DESACTIVANDO EL CONFLICTO

Vázquez avala suspensión de la reestructura en Ancap

Advirtió, de todas formas, que la División Pórtland no debe perder más.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tabaré Vázquez en Consejo de Ministros en La Teja. Foto. F. Flores

Haciendo alusión a su historia personal y a su condición de hijo de un funcionario de Ancap, el presidente Tabaré Vázquez les pidió directamente a los trabajadores de la empresa pública compromiso con una mejora de la gestión y avisó que la división de cemento de la empresa pública no puede seguir perdiendo dinero como hasta ahora.

Vázquez hizo los comentarios un día después de que los ministros de Industria, Carolina Cosse y de Trabajo, Ernesto Murro, se comprometiesen a que los cambios en la División Pórtland y en el servicio médico quedan congelados mientras trabaja un ámbito de negociación con sus respectivas carteras, el sindicato de Ancap y el de la construcción (Sunca). En el directorio de Ancap, sin embargo, no tenían noticia formal hasta ayer de un cambio en la orientación.

Luego de que terminó el Consejo de Ministros en el club Progreso, en La Teja, Vázquez cruzó sorpresivamente a la plaza Lafone y los sindicalistas le dieron la palabra. Recibió el micrófono de Edwin Villero, presidente del sindicato. Había recibido aplausos mientras se acercaba. "El compromiso que tenemos como gobierno y como presidente, —porque también conozco La Teja y conozco a Ancap en todas sus dimensiones—, es que logremos que esta empresa vuelva a tener el lugar que tiene que tener que es un lugar de importancia", dijo el presidente. "Nosotros no queremos que Ancap sea una empresa a la que se le pueda enrostrar que pierde plata", agregó el mandatario y avaló el acuerdo que firmaron el domingo sus ministros. En relación a la división cemento, que acumula en los últimos quince años pérdidas por US$ 207 millones señaló que "hay que reverla porque no puede ser que continuemos perdiendo dinero con una parte de la producción de Ancap" aunque también consideró que el ente debe ser "una empresa que, además de empresa, tenga su dimensión social, como lo supo tener y como lo va a tener en el futuro".

"Tenemos que recuperarla (a Ancap) y mejorarla entre todos, por eso doy la bienvenida al acuerdo que se logró ayer para que exista un ámbito de discusión, donde los trabajadores tienen mucho que aportar desde una dimensión propia de un sindicato y sus trabajadores, y el Gobierno, por su parte, aportará en la dimensión que tiene que atender", indicó Vázquez. Para el presidente, habrá "caminos de recuperación". "Como todas las cosas en este país y con este gobierno la arreglamos con el diálogo, la participación, el respeto y la tolerancia", aseguró. "Entiendo sus preocupaciones, soy hijo de un trabajador de Ancap", dijo el mandatario y recordó que su padre fue dirigente sindical de la empresa y se atendía en el sanatorio Larghero. Un decreto del gobierno del año pasado estableció que el 30 de junio debería desaparecer el servicio médico de Ancap que tiene un costo de US$ 6 millones anuales.

Visión blanca

Sin embargo, hasta ayer el directorio de Ancap no tenía indicaciones formales de que debe modificar sus planes y el director nacionalista, Diego Labat, enfatizó a El País que defenderá la necesidad imperiosa de reestructurar la división de cemento para que esta pueda ser viable. Para Labat, está bien que no se corte el diálogo y que, eventualmente, se haga un paréntesis breve de los cambios en curso pero opinó que se deben concretar. Y también señaló que ya existía un ámbito de negociación con el sindicato de Ancap y el Sunca (que representa a los trabajadores de empresas que brindan servicios a las plantas cementeras de Ancap) en el Ministerio de Trabajo.

El directorio de Ancap quiere bajar en US$ 20 millones en dos años los costos de la división cemento de Ancap que el año pasado perdió US$ 27 millones. Hasta el momento, las cifras del negocio no se han revertido sustancialmente.

En la planta de pórtland de Paysandú trabajan 300 personas, de las cuales 175 son trabajadores propios de Ancap. En Minas se desempeñan 245 personas de las cuales unas 140 son funcionarios propios de Ancap. En la planta de Manga trabajan unas 100 personas, de las cuales 43 son personal propio de la empresa pública. La presidenta de Ancap, Marta Jara, había dicho a El País en febrero que "la mejora surgirá no tanto de aumentar las ventas sino de una muy fuerte reducción de costos". "No vamos a incrementar demasiado la participación en el mercado interno. Hay muchas oportunidades (de bajar costos) en servicios, en suministros. En vigilancia trabajan 70 personas para las tres plantas. No hay otra alternativa que tener mucha austeridad", había explicado.

Jara había dicho que no era viable instalar otro horno en la planta de Paysandú, algo que el sindicato reclama con insistencia. El horno ya está comprado pero su instalación es sumamente costosa. "No hay un escenario que lo justifique. El mercado es limitado. Las plantas aún no funcionan una cantidad de días adecuada", había dicho Jara.

Sin embargo, el presidente del sindicato de Ancap, Edwin Villero, entiende que las plantas se deben tecnificar y se debe instalar el horno que permitiría duplicar la producción allí.

La venta de Caba llevará varios meses.

Las expresiones de interés que Ancap está recibiendo para la venta de Caba S.A (su rama que produce bebidas alcohólicas, repelentes y perfumes, entre otros productos) permitirán determinar si se realiza una venta en bloque o en pedazos del negocio. En Ancap se asume que el proceso insumirá varios meses más. Hasta el 28 de abril se recibirán expresiones de interés y en función del resultado se definirán las características de un llamado que ya deberá ser vinculante y que podría hacerse dentro de tres meses. A priori, se evaúa que puede haber interés privado en algunas bebidas tradicionales de Ancap como la grappa o la caña.

La empresa decidió que las bebidas alcohólicas ya no eran una prioridad y que debía concentrarse en sus negocios centrales vinculados al combustible. Ancap también puso en venta Carboclor, su negocio petroquímico en Argentina.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)