Consejo de Ministros en Artigas

Vázquez entre reclamos y compromisos en Artigas

Explicó que algunos pedidos “no se podrán solucionar”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El presidente Vázquez pasando revista frente a la gran carpa en Pueblo Sequeira. Foto: Presidencia

El primer Consejo de Ministros del año en el interior terminó ayer en Pueblo Sequeira, Artigas, entre reclamos de los lugareños y el compromiso del presidente Tabaré Vázquez de que serán atendidos dentro de las posibilidades del gobierno.

La reunión comenzó unos diez minutos antes de lo previsto, ya con un grupo de vecinos protestando con pancartas fuera de la carpa donde se instaló Vázquez y su gabinete.

El primer mandatario saludó a los manifestantes e intercambió algunas palabras en un clima de respeto mutuo y sin incidentes. "Me siento muy orgulloso del pueblo que tengo, educado, culto, respetuoso y que con justicia reivindica sus derechos. El gobierno tiene que estar atento y al lado de la gente, que es lo que he hecho durante toda mi vida política y lo voy a seguir haciendo", dijo el presidente. Y agregó que algunos de los reclamos se podrán atender, "otros no, no se puede solucionar todo, pero creo que esta es la forma de avanzar".

Sobre la creación de Institutos de Medicina de Alta Especialización en el interior (IMAE), Vázquez dijo que no se puede generar falsas expectativas. "Cuando nosotros anunciamos que va a haber un IMAE, es porque ya está estudiado, concretado y se puede realizar, mientras tanto se trabaja con seriedad y es lo que estamos haciendo", sostuvo.

Previo a la llegada del presidente, junto a los manifestantes se ubicó un jubilado que llegó desde la ciudad de Artigas y exhibió dos carteles prolijamente escritos. A viva voz el hombre expresó: "¡Soy un jubilado que gano ocho mil pesos por mes, tengo mil quinientos de medicamentos! ¡Festejen viejos! ¡Festejen viejos!".

Una vez finalizada la sesión del gabinete y en el entrevero de micrófonos y cámaras, un periodista artiguense comenzó a intercambiar algunas palabras con el director de Asuntos Sociales del Ministerio de Defensa, Víctor Braccino.

La conversación fue subiendo de tono hasta que el periodista le dijo que iba a publicar en las redes sociales lo sucedido. "Publicalo donde quieras y poné también que soy tupamaro y que cuando tuve que poner los huevos los puse y bien puestitos", le respondió Braccino.

El domingo, en la Intendencia de Artigas durante las reuniones con organizaciones locales, Braccino representó al Ministerio de Defensa acompañado de Roberto Caballero, asesor de Derechos Humanos. Ese día expresó en conferencia de prensa que no sería posible cumplir con el reclamo de balizar el aeropuerto de Artigas, cosa que ayer lunes el presidente Vázquez se comprometió a hacer y encomendó a los ministros de Defensa y de Transportes y Obras Públicas en el asunto. "Acuérdense que es un compromiso que asumo y después no quiero que me lo reclamen", dijo Vázquez dirigiéndose a los ministros Eleuterio Fernández Huidobro y Víctor Rossi.

Vázquez aprovechó para hacer referencia a la situación en Bella Unión y la falta de fuentes de trabajo en esa localidad. "La gente de Bella Unión sabe muy bien lo que se ha hecho. Yo estuve allí cuando estaba absolutamente destruida y hemos visto cómo ha evolucionado, se crearon 2.500 puestos de trabajo y ahora están en riesgo unos cien", dijo en referencia al cierre de dos empresas. "De cualquiera manera aunque fuera un solo puesto tendríamos que hacer el esfuerzo para mantener la fuente de trabajo", acotó.

Exoneran a afectados por las inundaciones.

En todo momento el presidente Tabaré Vázquez buscó mostrarse muy cercano a los lugareños. Cuando fue a saludar a los manifestantes, habló con una mujer que se quejaba del aumento de las tarifas públicas. Vázquez le respondió que "las tarifas de OSE van a aumentar apenitas para los hogares más humildes. Van a pagar más los que tienen más, pero ustedes van a pagar menos. ¿Se queda contenta ahora? Y a la gente que ha sido desalojada por las inundaciones se les exonera del pago de los servicios", agregó. Y luego encaró a un trabajar rural. Mientras le estrechaba la mano, le preguntó: "¿Están conformes ahora con los derechos que tienen los trabajadores rurales?". El hombre le contestó que en parte sí, pero le recordó que por la gente de campo "todavía queda mucho por hacer". Vázquez respondió que ahora tienen el derecho al trabajo de ocho horas, jubilación y aguinaldo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)