SALUD

Vacunación por gripe A: prioridad a grupos de riesgo

Próxima semana estarán disponibles las 100.000 dosis

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vacunaciones en Tres Cruces. Foto: Marcelo Bonjour.

El número de casos de gripe, infecciones respiratorias agudas y fallecimientos derivados registrados este año en Uruguay, son similares a los de 2009, cuando se produjo en el mundo la pandemia de gripe H1N1.

La subsecretaria del Ministerio de Salud, Cristina Lustemberg, dijo que en la comparación con 2009 las cifras son similares, aunque superan a las de 2014 y 2015 para el invierno. "Todos los que trabajamos en salud sabemos que en invierno aumentan las consultas", dijo la jerarca que aseguró que el sistema de salud "no está colapsado ni en un desborde que ponga en riesgo la atención ni la calidad asistencial".

En mayo se acabaron las dosis de vacuna. Se trataba de 500.000 dosis. Las autoridades mandaron pedir una segunda partida de 100.000 dosis a Francia, que llegarán mañana domingo. Entre lunes y martes se realizará la distribución en los centros de salud.

"Estamos trabajando con la Dirección de Inmunizaciones, con la Lucha Antituberculosa y con las Direcciones Departamentales de Salud para identificar toda la distribución de vacunas, y poder concentrar los puestos y difundirlos a la ciudadanía a través de los medios de comunicación", dijo Lustemberg.

A fines de mayo, el 12,5% de los internados en CTI lo estaba por gripe A, dijeron a El País fuentes del Ministerio de Salud Pública (MSP).

Unas diez personas han muerto por este virus desde que comenzaron los fríos.

Según la viceministra, cada invierno mueren en Uruguay 1.300 personas por enfermedades respiratorias.

En la segunda fase de vacunación la prioridad son los grupos de riesgo, dado el bajo nivel de inmunización que se dio en algunos sectores, principalmente embarazadas (25%). "Es un tramo de la población que, en conjunto con los gineco-obstetras y las parteras, queremos acercarles la importancia de la vacunación antigripal", dijo.

Otro colectivo que preocupa por su bajo nivel de vacunación y el alto riesgo que representan es el de los niños de entre seis meses y cinco años (18%), así como la población con enfermedades crónicas como asma, EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), diabetes, personas inmunocomprometidas y mayores de 65 años. El 90% de los fallecidos tenían algún factor de riesgo de comorbilidad claro.

Lustemberg insistió en que el personal de salud también reciba la vacuna. Ya se inoculó al 52% de esta población. Si bien la prioridad son los grupos vulnerables, la ministra aseguró que cualquier ciudadano que desee recibir la vacuna podrá concurrir a los centros de inmunización.

Para eliminar la diseminación de los virus se recomienda: utilizar alcohol-gel; al toser y estornudar usar pañuelos o cubrirse con el codo; si se tiene fiebre mayor a 38 °, no concurrir a los ámbitos de trabajo o estudio y tomar medidas de protección contra el frío.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)