POLÉMICA SOBRE EXIGENCIAS DE ESTUDIOS

Vacunas: tratamiento menos discutido para la prevención

“Después del agua potable, las vacunas son lo que más muertes han evitado”, afirmó el médico argentino Daniel Stamboulian en un simposio sobre vacunación realizado en Montevideo el pasado miércoles.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Según autoridades sanitarias todavía quedan unas 50.000 dosis disponibles. AFP

En Uruguay hay 11 tipos distintos de vacunas obligatorias, empezando por la BCG al momento de nacer. Varias de ellas se dan en más de una dosis. Y todas son gratuitas en cualquiera de los 550 centros de vacunación que hay. A diferencia de otros países, en especial España, en Uruguay no hay una presión relevante de los “antivacunas”, como se conoce a los opositores a este método preventivo. Es que casi ningún médico tiene dudas sobre las vacunas obligatorias; y sobre las que generan alguna discusión -como la de la gripe-, se opta por recomendarlas en lugar de exigirlas.

El sarampión, la poliomielitis y la viruela son ejemplo de tres enfermedades “prácticamente” erradicadas en el país gracias a la vacunación, dice el doctor Homero Bagnulo. Eso sí, merece tener cuidado en poblaciones específicas. “Hay vacunas que usan agentes vivos atenuados, como la de la varicela o el sarampión”, dice la infectóloga Susana Cabrera. Eso no quiere decir que alguien se vaya a contagiar, pero “debe evitarse en personas inmunodeprimidas (defensas muy bajas por portar VIH o haber sido trasplantado de médula ósea, por ejemplo)”.

Las vacunas obligatorias en el sistema uruguayo se aplican hasta los 12 años. Luego solo hay que dar una dosis de la antitetánica cada 10. “En el adulto también es importante la vacunación”, afirma Stamboulian. “Cuando alguien prefiere no darse una vacuna, por lo general es por consejo de su médico”. Por el motivo que sea, este año la vacuna de la gripe no alcanzó ni el 25% de la población específica. Y ni la mitad de los funcionarios de la salud se vacunaron.

Desechos que hablan

Si entendemos al cuerpo humano como una gran máquina, los desechos son una parte fundamental para conocer cómo está funcionando. De ahí que el examen de orina sea uno de los estudios obligatorios para todas las personas. Para la especialista argentina María Noble, “debería aplicarse el mismo criterio que la creatitinemia: solo para diabéticos, hipertensos y embarazadas”. La mayoría de los prestadores de salud entregan los recipientes en forma gratuita.

Del valor a la enfermedad

“Tener el colesterol elevado no es una enfermedad”, plantea Homero Bagnulo. “En todo caso es un indicador a tener en cuenta porque oficia de factor de riesgo para un evento cardiovascular”. De ahí que los exámenes de DHL Y LDL que se piden obligatorios luego de los 40 años sean una forma de control. Los triglicéridos, que es otro tipo de grasa, se exige a toda edad. La doctora María Noble entiende que el DHL suele pedirse en la mayoría de países ante “sospechas”.

Cuestión de riesgo y edad

La glicemia es uno de los exámenes obligatorios del carné de salud. Se exige para hombres y mujeres de todas las edades. Lo que se busca es conocer el nivel de glucosa en sangre lo que, en parte, puede determinar la existencia de diabetes. Es un estudio poco costoso y basta una gota de sangre. El cuestionamiento es que si se es menor de 45 años y no hay factores de riesgo, “no es necesaria su realización”, según la Asociación Americana de Diabetes.

Beneficio para plus 60

Desde 2009 el Ministerio de Salud Pública exige el examen de creatinina en la población diabética e hipertensa. La disposición va en sintonía con la evidencia científica internacional. Se hace para saber qué tan bien funcionan los riñones. La conferencia mundial de enfermedades renales sugiere que en población “sana” el estudio se realice a partir de los 60 años. En tanto, aconseja tener cuidado en fumadores, obesos, portadores de VIH y hepatitis C

Más seguido sería mejor

Uno de los estudios que convirtieron a los exámenes uruguayos en “avanzada” fue la inclusión del fecatest para mayores de 50 años y menores de 70. Es un examen para prevenir el cáncer de colon observando la presencia de sangre en la materia fecal. “En ese rango etario es una practica de screening adecuada”, dice la doctora María Noble, aunque aclara que debe realizarse todos los años y no cada dos para una renovación “normal” del carné de salud.

Para el que llega al país

“Es desproporcionado que a los viajeros que ingresan al país se les exija solo una declaración jurada de que no portan enfermedades contagiosas como el ébola y a los trabajadores nos exijan una certificación médica, como lo es el carné de salud”, dijo a El País la ingeniera Ana Rosengurtt. Las barreras que aplica un país para no caer en la discriminación están en el tapete. De hecho, el sarampión reingresó a la región tras el Mundial de Brasil.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)