ENSEÑANZA PRIVADA

El Varela vende su sede de 18 de Julio para pagar deudas

El Banco República le negó un crédito a la institución.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El José Pedro Varela vive hoy la peor crisis de su historia. Foto: Fernando Ponzetto.

El Colegio José Pedro Varela venderá su sede de 18 de Julio y Beisso para afrontar parte de las deudas generadas a partir de 2015 "por haber tomado malas decisiones", reconoció a El País el presidente del consejo directivo de la institución educativa, Juan da Rosa. Este sostuvo que fue un "error" apostar al centro de Ciudad de la Costa y que esto fue lo que provocó la situación actual.

El Varela se acogerá a concurso de acreedores a partir de marzo y cerrará la primaria en la sucursal de Ciudad la Costa. El colegio, aclaró Da Rosa, igual continuará funcionando tanto en la capital como la secundaria en el interior, y "hay esperanzas de que se pueda recuperar".

"El colegio abre sus cursos de primaria, secundaria y bachillerato. Solo se cierra la primaria de Ciudad de la Costa. Esto era algo que ya estábamos manejando desde diciembre porque teníamos solo 70 alumnos, pero hubo un planteo de los padres y se decidió continuar. Lo que pasó es que al llegar a febrero quedaron solo 40, porque los otros se fueron. Así es inviable mantener abierta la primaria", precisó el representante de la institución.

Da Rosa dijo, por otro lado, que el Varela se presentará a concurso de acreedores "ya en los primeros días de marzo". Agregó que "este fue el recurso que se encontró para combatir la situación que se generó a partir del año 2015; la idea es evitar embargos y pesificar la deuda".

El presidente del consejo directivo del colegio contó, además, que el Banco República le negó un crédito, con el que pensaban poder solucionar los problemas.

"Esto no quiere decir que vayamos a la quiebra. Muchos padres nos preguntaron esto, y les aclaramos que no es así. Es más, hubo una asamblea el miércoles donde se les contó cual era la situación y ellos lo comprendieron —aclaró Da Rosa. Se va a concurso de acreedores porque queremos que venga un auditor y nos ayude".

Explicó que las clases de los liceales en Montevideo empezarán en el local donde se dictan todos los años, el de 18 y Beisso, pero dijo que luego de que este se venda los alumnos se mudarán al edificio histórico de la institución, ubicado frente a la Plaza de los Treinta y Tres, donde funciona la primaria.

"Lo que pasó es que no se proyectó bien el crecimiento de la institución. Se hizo una apuesta a los anexos de Ciudad de la Costa que fue muy mala. Entonces el colegio se quedó sin dinero y no se pudo pagar cosas mínimas, como los salarios", sostuvo Da Rosa.

El secretario de asuntos laborales del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Enseñanza Privada (Sintep), Sergio Sommaruga, declaró el miércoles a El País que el colegio debe 35% del sueldo de enero del 2016, el 50% del salario vacacional de 2016 y todo el salario vacacional de este año. Además se deben $ 10 millones en despidos, solo de los trabajadores afiliados —sin contar los de los trabajadores no afiliados al sindicato.

Aníbal Esmoris, secretario de propaganda de Sintep, declaró a la web del Pit-Cnt que la presentación del Varela a concurso de acreedores implica que "la Justicia designará un síndico y las deudas quedarán congeladas, lo que indica que por un año nadie podrá cobrar nada. El instituto, tiene un déficit que va de los $ 500.000 a los $ 2.000.000 por mes. Por lo que para los trabajadores el panorama del Varela es tétrico".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)