AMIGOS OTRA VEZ

Vázquez y Temer aflojan tensión y retoman diálogo

Dieron por superadas diferencias por Venezuela y acordaron cooperación.

El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, rompió el hielo con su colega de Brasil, Michel Temer, con quien conversó 25 minutos al mediodía de ayer en un salón de la sede de la Organización de las Naciones Unidas en Nueva York.

Separados por una mesa en la que había pequeñas banderas de Brasil y Uruguay, los presidentes hablaron en tono distendido acompañados de sus respectivos cancilleres, del embajador uruguayo en la ONU, Elbio Rosselli, del representante en EE.UU., Carlos Gianelli y del ministro de Economía, Danilo Astori.

La reunión se produjo luego de semanas de desencuentros entre Uruguay y Brasil por el papel de Venezuela en el Mercosur y Temer quiso dar por superados esos episodios invitando a Vázquez a visitarlo a Brasilia. Temer señaló que dada la cercanía entre Brasil y Uruguay, Vázquez podría ir a Brasilia y volver a Montevideo en el mismo día. Vázquez aceptó la invitación de Temer aunque no podrá viajar este año a Brasil por razones de agenda.

"Tenemos lazos afectivos históricos y nuestro deseo es profundizar los lazos con Uruguay. Nuestro deseo es de armonía entre los países, tenemos que tener relaciones más intensas, independientemente de los gobernantes. Lo fundamental son las instituciones", dijo Temer, en lo que pareció un reconocimiento del hecho de que el gobierno uruguayo, a priori, no tiene mayor sintonía ideológica con el brasileño. De hecho, la cancillería uruguaya consideró injusta la destitución de Dilma Rousseff, la antecesora de Temer.

Vázquez, a quien acompañaba el canciller Rodolfo Nin Novoa habló de la necesidad que tiene Uruguay, como país pequeño, de preservar y profundizar sus relaciones con Brasil. En la charla también se analizó la posibilidad de que Brasil asesore a Uruguay para producir mayores volúmenes de papel y cartón y el gobierno de Temer reiteró su respaldo a que Uruguay coordine, dentro del Mercosur, las conversaciones con la Unión Europea que se retomarán el próximo mes en Bruselas.

Se trató de un encuentro "muy productivo para ambos países", dijo Temer a los periodistas al cabo de la reunión. Cuando se le preguntó si el Mercosur sobrevivirá a sus recientes traspiés, Temer sostuvo que "sin duda alguna, somos integrantes y patrocinadores del Mercosur y las cuestiones que van ocurriendo van siendo administradas y resueltas".

Por su parte, Vázquez dijo que "Brasil es el segundo socio comercial del país, por tanto, un buen relacionamiento entre los países ayudará a que ese relacionamiento comercial no solo siga siendo importante, sino que crezca en el futuro". Vázquez dijo que el gobierno brasileño valora "muy positivamente" el rol de Uruguay en la región. Ambos presidentes estrecharon sus manos y sonrieron para despedirse, sellando la apertura del demorado diálogo entre ellos tras serios desencuentros entre ambos. Vázquez no concurrió a la inauguración de los juegos olímpicos y la cancillería consideró en un comunicado que la destitución de Dilma Rousseff, antecesora de Temer, había sido injusta.

A esto se suma que el canciller Nin Novoa había cuestionado a Brasil en la comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara baja por querer "comprar" el apoyo uruguayo a su posición de rechazo a que Venezuela asumiera la presidencia del bloque.

Pero Uruguay se rindió a la evidencia de que había quedado aislado en su postura y de hecho ya había aceptado la nueva situación el propio domingo de noche. Ese día se reunieron los cancilleres de Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, sin Venezuela, para aprobar un documento que plantea la necesidad de un acuerdo comercial rápido, abarcador y completo con la Unión Europea.

Venezuela, ahora sola, rechaza la nueva situación. Ante el ultimátum que recibió para que adecue su normativa arancelaria a lo que requiere el Mercosur antes del 1° de diciembre, ayer el presidente Nicolás Maduro dijo que la canciller Delcy Rodríguez mostrará pruebas en el sentido de que su país sí cumplió con lo que el bloque le pedía. "Tenemos la fortaleza moral, la razón legal para saber que la triple alianza (en referencia a Argentina, Brasil y Paraguay) no podrá desaparecernos (...) el martes nuestra canciller podrá compartir con ustedes detalles de las mentiras que se quieren imponer a Venezuela", enfatizó.

Elogios a Uruguay.

El presidente Vázquez recibió también ayer en Nueva York el premio de inclusión social del Consejo de las Américas de parte de Susan Segal, principal ejecutiva de esta organización empresarial. En la reunión participaron además veinte empresarios de la logística, la minería, el comercio y el transporte.

También mantuvo un encuentro con dos colegas oncólogos y con los funcionarios de la representación uruguaya en la Organización de las Naciones Unidas.

Vázquez se reunió asimismo con la directora general de la OMS, Margaret Chang, con quien compartió su preocupación por el incremento de las enfermedades crónicas. Según el mandatario, estas patologías son las responsables del 70% de las muertes en el mundo.

Con Bloomberg y con Bono

Al caer la tarde ayer Vázquez estuvo en la Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health donde fue reconocido por su combate al tabaquismo. Allí estuvo con Michael Bloomberg, el multimillonario exalcalde de Nueva York que colaboró económicamente con Uruguay en el juicio que le hizo la multinacional tabacalera Philip Morris, del cual el país salió airoso. En el acto también estaba el conocido músico Bono. Hoy Vázquez hablará en la asamblea general de la ONU y seguramente hará referencia a ese triunfo uruguayo. En la anterior asamblea ya habló del enfrentamiento de Uruguay con la fabricante de cigarrillos que al final debió pagarle al país US$ 7 millones, tras un prolongado pleito.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)