PLATAFORMA PARA EL TRANSPORTE COLECTIVO

Usuarios podrán saber cuánto tarda el ómnibus y si va lleno

La IMM pide a emprendedores soluciones tecnológicas para el transporte

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Paradas: pasajero podrá informarse antes de subir al ómnibus qué tan lleno viene. Foto: G. Pérez

La Intendencia de Montevideo busca una solución tecnológica que le permita saber en tiempo real cuántas personas están a bordo de un ómnibus y que el usuario pueda acceder a esa información a través de una aplicación mientras se encuentra en la parada.

Para ello, la comuna lanzó ayer junto a la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) el Desafío Ciudades Inteligentes que crea un fondo concursable para la financiación de proyectos que permitan "llegar a soluciones relacionadas con áreas de interés de la comuna".

El objetivo es que emprendedores uruguayos puedan desarrollar una plataforma tecnológica que asegure "una mayor agilidad en el ingreso y egreso de los pasajeros", según señalan las bases del concurso.

"Se buscan dispositivos (sensores, cámaras o lo que fuere) que funcionen en un ómnibus real", señaló a El País Cristina Zubillaga, directora de Desarrollo Sostenible e Inteligente de la comuna.

Mediante ese sistema, el personal del ómnibus también tendría información anticipada sobre lo que sucede en el tránsito para decidir tomar un desvío y ahorrarse embotellamientos, o evitar un corte de calle si hubiera un accidente.

"Hoy en día, ni las empresas (de transporte urbano de Montevideo) ni la Intendencia tienen elementos suficientes para saber cuántas personas viajan a determinadas horas. Se sabe cuántos pasajeros suben, pero no hay ningún sensor que informe de cuántas personas bajan", agregó Zubillaga.

La Intendencia y la ANII están abiertas a cualquier iniciativa de interés. "Si a alguien se le ocurre un sistema para que el usuario pueda pagar el boleto incluso antes de subirse al ómnibus, podría ser". En las bases y condiciones también se plantea a los postulantes del concurso la posibilidad de colocar pantallas a bordo para informar el recorrido restante de una línea de ómnibus, el tiempo estimado de arribo a las paradas y a los puntos o edificios importantes de la ciudad.

El fondo estará abierto para recibir iniciativas hasta el 29 de junio. Luego, un comité de evaluación filtrará las mejores ideas.

Los ganadores recibirán financiamiento por un monto máximo de 3 millones de pesos (unos 106.000 dólares) y dispondrán de seis meses para crear el prototipo planteado.

Al margen de este concurso, Zubillaga informó que este año se instalarán paneles electrónicos en algunas paradas que indicarán cuánto tiempo falta para la llegada de un ómnibus.

Ese sistema ya funciona en paradas de ómnibus y estaciones de metro en países de Europa como España, Gran Bretaña y Francia.

"Hay que estudiar dónde ponerlos", indicó Zubillaga.

Menos venta.

Estas iniciativas se dan en un contexto de disminución año a año de la cantidad de boletos vendidos en la capital. En 2016 se vendieron 13 millones menos que en 2015, una disminución del 5%. A principios de febrero se autorizó un incremento de tres pesos en el boleto común, a raíz del aumento de salarios y la inflación.

Polémica en Unasev por el consumo de alcohol al manejar.

Alejandro Draper, director del Partido Nacional en la Unidad de Seguridad Vial (Unasev), propuso que no se les retire la libreta de conducir a quienes arrojen resultado positivo en las espirometrías con menos de 0,3 gramos de alcohol por litro de sangre.

Desde enero de 2016, la ley de tolerancia cero prevé que estos conductores queden inhabilitados para conducir vehículos en la vía pública.

Draper también propuso que se coloquen espirómetros en las farmacias para que los conductores puedan hacerse sus propios controles de alcohol, según dijo a Subrayado.

El resto de la directiva de Unasev se mostró en contra. "No vamos a volver atrás en absoluto. Sería una señal de debilidad", indicó Adrián Bringa, secretario ejecutivo de Unasev. Aseguró que la medida no fue tomada de manera "antojadiza", sino que está respaldada por organismos internacionales. También dijo que, de dar marcha atrás, significaría ir en contra de una línea de trabajo contra el consumo de alcohol que ha impulsado el gobierno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)