LA IMM Y LA VIDA NOCTURNA

Vecinos de boliches afirman que regulación "va a ser un infierno"

La Intendencia propone duplicar la cantidad de público en las discotecas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Algunos patovicas con antecedentes penales brindan seguridad dentro de los boliche. Foto: S. Orellano

La reunión debía comenzara a las 17:30 en una sala de la Intendencia de Montevideo, pero se demoró porque los vecinos —que no estaban invitados— aparecieron de improviso.

El prosecretario de la comuna, Christian Di Candia, iba a explicar a los propietarios de los boliches de la capital, el nuevo proyecto que hoy será presentado a la Junta Departamental y que —en caso de aprobarse— modificará, entre otras cosas, los horarios de cierre y las capacidades de esos locales. Se esperaba que el encuentro —que era a puertas cerradas— transcurriera sin ningún sobresalto. Pero no fue posible.

"Queremos hablar. ¿No tenemos derecho a ser escuchados?", reclamaba una vecina del Parque Rodó."Queremos entrar a conocer la propuesta, nada más", decía otra.

Eran parte de un grupo de más de 10 vecinos de distintos barrios que se habían enterado de la reunión que se iba a llevar a cabo en la IMM y a pesar de no haber sido convocados, habían decidido ir para dar su punto de vista.

"No queremos generar conflictos en el interior. Por eso hicimos una convocatoria cerrada únicamente para los empresarios", explicaba la directora de Espectáculos Públicos, Marta Garagorry, intentando apaciguar el enojo de los vecinos.

Di Candia escuchó por un breve tiempo algunos de los reclamos hasta que debió ingresar a la sala donde lo estaban esperando los empresarios de la noche, desde hacía un rato. Antes de eso les prometió a los vecinos que luego de esa reunión se juntaría con ellos para hablar del tema.

En tanto, el intercambio entre la directora de Espectáculos Públicos y los vecinos prosiguió durante varios minutos, mientras más vecinos llegaban a la sede municipal, algunos portando carteles: "Paren con el ruido de los boliches".

Proyecto.

La normativa propuesta por la IMM incluye modificaciones en la capacidad de los locales y en los horarios.

En el caso de las discotecas, la capacidad se duplicará y podrá haber cuatro personas por metro cuadrado, en lugar de dos como pasa hasta ahora; pero esos locales deberán contar con puertas de salida más grandes, "por si llega a suceder una emergencia y hay que evacuar", explicó Di Candia.

Para el prosecretario, eso será positivo porque evitará que las personas se queden afuera por falta de lugar y disminuirá así el ruido en la calle. En cambio, para los vecinos, esa propuesta empeorará aún más la situación.

"Recién hoy nos venimos a enterar del proyecto. Aumentar de 2 a 4 personas por metro cuadrado es una mala noticia", opinó una vecina del barrio Reducto que vive a 20 metros del boliche Coyote. "Si teníamos problemas con 2.000 personas y no las podían controlar, imaginate ahora con 4.000. Va a ser un infierno. No queremos otro Cromañón", sostuvo.

En cuanto a los horarios el decreto establece que las discotecas deberán cerrar este año a las 5:00 de la madrugada, y a las 4:00 en 2018; los pubs con música superior a 60 decibeles, a las 3:00 este año, y a las 2:00 el año que viene.

De acuerdo a los vecinos, esa propuesta tampoco es adecuada. "La reglamentación no soluciona los problemas que tenemos. Lo que venimos a plantear es que el problema son los ruidos que generan los muchachos en la calle cuando salen de los boliches, y ninguna propuesta mejora eso", indicó el propietario de una vivienda en Parque Rodó.

Según contaron, el Ministerio del Interior tampoco les brindó una solución. "Nos reunimos con ellos y nos dijeron que de momento no podían aumentar el control porque no tenían patrulleros", indicó.

Otro de los vecinos contó que había hecho 16 denuncias y que aún así los boliches de su zona continuaban abiertos.

"Conozco a todos los inspectores de tanto que han venido a mi casa. A veces se les cae la cara de vergüenza y me dicen que no pueden hacer más nada. Las mediciones nunca me bajaron de 55 decibeles, incluso tuve picos de hasta 72", contó.

Prohibición.

De acuerdo a una vecina de Parque Rodó, "la medida no solo favorece a los empresarios" sino que incluye únicamente las propuestas que ellos plantearon a la IMM. "No tuvieron en cuenta ninguno de los planteos que nosotros realizaron", se quejó. "Di Candia habla de tolerancia. Y para mí, tolerancia es convivir con la escuela, la iglesia o la comisaría, pero no con un boliche que está ganando plata a costa de mi salud y mi tranquilidad", dijo.

"Esto está mal desde que comenzaron a abrir una cantidad de lugares sin las habilitaciones correspondientes y que no se sabía si eran restaurantes, pubs, o un lugar para bailar. Y abrieron todos en un rango de distancia muy chico", opinó.

La gran mayoría de ellos coinciden en que "se debería prohibir que los boliches estén en una zona residencial y a aquellos que ya están instalados, se le debería dar un plazo para retirarse y mudarse a otros lugares donde no molesten a la gente".

"Debería haber un único horario de cierre para todos los locales"

Los bolicheros que estuvieron presentes en la reunión consideraron que hay varios aspectos de la resolución que no comparten. "Lo que venimos a aportar acá es nuestro conocimiento y soluciones reales, no solo sanciones, ni impedimentos. Una cosa son los decretos y otra es la realidad: hay muchos boliches que vienen trabajando desde hace mucho tiempo de una determinada manera. Y cambiar eso, podría significar también que la realidad económica del local cambie. Y hay que tener en cuenta que hay muchos trabajadores y familias atrás por lo que habrá que ver cuál es el impacto de la medida", consideró el empresario Nicolás Miranda. Con lo que sí se mostraron de acuerdo fue con la regularización y mayor contralor de las habilitaciones por parte de la IMM. Una de las propuestas que planteó uno de los empresarios de la noche para solucionar los problemas fue "imponer para todos los locales nocturnos un horario único de cierre".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)