NUEVA YORK

Uruguay condenó los "repudiables" abusos sexuales en las operaciones de paz

"Nos preocupa, nos duele, nos avergüenza el creciente número de denuncias sobre explotación y abusos sexuales que involucran a personal desplegado en operaciones de mantenimiento de paz", dijo Tabaré Vázquez.

"No hay justificación para estos hechos", sentenció Vázquez. Foto: Reuters
"No hay justificación para estos hechos", sentenció Vázquez. Foto: Reuters

Uruguay pidió hoy en la ONU que los países que contribuyan con personal propio a los "cascos azules" extremen las precauciones para evitar los "repudiables" casos de abusos sexuales en las operaciones de paz.

"Nos preocupa, nos duele, nos avergüenza el creciente número de denuncias sobre explotación y abusos sexuales que involucran a personal desplegado en operaciones de mantenimiento de paz", afirmó el presidente Tabaré Vázquez.

El gobernante uruguayo participó hoy en un conferencia internacional de la ONU para repasar las políticas adoptadas en este tema, uno de los que más preocupación genera en Naciones Unidas a raíz de graves denuncias en los últimos años.

Uruguay es el país latinoamericano que contribuye con el mayor número de miembros a las operaciones de paz de la ONU, 1.232, para un total de casi cien mil personas, militares o policías, desplegadas en las quince misiones de "cascos azules" en el mundo.

Vázquez dijo que "no hay justificación para estos hechos", ante los que no puede haber "tolerancia alguna", porque son "un inaceptable y repudiable mecanismo de represión e insubordinación".

Por ello, pidió "máxima firmeza e intransigencia" ante estas denuncias, pero también "el respeto al derecho y a los derechos de todos".

Estos actos, agregó, no deben ser respondidos con "venganza", sino que "se reparan con justicia", y eso "implica garantías para el debido derecho".

Pero también resaltó la responsabilidad de los estados que participan en las operaciones de paz, que debe comenzar con la selección y capacitación del personal antes de su despliegue.

Además, añadió, debe resultar imprescindible "garantizar la rendición de cuentas una vez que los casos se hayan consumado o existan sospechas fundadas de ello",

El presidente uruguayo hizo un repaso de las medidas que ha adoptado su país para evitar estos actos, incluyendo un protocolo del Ministerio de Defensa para fijar un procedimiento específico de actuación en cada caso.

Además, todos los "cascos azules" uruguayos, antes de ser desplegados, pasan por un curso sobre derechos humanos y políticas de género y protección a la infancia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)