Se estrecha relación bilateral

Vázquez y Macri zanjan el conflicto ambiental

Apuestan a iniciar control conjunto de la planta de UPM.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La canciller Malcorra llegó ayer a Montevideo para reunirse con su par uruguayo. Foto: M. Bonjour

Argentina y Uruguay resolvieron ampliar el área de monitoreo medioambiental a toda la hidrovía incluyendo el río Paraná, según anunció la canciller de la vecina orilla Susana Malcorra, quien se reunió con su par Rodolfo Nin Novoa en Montevideo por casi dos horas. Es la primera reunión bilateral de ambos ministros de Relaciones Exteriores en Uruguay.

La intención de establecer en conjunto un monitoreo medioambiental del río Uruguay a través de un laboratorio de última generación, había sido anunciada en la reunión que mantuvieron el 7 de enero los presidentes Mauricio Macri y Tabaré Vázquez en Anchorena y a partir de la cual se relanzaron las relaciones bilaterales.

Hasta ahora Uruguay y Argentina realizan controles ambientales en algunas zonas específicas, por ejemplo, donde está ubicada la planta de celulosa de UPM en Fray Bentos. La idea ahora, entonces, es que el monitoreo se realice de forma permanente en el río Uruguay y todos los alrededores.

"Vamos a avanzar en el instrumento que nos va a permitir el control medioambiental. Para nosotros es muy importante no sólo para la construcción de la hidrovía como canal de conexión, sino la salud del río Uruguay así como la salud del río Paraná", dijo ayer Malcorra en conferencia de prensa.

La premisa que está detrás de esto es que "todo lo que ocurre en el río Uruguay también se alimenta de lo que pasa en las cercanías", dijeron a El País fuentes que participaron de la reunión.

En este sentido, los grupos técnicos de ambos países tuvieron en la tarde de ayer más reuniones para evaluar la forma en que se materializará el monitoreo, algo que "no es fácil", agregaron las fuentes.

Entre las autoridades uruguayas existe optimismo en que se pueda avanzar en el monitoreo conjunto de la planta de celulosa de UPM, lo que generó años de afectación en las relaciones bilaterales entre Uruguay y Argentina.

Todos los temas.

La canciller argentina sostuvo que "la decisión del presidente Macri es que todos los temas de facilitación e integración con Uruguay se deben poner sobre la mesa y resolver; es una instrucción clara del presidente y el equipo está disponible para eso". Es por esto que considera que los temas que hoy están en la agenda bilateral podrán ir creciendo porque la relación con Uruguay es "prioritaria".

Malcorra y Nin Novoa acordaron ayer realizar dos reuniones anuales para pasar raya sobre los avances en la resolución y concreción de asuntos.

"Vamos a tener un examen bianual para revisar que estamos haciendo las cosas bien sobre todos los temas que tenemos en cartera y que van a ser manejados por las comisiones", dijo Malcorra.

Desde su punto de vista esta forma de trabajo, "sirve a los dos países y a los dos equipos con una forma de autocontrol".

Nin Novoa remarcó por su parte la "sintonía muy alta" con su par argentina con quien también conversó asuntos referidos al Mercosur y la posibilidad de la firma de un Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea, puertos, dragado y otros asuntos comerciales en agenda. En la reunión previa de enero se anunció el compromiso de Argentina a comprar gas de la regasificadora y el fin de la traba a los transbordos que había impuesto el gobierno de Cristina Fernández en 2013, lo que había afectado la actividad portuaria local. Otro de los anuncios fue que ambos países presentarán una candidatura conjunta para ser la sede del Mundial de Fútbol en el año 2030.

"Es un gran gusto que el Uruguay y la Argentina retomen esta senda de hermandad, de compromiso rioplatense y de compromiso sudamericano, como lo hemos tenido y como nunca debemos dejar de tenerlo", resumió Nin.

El canciller uruguayo destacó en reiteradas oportunidades durante la conferencia de prensa brindada ayer tras el encuentro, el buen relacionamiento con Malcorra y la facilidad de diálogo. "Haber repasado los temas comunes entre Uruguay y Argentina con este grado de sintonía, en el marco de un proceso de integración del Mercosur es una relación muy auspiciosa", dijo el ministro marcando una clara diferencia con el gobierno anterior de Cristina Fernández.

Exportaciones en descenso.

Pese al reimpulso que registraron las relaciones bilaterales con Argentina en enero y a la medida del presidente Mauricio Macri de levantar la prohibición de hacer transbordos en Uruguay, las exportaciones locales no mostraron un incremento hacia la vecina orilla ya que volvieron a caer respecto del año pasado. Según datos de la Unión de Exportadores, las ventas hacia Argentina en enero cayeron 17,69% y sumaron US$ 25,9 millones respecto de los US$ 31,4 millones que se habían colocado en el primer mes de 2015. En el primer mes del año las exportaciones hacia Argentina representaron el 6% del total vendido configurándose como el tercer destino de los bienes locales junto a Estados Unidos. En los 12 meses a enero las ventas también cayeron, aunque esta vez un 6,5% y sumaron US$ 375 millones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)