MONTEVIDEO

Vecinos denuncian que cartel de protesta contra IMM fue "quemado"

El cartel tenía el mensaje "Atención Intendencia! Acá tampoco se aceptan mexicanos" en referencia a la polémica sobre el pizarrón del Coffee Shop de Pocitos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vecinos dicen que el cartel fue "arrancado" y "Quemado". Foto: Alfredo Bruno / facebook.

El cartel que vecinos de Malvín colocaron el pasado miércoles en Estanislao López e Hipólito Yrigoyen como protesta a la Intendencia de Montevideo fue "arrancado" y "quemado", según indica un vecino del barrio.

Alfredo Bruno, quien publicó en sus cuentas de redes sociales la primera foto del cartel, con el texto "Atención Intendencia! Acá tampoco se aceptan mexicanos", indicó este viernes que la pancarta había sido bajada del lugar.

El mensaje, que hace referencia a la polémica desatada luego de que se divulgara la imagen del pizarrón del local Coffee Shop en Pocitos, con el mensaje "No dogs or mexicans allowed" (no se aceptan perros ni mexicanos), fue colocado en la esquina donde antes funcionaba el restaurante Tacuruses.

El local dejó de funcionar hace dos años. Por falta de mantenimiento y actos de vandalismo, su fachada comenzó a deteriorarse y hoy luce casi en ruinas.

Bruno había escrito anteriormente en Facebook que el lugar se transformó en "un gigantesco basural, habitado por toda clase de alimañas y donde suelen refugiarse elementos marginales, que han llegado a originar cerca de diez incendios".

El vecino señaló que se acudió "en reiteradas oportunidades a solicitar por escrito la intervención de las autoridades del Municipio E y de la Intendencia, sin haber recibido respuesta a sus planteos, ni siquiera a una Petición, (Art. 30 de la Constitución), planteada ante la Dirección de Salubridad que, pese a sus perentorios plazos legales (120 días, según Art. 318 de CR), a 10 meses de presentada no ha arrojado luz al tema".

Por este motivo fue que "vista la sorprendente rapidez con que actuaron los servicios municipales en oportunidad del reciente incidente, cuando se dispuso una inspección en pocas horas en un día feriado, con la Intendencia cerrada, pese a no tener denuncia formal ni competencia legal en el tema, los vecinos de Malvín dan entrada informal en este caso al tema de la discriminación, con la esperanza de lograr así que los servicios departamentales cumplan los cometidos específicos de su función". "En definitiva lo planteado en el cartel podría ser real", manifestó, ya que "a lo largo de estos dos años se han visto todo tipo de cosas, personas y situaciones allí, pero jamás a un mexicano".

Los vecinos hicieron tres peticiones al sector de salubridad de la comuna solicitando que limpiaran el lugar. La primera fue en junio de 2015; la segunda se hizo a fines de ese año, y la última fue enviada el 6 de junio de 2016.

En enero de este año (un año y medio después del primer reclamo), la Intendencia dictó una resolución encomendando al "Servicio de Actividades Contenciosas" —en el marco de las facultades de Policía Higiénica y Sanitaria de la IMM— la obtención de una orden de allanamiento para ingresar al local (...) para su limpieza, desinfección y desratización".

Desde la comuna capitalina sostienen que no han ingresado a limpiar el predio porque, al tratarse de una propiedad privada, se necesita una orden judicial que no han logrado obtener hasta el momento. Pero los vecinos sostienen que "la función a cumplir por parte de la Administración no es dirimir una problemática de dominios entre privados, sino velar por la salud pública cumpliendo y haciendo cumplir la legislación al respecto". Y resaltan la importancia de la limpieza para evitar la propagación de los mosquitos transmisores del dengue.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)