UN SUMARIO RESISTIDO

Vecinos irritados por la suspensión a su médico

Molestos también con el cierre de policlínicas periféricas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Varios vecinos esperan que el doctor Campolongo retorne a su cargo. Foto: Gentileza del autor

En los barrios Artigas, Regulo, Fénix, 23 de Octubre y 23 de Diciembre los vecinos se manifiestan indignados por la suspensión del médico Vicente Campolongo, quien a algunos de ellos los atendía desde hace casi 30 años. También destacan su oposición a cierres de servicios en las policlínicas de la zona.

Gabriela Torres, en representación de las personas que semovilizaron la semana pasada frente al edificio de ASSE, dijo a El País que los residentes afectados solo en el asentamiento 23 de Diciembre, ubicado a 3 kilómetros de Belloni y ocho cuadras de Camino Mendoza, llegan a ser 300 familias, entre las cuales hay mil niños, y gente con enfermedades crónicas o lisiada que no dispone de líneas de ómnibus cercanas a sus viviendas para dirigirse al centro de salud de referencia, ubicado en Piedras Blancas.

Esa situación es a la vez consecuencia de lo acontecido en la policlínicas del barrio Artigas, a donde el doctor Campolongo no pudo concurrir más desde que se le abriera un sumario a raíz de un conflicto entre él y María del Socorro Fierro, la directora del centro de salud "Badano Repetto", la policlínicas de Capitán Tula, Piedras Blancas. "Nos parece un atropello lo que están haciendo, están cerrando lo que eran las policlínicas barriales periféricas; cerraron la de Toledo Chico, la del 23 de Octubre o la del barrio Transatlántico", dijo Torres.

En la dirección de usuarios de ASSE, ya presentaron una carta resumiendo el problema, y esperan alguna respuesta. Además de sentirse conmovidos por la remoción de Campolongo, los vecinos temen que lleguen los fríos y las patologías del otoño-invierno sin que designen a otro doctor. En el día de hoy, el médico de familia Campolongo tendrá por su parte una reunión en la Red de Atención Primaria (RAP), después de la cual quizás se dé un replanteo de su sanción. Los usuarios involucrados explican que por respeto al doctor Campolongo no han hecho movilizaciones más llamativas.

A punto de jubilarse.

El profesional sumariado, que ronda los 65 años de edad y desplegó en zonas carenciadas y periféricas una extensa labor reconocida por los pacientes de distintas formas, no ocultó a El País su tristeza y desazón por la cadena de episodios que condujeron a una decisión que estima desacertada.

El pasado 7 de abril, Campolongo fue citado para plantearle un traslado de sus horas, (que cumple desde hace 33 años en la Policlínicas Artigas), hacia el centro de salud de Piedras Blancas. El doctor no se mostró de acuerdo, debido fundamentalmente al compromiso mantenido a lo largo del tiempo con muchos pacientes y también por trabajos que comenzaban a planearse con el equipo de la Policlínicas Artigas. "Me cayó como un balde de agua fría, era el más viejo ahí. Me hicieron una nota y a partir del 1° de mayo debería trasladarme. La firmé y le puse: en desacuerdo", dijo el médico.

El sábado 8, Campolongo tuvo otro diálogo con la directora Fierro, que entonces se llegó a sentir amenazada. El lunes siguiente el médico fue llamado desde la seccional 17 ante la denuncia presentada por Fierro.

El caso no llegó a la Justicia pero el martes 11, en la RAP se le notificó a Campolongo su suspensión por 6 meses, ante una falta grave que el médico aún no sabe cuál fue.

Décadas de atención en zonas carenciadas.

Hasta el 2004, durante 20 años, en la parroquia Santa Teresita del Niño Jesús ubicada en Camino Mendoza, el doctor Campolongo estuvo al frente de una policlínica y asistió a miles de personas. Por decisión de un nuevo párroco el servicio dejó de poder cumplirse y entonces el médico comenzó a levantar por su cuenta y de su bolsillo lo que después de 3 años sería la policlínica del asentamiento 23 de Diciembre. Campolongo tenía hasta ahora, por un lado, un cargo: atendía en ese consultorio y en otro del barrio Fénix (al cual concurre además la población del asentamiento 23 de Octubre, en Antares e Instrucciones). Por otro lado, trabajaba desde 1985 en la Policlínica Artigas, en donde ocupó la dirección. En 2008, cumplió horas allí y en Piedras Blancas ante el pedido de autoridades de la época. Campolongo ejerce la profesión hace 35 años y durante 45 ha sido docente en Secundaria, el IPA, Magisterio y a nivel universitario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)