UN MERCOSUR DE CUATRO

Vázquez ante presiones del FA y socios por Venezuela

Anuncian reunión de cancilleres para el lunes, pero todavía esta en duda.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Maduro se ha convertido en una piedra en el zapato del Mercosur. Foto: Reuters

Entregarle o no la presidencia del Mercosur a Venezuela no solo es un asunto de negociación con los vecinos de la región, también es motivo de división en el Frente Amplio, donde los sectores más afines al régimen chavista de Nicolás Maduro presionan al presidente Tabaré Vázquez para que no deje afuera al último socio del bloque.

Vázquez y el canciller Rodolfo Nin Novoa dijeron que quieren pasarle la presidencia pro tempore del Mercosur a Venezuela la próxima semana, pero tienen sobre la mesa un planteo de Brasil de postergar el traspaso hasta mediados de agosto. Brasil cuenta con el apoyo de Paraguay —que debió padecer una suspensión del Mercosur cuando el ingreso de Venezuela en junio de 2012— y Argentina, cuyo presidente Mauricio Macri ha denunciado abiertamente la violación de los derechos humanos por parte del gobierno de Maduro.

En principio está previsto que los cancilleres del Mercosur analicen el punto el lunes 11 en Montevideo. Pero hasta ayer esta reunión no estaba oficializada.

El martes 5 el canciller de Brasil, José Serra, propuso a Vázquez y Nin Novoa postergar hasta mediados de agosto la decisión sobre si traspasar o no a Venezuela la presidencia temporal del Mercosur.

"Hice la propuesta de que dejáramos la decisión para mediados de agosto, cuando Venezuela tendría que concluir los requisitos del Mercosur que fueron fijados hace cuatro años y que hasta ahora los cumplió parcialmente", dijo Serra.

Serra explicó que se trata de aspectos vinculados a "normas, tasas cambiarias y controles cuantitativos" y aseveró que el país caribeño tiene "un déficit muy grande en esa área".

Pero detrás del planteo de Brasil hay otros factores, como las negociaciones en proceso con la Unión Europea para un acuerdo de libre comercio. Argentina, Brasil y Paraguay no ven con buenos ojos que Venezuela presida el bloque en medio de estas negociaciones, y quieren que el cargo siga en manos de Uruguay. Si bien Venezuela está fuera de esas negociaciones por decisión propia, se trata de una "cuestión de imagen", dijeron a El País fuentes diplomáticas.

Nin Novoa se reunió la semana pasada en Montevideo con la canciller de Argentina, Susana Malcorra, y anunció que la tradicional cumbre de jefes de Estado en la cual se hace el traspaso de la presidencia del bloque, prevista para este mes, había sido cancelada y que la transferencia se haría entre cancilleres, algo ahora en duda.

La reunión en Montevideo del lunes 11 para analizar el traspaso de la presidencia del bloque a Venezuela había sido anunciada por el canciller de Paraguay, Eladio Loizaga, y ratificada el martes por Nin Novoa.

La reunión de cancilleres fue solicitada a finales de mayo por Paraguay para tratar la situación de Venezuela en el marco del Protocolo de Ushuaia sobre derechos humanos y respeto a la democracia del Mercosur.

"El mundo al revés".

Ayer el secretario general del Partido Comunista, Eduardo Lorier, reclamó que Uruguay le pase el mando del bloque regional a Venezuela, y cuestionó el planteo de Brasil.

"Estamos en el mundo del revés. Un canciller nacido de un golpe de Estado parlamentario, Serra, que todavía no se sabe si quedará o no, se ubica como abanderado de una conjura de la que participan Paraguay y Brasil, para cuestionar a un país cuyo gobierno fue democráticamente electo", dijo Lorier en su Facebook. "O sea, un gobierno golpista cuestiona a un gobierno democrático. Ese es el mundo del revés", agregó.

Lorier saludó la posición de Vázquez de pasarle la presidencia a Venezuela, "cualquiera sea el resultado final de esta conspiración" de Brasil.

Por su parte, el diputado socialista Roberto Chiazzaro dijo a El País que "se está presionando políticamente" al gobierno de Venezuela para debilitarlo.

"Paraguay es el menos indicado para hablar de derechos humanos cuando tiene la matanza de Caraguatí que todavía no la aclaró y tanto Brasil, como Argentina y Paraguay están teniendo coincidencias ideológicas neoliberales y están presionando al gobierno de Maduro ante el temor de que gane el plebiscito revocatorio", consideró. Chiazzaro dijo que "hay que respaldar" la actitud de la Cancillería uruguaya.

El 24 de junio la Mesa Política del Frente Amplio había aprobado una declaración en apoyo a la posición de Vázquez de entregarle la presidencia pro tempore del Mercosur a Venezuela.

Factor europeo.

Anoche el jefe delegado de la Unión Europea en Uruguay, Juan Fernández Trigo, dijo en el programa Código País de canal 12 que está de acuerdo con Nin Novoa de que en Venezuela hay "rasgos autoritarios".

"Soy diplomático, tengo que tener un poco de cuidado con lo que digo. Estoy de acuerdo con el canciller Nin Novoa, creo que hay rasgos autoritarios, es una sociedad muy dividida, hay presos (políticos) en las cárceles y en fin, a los hechos me remito ¿no?", indicó Trigo.

El lunes en el programa En Perspectiva de radio Oriental, Nin Novoa dijo que en Venezuela hay una "democracia autoritaria". De todos modos, defendió la posición del gobierno de entregarle la presidencia del Mercosur porque "lo jurídico está por encima de lo político", parafraseando al expresidente José Mujica, que justificó el ingreso de Venezuela al bloque porque "a veces lo político está por encima de lo jurídico".

Paraguay: diputados en contra de Venezuela

La Cámara de Diputados de Paraguay aprobó ayer una declaración en la que se manifiesta en contra de que Venezuela asuma la presidencia temporal de Mercosur. La declaración fue aprobada por mayoría a propuesta del diputado José María Ibáñez, del gobernante Partido Colorado, quien rechazó esa posible presidencia del país caribeño "considerando que Venezuela vive unos días oscuros con respecto a las libertades ciudadanas". La declaración muestra además su apoyo a la postura del Ejecutivo.

Incumplimientos en casi 200 acuerdos internos del bloque

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) detalló en un informe de 2015 el alcance de los incumplimientos de Venezuela con el Mercosur. Al momento de formalizarse la adhesión de Venezuela en agosto de 2012, se estableció un período de adecuación de ese país a la normativa del bloque entre 2013 y 2017. Según las listas elaboradas por la Secretaría del Mercosur, Venezuela forma parte de 28 de los 138 acuerdos suscritos por el bloque, seis de los cuales entraron en vigor al momento de la firma, uno fue derogado, nueve ratificados y 14 están pendientes de ratificación. Asimismo, Venezuela debe incorporar 1.823 normas (excluyendo aquellas que fueron derogadas formalmente o de hecho). En septiembre de 2015 quedaban 179 normas pendientes de implementación, 155 de las cuales ya deberían haber sido adoptadas. Entre Venezuela y los miembros fundadores del bloque existen acuerdos de complementación económica (ACE) que establecen preferencias comerciales recíprocas para todo el universo arancelario con excepción de tres sectores: petróleo, azúcar e industria automotriz. Una de las obligaciones de Venezuela como miembro pleno es la contribución financiera al funcionamiento de los organismos del Mercosur. Si bien sus aportes a algunos órganos ya habían sido definidos previamente, se establecieron sus contribuciones al Alto Representante General del Mercosur, el Instituto Social del Mercosur (ISM) y el Instituto de Políticas Públicas de Derechos Humanos. El aporte de Venezuela representa 27% del total en el caso del ISM, en tanto que asciende a 17% y 13%, respectivamente, en los otros dos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)