CONFLICTO DE INTERESES EN BUCEO

Vecina molesta por los ruidos no concilió con dueños de El Fondito

Seguirá el juicio contra la mujer, quien a la vez pedirá la clausura del local.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Una concejal pide una solución para que vecinos dejen de padecer los ruidos molestos. Foto: F. Ponzetto

Tres dueños del bar El Fondito del Buceo y una vecina irán a juicio luego de que en la audiencia de conciliación de ayer no llegaran a un acuerdo. Los comerciantes le iniciaron a principios de agosto una demanda civil por 20.000 dólares, por daños y perjuicios y daño moral, a raíz de comentarios y denuncias de la mujer, que, aducen, causaron una reducción de la clientela.

"Nosotros estábamos dispuestos a dialogar", comentó a El País Rodrigo Couce, uno de los dueños de El Fondito. En la instancia, le solicitaron a la mujer que deje de mencionar al bar en páginas de facebook. "Nos menciona mintiendo", declaró Couce.

Los dueños le dijeron a la mujer que "no les afecta en lo más mínimo" que realice denuncias. Lo que los perturba es que con sus comentarios "afecte la marca" del comercio.

Según Couce, los inspectores de la Intendencia acuden todas las semanas al local para mediciones por ruidos molestos. "Vos no durás tres días si no tenés la habilitación", comentó.

Los dueños de El Fondito recogieron opiniones de vecinos de esta vecina. "Tenemos testimonios de vecinos que ni se enteran de que el restorán está ahí", manifestó Couce.

Los vecinos.

La mujer demandada es Cecilia Steiner, concejal del Centro Comunal Zonal 5 del Municipio CH, quien vive casi en frente al local. Según contó a El País a principios de mes, tuvo que empezar a dormir en el living ya que en el dormitorio no soportaba los ruidos.

Su abogado, Diego Paseyro, dijo a El País que no quisieron "transar absolutamente nada" en la audiencia de conciliación. "Dejamos nuestra pretensión de resarcimiento por los daños causados", indicó.

En la instancia, Steiner se sintió "censurada". "Quieren censurar la página que tienen los vecinos. No quieren que se hable más del local", agregó. También declaró que "menospreciaron" la figura de concejal.

Paseyro agregó que tiene documentación de reclamos de al menos 120 vecinos que han criticado al lugar en redes sociales. En el juicio presentarán un recurso de amparo en el que solicitarán la clausura del local.

Gerardo Goldman vive en una casa lindera al local. Desde su inauguración, hace dos años, siente "una fiesta" en el fondo de su casa, que le afecta el sueño a él y a su esposa. "Me he despertado a la una y media de la madrugada por escuchar Las mañanitas o Cumpleaños feliz", contó.

Uno de los dueños del local llegó a ir a la casa de Goldman, en donde "corroboró" los ruidos molestos. Según el vecino, acordaron colocar un muro para intentar minimizar la molestia. "Me pasaron a mí el presupuesto. Les dije que lo tienen que pagar ellos", indicó. Al final el muro quedó en la nada.

Visión de la IMM.

El prosecretario general de la Intendencia de Montevideo, Christian Di Candia, informó que Steiner llama "casi todos los días" a la Intendencia para pedir mediciones por ruidos molestos. "Él (por Rodrigo Couce) llegó a decir que parece una persecución", manifestó.

La semana pasada, el jerarca recibió a Couce en su despacho en donde le expresó su "preocupación" por estas continuas inspecciones.

"Desde el punto de vista de la Intendencia, el local no tiene ningún tipo de dificultades. Funciona perfectamente como bar restorán, con música funcional con menos de 60 decibeles", puntualizó.

Un bar restorán con dos sanciones en dos años.

Hasta ahora, la comuna le aplicó dos multas al local.

Según las resoluciones de la Intendencia de Montevideo, los inspectores de la comuna le aplicaron una multa a El Fondito el pasado 16 de mayo por un valor de 12 unidades reajustables (más de 11.000 pesos) al constatarse ruidos de 70 decibeles, con picos de 78, a las 21:00 horas. No fue en el domicilio de Steiner.

La normativa municipal señala que se consideran ruidos molestos los que —medidos en la casa del denunciante— superan 45 decibeles entre las 7:00 y las 22:00 horas, y 39 decibeles entre esa hora y las 7:00.

También recibieron una multa por realizar dos fiestas en la calle auspiciadas por una marca de cerveza. "Nos equivocamos y pagamos las multas", manifestó Couce a principios de agosto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)