INVERSIÓN EXTRANJERA

Vázquez llega hoy a Helsinki para ajustar inversión de UPM

Temas laborales, de infraestructura y ambientales estarán sobre la mesa

El tren es el punto central. Lograr la instalación de un sistema de ferrocarril moderno, capaz de transportar miles de toneladas de forma diaria hacia el puerto de Montevideo, es la clave para lograr confirmar la instalación de la tercera plata de celulosa en Uruguay. Esa es la tarea central a la que está abocado el gobierno de Tabaré Vázquez. Pero no es el único punto. La lista de exigencias de la empresa finlandesa UPM es muy larga. Los inversores saben que el proyecto es clave para el desarrollo del Uruguay y por eso han elevado sus requisitos. Pero al mismo tiempo tienen dudas de si el gobierno pueda cumplir con la "modernización logística" que requiere el país para poder hacer funcionar una planta de celulosa en el centro del país.

El ministro de Transporte, Víctor Rossi, dijo ayer que antes de fin de marzo deben tener avanzado todo el plan de inversión en infraestructura para estar a tiempo de realizar los llamados, lo que es "un camino exigente para Uruguay". En el cronograma de fechas, la empresa espera que a fines de 2017 el gobierno inicie todas las obras necesarias para viabilizar el proyecto. Ellos analizarán el avance de obras, y a fines de 2018 tomaran la decisión final: confirmar su megaemprendimiento, único en el mundo, o continuar su relación con Uruguay solo con la planta de celulosa de Fray Bentos.

El mandatario y sus ministros tienen confianza en que se logrará confirmar la inversión. Pero están siendo muy cautelosos en las declaraciones públicas porque, como repite habitualmente Vázquez: "No se puede vender la piel del oso antes de cazarla".

Visita.

Hoy el jefe de Estado llegará a Helsinki, Finlandia. La visita es principalmente protocolar, pero el gobierno y la misión de empresarios que acompaña al mandatario, tiene altas expectativas de avanzar en acuerdos comerciales, y empezar a delinear algunos de los requisitos en infraestructura que demanda UPM.

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, dijo que el sistema ferroviario que tiene Uruguay actualmente es del siglo XIX, y que están trabajando para remodelar la conexión ferroviaria entre Paso de los Toros y el puerto de Montevideo. Para eso el Gobierno tiene un estimativo que marca que la mitad de la inversión que debe garantizar el país se invertirá en la remodelación ferroviaria: unos US$ 500 millones.

Esa cifra comprende la construcción de al menos cinco puentes para permitir el paso de los automóviles en los tramos donde se cruzan las carreteras y la vía férrea. A su vez, se está analizando el impacto urbano del paso del tren en varias ciudades de Canelones y Montevideo. Los intendentes de las dos ciudades le manifestaron al presidente Vázquez la preocupación por los problemas urbanos que puede generar el paso del tren de un kilómetro de largo a una velocidad de entre 60 y 90 kilómetros por hora ocho veces al día. Sin embargo en Alemania, previo al viaje a Finlandia, surgió la posibilidad de una inversión ferroviaria con un sistema magnético para que el paso de los vagones no genere impacto. Es decir, el tren viajaría a unos centímetros del piso, "flotando".

Por otro lado, uno de los puntos donde la empresa ha planteado mayor incertidumbre es en el plano laboral-sindical. El antecedente en la construcción de la segunda planta de celulosa Montes del Plata en Conchillas, preocupa a los finlandeses. Por eso solicitaron al Gobierno un convenio para garantizar la "paz sindical" y evitar paros o huelgas en la construcción de la planta, si deciden concretar la inversión.

El Gobierno informó a los inversores, previo al viaje a Europa, que las reglas de juego laborales no se modificarán y recordaron que el relacionamiento entre empresarios y trabajadores en Uruguay es "muy bueno". Así, incluso, lo ha destacado Vázquez en las reuniones con empresarios en Berlín y Hamburgo en los últimos días.

A su vez, los representantes de la firma han mantenido contacto directo con dirigentes de la central única de trabajadores, el Pit-Cnt. Los sindicalistas transmitieron a los finlandeses que los episodios ocurridos en Montes del Plata fueron muy puntuales, y producto de "enormes" desprolijidades de la empresa. Le informaron que para el Pit-Cnt es muy importante que se confirme la inversión por la cantidad de puestos de trabajo que se generarían, y que su comportamiento será "responsable" si se respetan las condiciones laborales.

El plan de UPM para construir su planta en el centro del país comprende la generación de unos 8.000 puestos de trabajo. Los representantes finlandeses ya anunciaron al gobierno y a la central de trabajadores que pretenden traer obreros calificados del exterior. La ley de zonas francas permite que solo se pueda contratar un 25% de trabajadores extranjeros. Esto preocupa a UPM. Los finlandeses transmitieron a las autoridades de Gobierno y sindicales locales que sí van a cumplir con la ley, pero pretenden alcanzar un acuerdo para que se flexibilice el sistema de forma que en parte del proceso se pueda superar esa cifra.

"El problema con eso es que en algunos momentos el 90% va a ser de extranjeros, y con esa propuesta podemos perder la contratación de obreros uruguayos altamente capacitados", explicó una fuente política a El País. Otra fuente empresarial vinculada al nuevo proyecto de UPM, agregó que la situación aún está a estudio y no hay ninguna definición tomada. "Sí hay una clara intención de los finlandeses de adelantar procesos de negociación en el caso de que decidan construir la nueva planta en Uruguay", puntualizó.

Equipos para Inumet e inversión.

Otro de los puntos fuertes en la visita a Helsinky está vinculado al Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente. La ministra Eneida de León se reunirá con una empresa finlandesa a la que se le quiere comprar tecnología y capacitación en materia de investigación y pronósticos meteorológicos. La jerarca dijo que las conversaciones previas han sido positivas y se podría concretar la inversión en este viaje. De León explicó que es muy importante concretar la inversión para modernizar el Instituto de Meteorología (Inumet). En paralelo a la agenda oficial, la representación empresarial mantendrá contactos con empresas finlandesas para buscar nuevas inversiones en otros rubros. Uruguay XXI generó vínculos con firmas tecnológicas y de logística.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)