RECIENTE LIBRO

Valenti elogia pero también cuestiona al presidente Vázquez

Entiende que ha sido demasiado benévolo con Adeom y con Raúl Sendic

Valenti: dice que los casos de Pluna y Ancap sin diferentes. Foto: M. Bonjour
Valenti: dice que los casos de Pluna y Ancap sin diferentes. Foto: M. Bonjour

La frase es contundente. “Los sillones del poder acostumbran tanto que adormecen a demasiadas conductas y despiertan las peores”. Pertenece al reciente libro publicado por Esteban Valenti, reconocido frenteamplista, periodista y ex persona de confianza y operador político del ministro de Economía, Danilo Astori. El libro se llama “El Clavo en sillón, El Poder y la crítica” y fue publicado por la editorial Sudamericana.

Valenti se propuso no hablar desde el sillón del poder, sino desde el clavo, ese que genera “incomodidad” y hasta puede llegar a “ser aborrecido” por el poder.

Desde el lugar de la crítica y la denuncia, se explaya sobre lo que a su entender no ha estado bien en el período que el Frente Amplio lleva en el gobierno, aunque sabe que no es fácil ya que “es desgarrador, en especial cuando los que ocupan el sillón son los tuyos, comparten una parte de tu historia, tus pasiones, tus sueños”.

Tabaré Vázquez, Danilo Astori, José Mujica y Raúl Sendic ocupan espacios importantes en el libro. Sobre el actual presidente, reconoce su papel como “líder clave” del Frente Amplio en los últimos 27 años, y lo calificó como “el perfecto outsider” de la izquierda, e incluso de la política nacional. Sin embargo, reconoció que durante su período como intendente le otorgó a los funcionarios municipales el beneficio de las seis horas de trabajo “sin que Adeom se lo hubiera solicitado”, y más aún, “sin exigir contraparte”.

También le criticó su postura con respecto al manido tema del “título de Sendic”. “Sabe perfectamente que, por ejemplo, no tiene ningún título universitario que revalidar en Uruguay ni en ningún planeta, y menos medallas de oro. Sendic no es licenciado”, dispara. Al respecto, le recuerda al presidente que sobre ese tema ha adoptado criterios diferentes. “Actuó en forma fulminante en la Intendencia por un error administrativo menor y removió a los responsables de cuatro cargos”, señaló.

La brasa que quema

El tema Raúl Sendic y su gestión al frente de Ancap es uno de los más analizados por Valenti. Para él, Sendic se convirtió en “una brasa ardiente” para el FA y todo el Gobierno. “La Justicia resolverá sobre la inocencia o la culpabilidad penal, pero en cuanto a la moral, la ética y la gestión, la señal de impunidad es pésima”, advirtió. Para Valenti a Sendic “se le subieron los millones a la cabeza y le obturaron el corazón”. Al respecto, asegura que las consecuencias de esto las paga la sociedad cuando “se arrastra la política por el lodo, se traiciona a los electores, se afecta la imagen y la realidad de las empresas del Estado, y se fortalece la idea de que las únicas que funcionan son las empresas privadas”. En cuanto a su designación como vicepresidente, considera que se concretó porque “todos aceptaron de cierta manera que sus burradas en Ancap eran manejables. Y no lo fueron”.

Valenti se preocupa de diferenciar el “caso Ancap” del “caso Pluna”. “Ni Mujica ni Sendic pidieron disculpas por Ancap”, cuando Vázquez y Astori “sí lo hicieron por Pluna al reconocer que se equivocaron”. Sobre Pluna, Valenti apunta que si bien el cierre fue una “obligación”, estuvo “mal ejecutado, con desprolijidades, y sin un solo centésimo en provecho de nadie”. Y se lamenta de “la falta de novedad y audacia del gobierno”. “No puede ser que un gobierno de izquierda tenga como su meta casi exclusiva la segunda planta de UPM”.

Hubiese querido batirse a duelo con Mujica

Aunque recientemente se ha distanciado de él, Valenti destaca especialmente el rol que, a su juicio, ha jugado el exvicepresidente y actual ministro de Economía, Danilo Astori. “En estos dos períodos de Gobierno a nadie le debemos más que a Danilo Astori y su construcción de la economía”, asegura. Sin embargo, reconoce que lo que hizo no le bastó para consolidarse como figura. “Fue el principal motivo del éxito del primer gobierno de Vázquez y de que el Frente Amplio repitiera el triunfo, pero le faltó política”, comenta Valenti.

Hay algo en lo que coincide con el expresidente José Mujica: en la necesidad de contar nuevamente con una Ley de Duelos. De hecho, escribió, “en dos oportunidades lo hubiera retado a él (a Mujica) a duelo sin ninguna duda”, señaló Valenti.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)