PARQUE BATLLE

Vecinos eligen a su cuidacoche

Hartos de falsos cuidadores, designan y registran a quienes confían.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Leonardo Traversa, portavoz de los vecinos, junto a uno de los cuidacoches designados. Foto: F. Ponzetto

Vidrios de autos rotos y numerosos cuidacoches por cuadra. Este tipo de situaciones cansaron a vecinos de Parque Batlle quienes impulsaron una iniciativa para solucionar el problema: designar ellos mismos a estos cuidadores, registrarlos en la Intendencia de Montevideo y generar un vínculo amistoso. Hoy son 12 y piensan incorporar más.

"No sabíamos cuál era el que trabajaba en cada casa. Había vidrios de autos rotos a toda hora", contó Leonardo Traversa, presidente de la sociedad civil Vecinos en Alerta Parque Batlle.

Para plasmar su idea —denominada "cuidacoche designado"— los vecinos juntaron firmas en la que elegían cuál era la persona que preferían en su cuadra. Luego, fueron a la comuna y los registraron. Allí se especificó hasta la hora en la que una persona trabajaba en la cuadra.

Al principio, había clínicas que se ofrecieron a otorgarles gratis el carné de salud. Sin embargo, los vecinos optaron porque al menos paguen un precio simbólico por ellas. "No queremos que tengan todo gratis", aseguró Traversa.

También realizaron una reunión con el Ministerio del Interior y la Intendencia en la cual realizaron un pacto: en caso de detectar algún robo o problema, el cuidacoche le avisa a algún vecino, el vecino llama a la comuna o a la policía, que se acercaría al lugar y ayudaría a resolver el conflicto.

Al principio, los vecinos detectaron un "buen trabajo" de la comisaría novena y de la comuna capitalina. Eso hizo caer el número de delitos en la zona. Un estudio de una aseguradora solicitada por los vecinos confirmó que la zona de influencia donde trabajan los 12 designados no registró robos de vehículos entre octubre y diciembre del año pasado.

También ayudó a disminuir la cantidad de personas que elegían estas zonas para dormir. "Fue muy positivo", agregó Traversa.

Por ahora, el sistema funciona en un rectánculo delimitado entre las calles Avenida Italia, Bulevar Artigas, Jorge Canning y Avenida Ricaldoni. En estos momentos se está ampliando hacia Palmar.

Robos evitados.

Cristian Vidal (35) es el designado de la calle Ciudad de Bahía Blanca entre Avelino Miranda y Morales. Trabaja desde las siete de la mañana hasta las dos y media de la tarde.

En noviembre del año pasado evitó el robo de un auto en su cuadra.

"Me dieron una puñalada en el pulmón y tres en la cabeza. Estuve 20 días internado en el Hospital de Clínicas", relató.

Tras el incidente, los vecinos le hicieron una colecta y lo fueron a visitar al hospital. "Me ayudaron con mis botijas. En diciembre siempre me ayudan. No tengo nada para decir de ellos", contó Vidal, quien trabaja hace ocho años en la cuadra y atestiguó ver disminuido los problemas con cuidacoches externos.

"Toco cualquier puerta de cualquier vecino y enseguida me llaman a un móvil policial", expresó Vidal, quien saluda con apodos a los habitantes de la cuadra de la que es responsable.

Beatriz López, integrante de esta organización, vive en Somme e Isabelino Bosch. En la última semana, se sorprendió porque el cuidador de su calle recibió una denuncia por supuestos problemas en la zona. "Sabemos que hay dos o tres personas que siempre hacen lío, pero con él nunca tuvimos un inconveniente", dijo. "Para nosotros él es un vecino más", agregó López.

Como creen que es una denuncia falsa, decidieron juntar firmas para apoyarlo. Quieren presentarlas en la intendencia porque es a él a quien le tienen confianza. "No queremos a otro", indicó.

Control y ampliación.

La organización busca contar con mayor cantidad de inspectores y tener un registro que maneje el Municipio CH. "Nosotros queremos que la intendencia le ceda el control, que sea responsabilidad del municipio y no dependa del entre principal", comentó Traversa.

El problema que han detectado últimamente es que los inspectores de la comuna tienen dificultades para controlar el lugar ante una advertencia. "Llamás a los inspectores y no vienen", comentó Traversa.

El alcalde Andrés Abt está de acuerdo con esta iniciativa. De hecho, mañana se reunirá con un jerarca de la comuna con el objetivo de asumir el control de este registro y que sean sus inspectores los que se acerquen a esta área delimitada en caso de existir algún incidente. "En definitiva, de eso se trata la descentralización", opinó Traversa.

Según Abt, el registro que posee la comuna, con cerca de 1.000 cuidacoches, "no tiene un seguimiento" de cómo es el comportamiento. Si bien aún no está claro cómo se va a instrumentar el registro, saben que harán anotaciones sobre cómo se comporta el trabajador.

Más de 370 familias conectadas en 46 cuadras

La Asociación Vecinos en Alerta Parque Batlle está compuesta por 370 familias divididas en 46 cuadras, aseguró su presidente Leonardo Traversa.

El grupo, formado hace cinco años, cuenta con varias comisiones como por ejemplo: ruidos molestos, seguridad, comunicaciones, entre otros.

Si bien realizan reuniones una vez por mes en la Iglesia Del Nazareno, la forma de comunicación preferida es WhatsApp.

La agrupación cuenta con ocho grupos dividido en cuatro zonas. Cada una tiene dos chats: uno por emergencia y otra para comentarios generales "de lo que quieran los usuarios".

"Hay participantes que están en varios grupos para poder intercambiar más información", informó Traversa.

Los vecinos pagan, de manera voluntaria, una cuota mensual de 150 pesos para lograr acciones puntuales.

Por ejemplo, pintar veredas de la cuadra o comprar algún foco de luz en una zona que no esté bien iluminada.

Una de las acciones que lograron como asociación civil fue evitar que sigan ingresando personas a habitar una casa abandonada en la calle Pedro Campbell. "Era utilizado como aguantadero", comentó Traversa. Lograron iluminar la casa gracias a una colaboración del Municipio CH. También lograron una mayor vigilancia solicitada al Ministerio del Interior.

Los vecinos también adquirieron silbatos. Cuando una de las personas lo utiliza en la calle, alguno de ellos sabe que algún episodio de inseguridad está pasando y sale para auxiliarla. "Se ha utilizado varias veces", expresó el líder de la organización.

Ruidos.

Los vecinos de Avenida Ricaldoni, en tanto, han denunciado "en numerosas oportunidades" al boliche Azabache por los ruidos molestos que generan. Como han detectado algunos desmanes antes de que abra el boliche, planean colocar cámaras en esa avenida para "mostrar lo que pasa" en esa zona.

Los objetivos de la asociación.

Desde su creación, Vecinos en Alerta Parque Batlle busca promover acciones para protegerse de hechos de inseguridad, fomentar la integración y cooperación vecinal, alertar a las autoridades ante un incidente, buscar alternativas para combatir la delincuencia, promover una participación comunitaria en la denuncia anónima, recuperar el "espíritu colectivo" del barrio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)