FOTOGALERÍA

Uruguayo en la élite de acuarelistas del mundo

Álvaro Castagnet, Medalla de Plata en un certamen internacional que reunió 3.000 artistas en Nueva York.

Obras de Álvaro Castagnet fueron medalla de plata en un certamen internacional.
Obras de Álvaro Castagnet fueron medalla de plata en un certamen internacional.
Obras de Álvaro Castagnet fueron medalla de plata en un certamen internacional.
Obras de Álvaro Castagnet fueron medalla de plata en un certamen internacional.
Obras de Álvaro Castagnet fueron medalla de plata en un certamen internacional.
Obras de Álvaro Castagnet fueron medalla de plata en un certamen internacional.
Obras de Álvaro Castagnet fueron medalla de plata en un certamen internacional.
Obras de Álvaro Castagnet fueron medalla de plata en un certamen internacional.
Obras de Álvaro Castagnet fueron medalla de plata en un certamen internacional.
Obras de Álvaro Castagnet fueron medalla de plata en un certamen internacional.
Obra de Álvaro Castagnet.
Obra de Álvaro Castagnet.
Obras de Álvaro Castagnet fueron medalla de plata en un certamen internacional.
Obras de Álvaro Castagnet fueron medalla de plata en un certamen internacional.

El artista uruguayo Álvaro Castagnet obtuvo la Medalla de Honor de plata de la American Watercolor Society (AWS) en el 150 aniversario de su fundación.

El galardón otorgado por la más importante asociación de acuarelistas de los Estados Unidos y una de las mayores del mundo, le fue concedido a Castagnet, días pasados, por una acuarela en la que pintó la fachada de un edificio de la calle Broadway, en el Soho de Nueva York.

La Medalla de Oro fue adjudicada a la norteamericana Cathy Hegman y el tercer premio (Bronce) al también estadounidense Frederick Graff.

"Es el premio más importante que he recibido en mi vida", dijo Castagnet a El País. Para lograrlo, tuvo que pasar por una selección en la que se presentaron más de 3.000 artistas de todo el mundo. El jurado estaba integrado por pintores de renombre internacional.

No es la primera vez que Castagnet logra un premio fuera de fronteras. Sus trabajos de extraordinaria calidad y colores vivos han sido reconocidos en Australia, Francia, Canadá y en la propia Norteamérica.

Vuelta a una página.

La AWS nació el 5 de diciembre de 1866 en Nueva York. La Guerra Civil norteamericana (1861-1865) acababa de terminar y un grupo de artistas intentaba dar vuelta la sangrienta página de la historia reciente.

En todo el país se estaba produciendo una revolución cultural. Después de la guerra, la gente buscaba belleza para reanimar sus vidas.

En Nueva York, artistas que hoy son leyendas y entre los que se encontraban Gilbert Burling, Samuel Colman, Guillermo Hart, y Guillermo Craig, firmaron en la universidad el acta constitutiva de la Sociedad Norteamericana de Acuarelistas. Fue un hecho histórico, no solo porque se dio el puntapié inicial para el desarrollo de la acuarela en dicho país, sino porque también se admitieron mujeres.

Temprana vocación.

Castagnet nació en 1954 en el Parque Rodó. Cursó estudios primarios en la escuela de la zona y los secundarios en el Liceo N° 4. Siendo niño y alentado por su padre, concurrió a clases de dibujo particular. El descubrimiento de la acuarela se produjo cuando tenía 12 años junto a su docente Esteban Garino. Después, asistiría al taller de Miguel Ángel Pareja, casi simultáneamente con un breve pasaje por la Escuela de Bellas Artes.

En 1987, se fue a vivir a Australia y en Melbourne perfeccionó su técnica. Dos años después, se casó con Ana, una argentina de Córdoba y comenzó a tener éxito con sus pinturas y a viajar por Europa y Estados Unidos. En 2001, con su mujer y sus hijos —Calvin y Gastón—, volvió a radicarse en Montevideo y abrió su atelier en la calle Piedras a pocos metros del Mercado del Puerto.

"Soy un hombre de ciudad", comentó Castagnet y por eso la temática principal de sus obras son paisajes urbanos. Aunque no faltan los interiores de los cafés, los retratos y los personajes vinculados al tango.

Su obra pinta a Montevideo con una luz y unos colores muy intensos, así como también lo ha hecho con París, Londres, Madrid, Melbourne y —obviamente— Nueva York.

Castagnet, es hoy no solo un artista consagrado internacionalmente, sino también un ciudadano del mundo. La mitad del año trabaja en el exterior.

Con frecuencia es convocado para integrar jurados en concursos que se celebran en Europa, Estados Unidos y ahora, además, en Japón, Malasia y Singapur.

Viaja siempre munido de su caballete y su caja de pinturas. Realiza permanentemente lo que él denomina Work shops, que no son otra cosa que clases magistrales en las que exhibe todo su talento.

En la primavera y el otoño del hemisferio norte, se lo puede encontrar pintando en una esquina de Nueva York o París. Fue así que realizó un dibujo en carbonilla del frente de un edificio de la calle Broadway. Lo guardó, volvió a Montevideo y en su taller de la Ciudad Vieja, pintó sobre una cartulina de 75 centímetros de alto por 56 de ancho, la acuarela que le valió el mayor premio que ha conquistado hasta ahora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)