Quiere mejorar la colocación de cuero y madera y activar varios acuerdos

Vázquez: Uruguay cada vez más cerca de EE.UU.

El presidente Tabaré Vázquez mandó ayer una fuerte señal de su voluntad de acercarse a Estados Unidos, e incluso planteó una agenda bien concreta de asuntos bilaterales que quisiera resolver pronto.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El presidente habló en el Consejo de las Américas, foro empresarial que promueve el libre comercio.

Al disertar en el hotel Radisson Victoria Plaza ante el Council of the Americas, una importante organización empresarial estadounidense que se dedica a promover el libre comercio y la democracia en la región, Vázquez fue claro al decir que "deseamos reforzar la institucionalidad y los mecanismos ya existentes en el relacionamiento bilateral Uruguay-Estados Unidos".

El presidente subrayó que Uruguay quiere avanzar en materia de cooperación aduanera como forma de mejorar el comercio bilateral y conseguir preferencias arancelarias para las exportaciones de cuero y madera que hoy representan el 19% de las ventas uruguayas a Estados Unidos.

En un momento en el que la política de inserción internacional, al igual que ocurrió durante su primera administración, genera ya algunos desencuentros en el interior del Frente Amplio, Vázquez, que durante su primer gobierno buscó pero no obtuvo un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos, dejó claro que recurrirá a todas las herramientas de que dispone para mejorar la vinculación con ese país. La oposición de su entonces canciller Reinaldo Gargano y de otros dirigentes de izquierda le impidieron a Vázquez cerrar un acuerdo ambicioso de libre comercio con Estados Unidos y debió conformarse con uno de menor alcance, el TIFA

"Queremos seguir avanzando en materia de exportación de servicios globales y tecnologías de la información; en el marco del TIFA y queremos avanzar en la negociación para un acuerdo en seguridad social que beneficia a ciudadanos de ambos países que han generado derechos jubilatorios en el otro", anunció Vázquez. El acuerdo previsional comenzó a ser negociado en mayo del año pasado por el entonces presidente José Mujica cuando visitó a su colega Barack Obama en Washington.

Otro objetivo delineado por Vázquez es la efectiva instrumentación del acuerdo de cooperación científica y tecnológica firmado en abril de 2008.

La última información del instituto Uruguay XXI indica que entre enero y mayo de 2015 las ventas a Estados Unidos llegaron a US$ 225 millones, lo que supuso un incremento del 38% frente al mismo lapso de 2014. Las exportaciones a Estados Unidos representan el 6,4% del total. El dato es relevante ya que entre enero y mayo las exportaciones totales cayeron 9,9% frente al mismo lapso de 2014, y Estados Unidos, Canadá y Argelia son los únicos mercados relevantes a los que Uruguay logró vender más en este año. Los embarques a China, Brasil, Alemania, México, Israel y Venezuela han retrocedido.

Inversión.

Vázquez, que recientemente dijo que le preocupaba la conducta de algunas empresas extranjeras que llegaron a Uruguay y se fueron relativamente rápido, se cuidó ayer de reivindicar la inversión extranjera a la que está "directamente vinculado el crecimiento económico del Uruguay". Pero el presidente también reiteró otras líneas maestras de su política exterior, e insistió en que Uruguay forma parte del Mercosur "por convicción" pero sostuvo que el bloque no puede ser "una jaula" sino "una plataforma de lanzamiento" porque "ningún país tiene destino en este mundo en soledad". "La diversificación de posibilidades de inserción internacional para un pequeño país como el nuestro no es un capricho, es algo tan necesario como el aire que respiramos", advirtió el presidente.

Vázquez también impulsa fuertemente un acuerdo con la Unión Europea que hace una década que se negocia y respecto a cuya concreción hay incertidumbre. Brasil y Uruguay, que impulsan fuertemente las conversaciones, oscilan entre la posibilidad de "esperar" a Argentina para que todo el bloque negocie en conjunto y la alternativa de que se adopten "dos velocidades". Uruguay y Brasil quieren intercambiar con la Unión Europea propuestas de liberalización comercial antes de que termine el año. La propuesta uruguaya va a abarcar más del 90% del universo arancelario.

Macroeconomía.

Ante un auditorio compuesto en buena medida por empresarios y en un momento de desaceleración económica y alza del desempleo (ayer se difundió que llegó en abril a 8,1%, el nivel más alto desde mayo de 2010), Vázquez hizo una apología de la política macroeconómica. Destacó que esta política se caracteriza por la solvencia técnica, la programación macroeconómica equilibrada, la reducción del endeudamiento, la responsabilidad fiscal, la reorganización del gasto público, el clima favorable a la inversión, el estímulo a la producción con valor agregado, la formalización del empleo y la estabilidad y claridad en las reglas de juego.

El presidente se preocupó de aclarar que "hay crecimiento" y que "desacelerar no es frenar, ni retroceder". Como para asegurar a los empresarios que lo escuchaban de que esto efectivamente es así, Vázquez le dijo que la evolución del Producto Interno Bruto se puede seguir en las páginas web de la Presidencia de la República y del Banco Central del Uruguay.

El canciller Rodolfo Nin Novoa, que acompañó a Vázquez, defendió la participación de Uruguay en las conversaciones del TISA (acuerdo global de servicios) que ha despertado la fuerte resistencia de la central sindical y de buena parte del propio oficialismo. "Nadie puede negarse a discutir lo que en el mundo está pasando y ese es el espíritu de Uruguay", sostuvo el canciller.

Muchas consultas a Vázquez.

El presidente dedicó alrededor de una hora a responder consultas que le hicieron los empresarios. Nin Novoa dijo que fue un intercambio "riquísimo". El canciller dijo que Vázquez hizo hincapié "en los valores, el trabajo y la inserción internacional que son tres elementos que conforman un distintivo para Uruguay". Agregó que "se seguirán profundizando porque son la base que nos caracterizan como comunidad", que se suman a la estabilidad económica y social.

La presidente del Council of the Americas, Susan Segal, dijo que Uruguay es "un país importante" en el que "las reglas son muy claras y existe una fuerza laboral con alto nivel educativo". El Council of the Americas fue fundado por el magnate David Rockefeller en 1965. En la reunión estuvieron empresarios de la tecnología, el consumo, la infraestructura y los bancos de inversión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)