El presidente electo dijo que no existe ningún compromiso para traerlos

Vázquez abre más dudas sobre la llegada de otras familias sirias

El presidente electo Tabaré Vázquez dejó en claro que la llegada de un nuevo contingente de refugiados sirios aún debe ser resuelto, al afirmar que Uruguay no tiene "ningún compromiso" de concretar el plan original que implicaría la llegada de 72 personas en febrero. 

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tabaré Vázquez en Rondamomo. Foto: Francisco Flores

"Vamos a analizar el tema en profundidad y luego tomaremos una resolución al respecto. No tenemos ningún compromiso establecido", dijo Vázquez a los medios tras una reunión con representantes de los organismos multilaterales de crédito.

En el mismo sentido, el futuro canciller Rodolfo Nin Novoa se expresó el martes, agregando un nuevo argumento a los esgrimidos por autoridades del gobierno saliente acerca de por qué no llegaban nuevos refugiados a Uruguay. Nin Novoa dijo a radio Uruguay que tenía "pensado plantear esto en el Consejo de Ministros, hablarlo con Tabaré Vázquez y definirlo porque hay que ver qué compromiso tenemos con Acnur", la oficina de la ONU para los refugiados. La decisión del gobierno electo será tomada después de su asunción, agregó Nin Novoa.

El grupo de 72 refugiados sirios que espera en campamentos en Líbano por su traslado a Uruguay, quienes ya fueron seleccionados, tiene la "esperanza" de que se resuelva favorablemente su viaje. Según declaró a EFE la oficial regional sénior de la Agencia de la ONU para los Refugiados, Michelle Alfaro, "está un poco en el aire todo" hasta que el nuevo gobierno asuma el 1° de marzo.

"Todas las familias se entrevistaron en agosto y se separaron en dos grupos. El grupo más chico ya llegó a Uruguay —en octubre— y falta el grupo más grande, 72 personas", explicó Alfaro, quien dijo desconocer si la actitud de Vázquez se trata de un cambio de opinión en la política uruguaya con respecto al programa de refugiados.

"Hay que ver lo que quiere hacer el gobierno, cómo quieren traer a esta gente, si los quieren traer de un grupo o en varias etapas. Yo creo que queda mucho por definir y estamos en plena transición", indicó Alfaro. La funcionaria de Acnur se había expresado en el mismo sentido esta semana en declaraciones a El País.

Violencia doméstica.

Ayer en el Parlamento, en una interpelación del nacionalista Jaime Trobo, el canciller Luis Almagro dijo que la decisión será de las próximas autoridades. "Estamos en medio de la transición" de un gobierno a otro, explicó. "Eso va a ser una decisión que tomará el nuevo gobierno".

En la reunión, el diputado nacionalista Pablo Abdala le preguntó qué veracidad tienen las informaciones que circularon respecto a supuestos actos de violencia entre las familias sirias, con episodios de violencia hacia mujeres e inclusive niños. "¿Hay dudas sobre traer a ese segundo grupo de sirios, que ya están seleccionados y esperando en campamentos en Líbano?", preguntó el legislador al canciller.

Almagro explicó entonces que los asistentes sociales respondieron negativamente a la consulta sobre casos de violencia doméstica. "El grupo de contención en general contestó lo mismo. La justicia está investigando de oficio. Nosotros nos atenemos a eso. Si surgiera algún caso ocurrido hasta ahora o en el futuro se aplicará la ley", destacó el ministro.

"Hay un compromiso en cuanto a que si hay denuncia se traslade de inmediato a las autoridades", insistió.

Hubo apoyos y críticas al canciller por el iraní

Blancos y colorados en la Comisión Permanente apoyaron la decisión del canciller Luis Almagro de convocar de inmediato al embajador iraní en cuanto se supo del episodio del maletín en las cercanías de la embajada de Israel y el merodeo por la zona de un funcionario del país persa, pero a la vez cuestionaron la "falta de transparencia de la Cancillería" porque la opinión pública se enteró del hecho por un diario de Israel.

"En Uruguay pasan cosas graves que los uruguayos no se enteran. La vulnerabilidad de Uruguay es muy grande", dijo el diputado Jaime Trobo en la interpelación al canciller Luis Almagro, quien explicó que "el maletín en la sede de la embajada de Israel y la cercanía de un auto de la embajada de Irán no era una coincidencia admisible", y así se lo hizo saber al embajador iraní.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)