PARQUE RODÓ

Vandalizan el grafiti más viejo e inspirador de Montevideo

Quieren reescribir la frase de mártir de la guerra civil española.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Garabato: la fachada fue vandalizada la semana pasada. Foto: Eugenia Cruz Rocha

El grafiti "más duradero" de Montevideo, que desde 1984 lucía una frase de Victoria Díez en la fachada de una residencia estudiantil del Parque Rodó, fue "vandalizado" la semana pasada. El equipo que dirige el hogar hará una nueva jornada para volver a pintarlo.

Este grafiti tiene una historia particular en Montevideo, aunque el origen hay que rastrearlo en España.

Todo comienza en la década de 1930. En esa época, Victoria Díez, maestra de Hornachuelos, un pueblo de la provincia española de Córdoba, daba clases a mujeres analfabetas. Tenía formación en la Institución Teresiana, una organización católica de laicos creada a principios de siglo.

Cuando estalló la guerra civil española, Díez fue enviada a declarar y poco después fue ejecutada. Mientras era trasladada junto a otras personas, repetía: "Ánimo, compañeros que la vida puede más". Años más tarde, la frase quedó inmortalizada en una canción.

Si no puede ver el contenido haga click aquí

Díez fue beatificada por Juan Pablo II en 1993.

Según contaron ayer a El País directivos la residencia, la frase fue estampada en la fachada de la casona en 1984, en una época de mucho fervor político por ser las primeras elecciones tras 12 años de dictadura. En la campaña electoral, los partidos políticos colocaban allí muchos pegotines.

Cansados de tanta cartelería, pensaron en poner esta frase. "Se quería algo que dialogara con la sociedad y transmitiera un mensaje nacido desde la dimensión más profunda del ser humano", contó Carolina Mancini, directora de la residencia.

El lugar, que alberga más de 40 estudiantes, recibe cartas, llamadas y mensajes por las redes sociales en las que buscan conocer la historia de Díez o bien agradecer por el mensaje inspirador.

Fue el caso de una persona a quien le acababan de diagnosticar cáncer. "Contaba en la carta que, tras leer el mensaje, sintió la necesidad de agradecer porque en ese momento le supuso una fuerte dosis de esperanza", relató Mancini.

Esta fue la primera vez que pintan otro grafiti encima. "Antes le escribían algún símbolo al costado, pero siempre se había respetado el mensaje en el muro", agregó la directora.

El equipo directivo realizará una jornada con vecinos para repintar el mensaje. "La gente lo reclama porque forma parte de la identidad del barrio", concluyó Mancini.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)