LEJOS DE LO QUE ERAN

Las vacaciones de julio no colmaron las expectativas

El movimiento turístico de las termas no fue el esperado por operadores.

Las vacaciones dejaron de tener picos de movimientos como hace varios años. Foto: L. Pérez

  •  
17 jul 2017

Las vacaciones de julio tuvieron un menor movimiento en Tres Cruces respecto al año pasado. En Salto, los alojamientos mostraron los números más bajos de los últimos años. En Colonia y Maldonado se registraron ocupaciones del 80%.

Empresarios de las Termas del Daymán informaron que la ocupación osciló entre un 60% y un 70%. "Eso es por el fin de semana largo, porque el martes volvemos a un 30 o 40%. El público es uruguayo y los argentinos aquí no vienen", sostuvo un hotelero. Tanto los hoteleros como los gastronómicos dicen que ahora los argentinos tienen sus propias termas y que los precios de alojamiento en Uruguay no les son convenientes.

Se estima que la capacidad de alojamiento de Daymán y sus alrededores es de 6.000 camas. Muchas de éstas pertenecen a fincas particulares que se alquilan por día o temporada. Y muchas veces constituyen opciones para grupos familiares que buscan bajar los costos.

Esta alternativa de alojamiento para el viajero no escapa a la realidad de lo que acontece en los hoteles. "Está ocupada un poco más de la mitad de la oferta, pero a partir del lunes nos venimos abajo nuevamente", explicó ayer un integrante de Mabel Alquileres.

El presidente de la Comisión de Turismo del Centro Comercial de Salto, Leonardo Boruchovas, coincidió en que estas vacaciones "no son las mejores" para el sector en comparación a años anteriores.

Sobre los argentinos, señaló que a diario llegan importantes contingentes a la ciudad, pero permanecen unas horas y regresan su país. "Vienen al parque acuático de Salto Grande, almuerzan, hacen surtidos de supermercado, compran electrodomésticos, ropa y se vuelven. Muy pocos se alojan", manifestó.

En las termas del Arapey la situación es más favorable para el sector privado que comprende a los dos hoteles cinco estrellas. Según el gerente de Arapey Thermal, Andrés Zanatta, los últimos días la ocupación estuvo en el entorno del 90% y con fuerte presencia de argentinos y brasileños. En el puente San Martín, que une Fray Bentos y Gualeguaychú, "el flujo ha sido constante pero nada extraordinario", confió una fuente de Aduana. El movimiento era ayer de filas de 4 a 5 autos en tres cabinas habilitadas. Lejos de lo esperado.

La ministra de Turismo, Liliám Kechichian, dijo la semana pasada que prefería esperar a que finalice la semana para tener información concreta. No obstante, indicó: "Tenemos datos sueltos. Hubo una muy buena ocupación en el Este, cerca del 80%, y en Colonia un porcentaje similar".

"Sabemos que las vacaciones de julio tienen un alto porcentaje de turismo interno. La gente prefiere salir a los lugares y puntos turísticos uruguayos", enfatizó la ministra.

La jerarca cree que hay propuestas "atractivas" fuera del país que tientan a muchos uruguayos. De todas formas, "al ser quizás más cortas las vacaciones, la gente prefiere disfrutar aquí", dijo la ministra.

"Merma perceptible".

Osvaldo Torres, jefe de la Terminal de Tres Cruces, indicó que las vacaciones de julio dejaron de integrar el grupo de momentos "pico" para la terminal.

"Si lo comparamos con los mejores años, 2012 y 2013, estamos hablando de un poquito por debajo. Eso se ha venido confirmando en los últimos tres o cuatro años", dijo.

Torres encuentra razones "muy diversas" que explican este fenómeno. Una es que se abarataron los viajes a destinos fuera de fronteras. "Hay más accesibilidad de viajar al Caribe y al nordeste brasileño", indicó.

Otra es una "merma general perceptible" del servicio de transporte de ómnibus en todo el país ya que hay una mayor cantidad de vehículos particulares en las rutas.

(Producción: Luis Pérez y Daniel Rojas)

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.