NEGOCIACIONES EN TIEMPOS DE CRISIS ECONÓMICA

Vázquez descomprime frente sindical y recibirá al Pit-Cnt

La central debió bajar el tono y el presidente considera restablecido el diálogo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Funcionarios de la Universidad de la República frente al Palacio Legislativo. Foto:A. Colmegna

Quizás por la necesidad de no abrir muchos frentes a la vez, el presidente Tabaré Vázquez, que atraviesa complicaciones en su relacionamiento con la bancada oficialista, desactivó rápidamente su desencuentro con el Pit-Cnt y menos de 24 horas después de negarse a recibir a la cúpula sindical, cambió de posición y ahora les fijará una fecha. Vázquez se había ofendido por el tono de las declaraciones de varios dirigentes sindicales, las que tomó como "amenazas" y "diatribas", según dijo en una carta que le llegó el martes al Pit-Cnt. Pero como en su respuesta la central sindical le señaló que no había querido de ninguna manera "faltarle el respeto ni amenazar o provocar diatribas ni a su gobierno y menos a usted y a su investidura", el mandatario ayer mandó una segunda carta en la que señala que entiende "superado el desencuentro que motivó este intercambio y restituido el diálogo entre el Pit-Cnt y quien suscribe". Y le dijo a la central que su secretaría coordinará un encuentro con la cúpula sindical.

En el Pit-Cnt se aferraron rápidamente a la salida del desencuentro que ofrecía el mandatario y no dejaron pasar la oportunidad de volver a tener puentes. "Ya está. Tema superado. Nosotros apostamos al diálogo siempre", dijo a El País el secretario general del Pit-Cnt, Marcelo Abdala, que había leído ayer en voz alta en el Secretariado Ejecutivo la primera carta de Vázquez. Abdala aseguró que no hubo entre el martes y ayer gestiones para acercar posiciones. En la misma línea de Abdala, el presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira, hizo una breve declaración que fue colgada en la página web de la central en la que señala que "esta decisión del presidente es muy positiva y nos congratula sobremanera, ya que el diálogo entre un gobierno progresista y el movimiento sindical es muy importante y necesario".

Todo esto pese a que en este mismo mes, tras el paro general del 14 de julio que la central consideró exitoso, Abdala dijo que cuando "el gobierno se nos va muy para la derecha" el Pit-Cnt actúa para volver a colocar las cosas en su sitio.

Pereira había sostenido que sin cambios en los lineamientos oficiales para la ronda de Consejo de Salarios, que comenzará en breve y que abarca a 500.000 trabajadores en la segunda mitad del año, habría una conflictividad "gigantesca".

La negativa inicial de Vázquez había generado algunos comentarios fuertes como el del dirigente del sindicato del comercio (Fuecys), Ismael Fuentes, quien había dicho que el presidente tiene "actitudes de niño caprichoso" y que "debería tener una posición menos soberbia, más flexible".

Pero ayer por la tarde, Pereira dio por superado el episodio y dijo a El País que la reunión con el mandatario se realizará pronto. "No consideramos que este gobierno sea neoliberal. Es progresista pero eso no significa no tener diferencias. Muchos tenemos aprecio por el presidente. Y puede ser que muchas veces utilicemos un tono más alto pero no queremos ni ofenderlo, ni injuriarlo y respetamos su investidura", señaló Pereira.

De todas formas, ya hay quienes en la central sindical advierten que no alcanza con que el presidente ahora sí esté dispuesto a recibir al Pit-Cnt para que este desactive el análisis de medidas de protesta que tiene previsto.

José Lorenzo López, referente de una las cuatro corrientes de la central sindical, dijo a El País que era "contradictorio" que el presidente no quisiera recibir al Pit-Cnt por sus declaraciones cuando "la oposición política dice cosas muchos más graves que las que decimos los dirigentes sindicales" y se reúne con ella. El cambio de Vázquez "no me parece que sea suficiente" para que la Mesa Representativa, que se reunirá el mes próximo, deje de considerar un paro general parcial de cuatro horas en la segunda mitad de agosto. Para López, las medidas deberían adoptarse si el gobierno no modifica los lineamientos salariales y no revierte lo que la central considera "recortes presupuestales" contenidos en la Rendición de Cuentas.

La posibilidad de que los trabajadores pierdan poder adquisitivo está en el trasfondo de estas idas y venidas. La central cree que hay sectores de actividad que están perdiendo poder adquisitivo porque los lineamientos oficiales fueron diseñados el año pasado asumiendo que la inflación se desaceleraría, algo que no ocurrió. Por el contrario, la inflación llegó a dos dígitos en febrero y en los últimos doce meses se ubica en 10,94%. Por ese motivo, la central insiste en que los futuros convenios tengan correctivos anuales (los lineamientos aconsejan que se hagan cada 18 o 24 meses) para reducir el tiempo en que los trabajadores perderían poder adquisitivo en caso de que la inflación supere los incrementos recibidos. La central ve "difícil" que la inflación caiga de manera sustancial por lo que insistirá en los correctivos, anuales, dijo Pereira.

La última vez que Vázquez recibió a los principales dirigentes del Pit fue en marzo en la residencia de Suárez y Reyes. Informalmente, se había acordado otra reunión para junio que no se concretó. El martes de la semana pasada, el Pit envió una carta pidiendo otra reunión lo que originó el intercambio de misivas de esta semana.

El Sunca vota antes de negociar su convenio.

El poderoso Sunca (sindicato de la construcción) está realizando sus elecciones y se cree que triunfará nuevamente de manera amplia la lista que responde al Partido Comunista que integran los principales referentes del gremio, el exdiputado Óscar Andrade, Daniel Diverio y Faustino Rodríguez. El sindicato se apresta a negociar la renovación de su convenio salarial. Si bien en anteriores negociaciones el Sunca logró mejoras salariales importantes, este año la situación parece distinta porque el empleo en el sector cayó fuertemente y se perdieron miles de puestos de trabajo. El sindicato quizás podría presentar como un logro el mantenimiento del poder adquisitivo de los trabajadores. Andrade, referente del sindicato, renunció a su banca para participar de la negociación que comenzará en octubre. El sindicato presionó y obtuvo el año pasado que no se suspendiera la construcción del Antel Arena y está pidiendo más inversión pública. La inversión privada en construcción también ha declinado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)