo que se recaudan unos $ 2 millones por mes que deben destinarse a gastos múltiples (reparaciones, salarios, mantenimiento de ascensores, etc.), pero el presupuesto del complejo supera los $ 3 millones.

Confirmó que "aproximadamente el 50% no paga los gastos comunes" y que la Agencia de Vivienda tiene unos 200 trámites de intimaciones por este tema. Según Bruno, hay un intruso en una torre "desde hace más de un año" y "gente con 5 o 6 convenios, que debe hasta $ 200.000". El tesorero de la Comisión recibió en su domicilio un recibo de saneamiento de $ 27.000. Logró exonerar el 50% de multas y recargos y viene pagando unos $ 799 por mes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)