El gobierno K proyecta una tercera ATUCHA, vecina a las dos ya existentes

Uruguay pide informe sobre central atómica de Argentina

Uruguay quiere conocer las condiciones en que está funcionando la central nuclear Atucha II de Argentina, ubicada en la provincia de Buenos Aires, a unos 80 kilómetros de la costa uruguaya que comenzó a estar operativa en este año.

Está ubicada sobre el río Panamá en la provincia de Buenos Aires a 80 km. de Colonia.

  •  
JUAN PABLO CORREA18 ago 2014

El ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Luis Almagro, explicó a El País que los acuerdos de la Organización Internacional de la Energía Atómica dan la potestad a los países vecinos de otros donde hay centrales de este tipo de pedir información. "Tanto Uruguay como Paraguay tienen interés en conocer la evolución de esos procesos. Estamos recabando la información para hacer mejor el planteo. Es un tema importante para Uruguay", explicó. Hasta ahora Argentina ha dado alguna información de manera extraoficial, agregó.

Si no puede ver la imagen haga click aquí

La central Atucha II (denominada oficialmente "Presidente Néstor Carlos Kirchner") está junto a Atucha I en la localidad de Lima, en la provincia de Buenos Aires y a poco más de 100 kilómetros de la capital argentina. Tiene una potencia de 743 megavatios eléctricos, es una de las tres centrales nucleares con que cuenta Argentina y utiliza uranio natural y agua pesada. Las dos centrales de Atucha (la primera se inauguró en 1974) y la de Embalse en la provincia de Córdoba (comenzó a funcionar en 1983) son explotadas por Nucleoeléctrica Argentina S.A.

Argentina impulsó la generación eléctrica nuclear desde la época en que era presidente Juan Domingo Perón. Hoy abastece el 10% de su demanda eléctrica con energía nuclear. Brasil también quiere llegar a cubrir ese porcentaje de demanda con la misma modalidad de generación. Ese país pondrá en funcionamiento en 2015 la central Angra III y quiere poner en marcha otras dos más en el nordeste en 2012. Cuenta con condiciones favorables para desarrollar este tipo de energía porque posee la sexta mayor reserva de uranio a nivel mundial.

Atucha II llegará a abastecer a 3 millones de usuarios. Además Argentina quiere construir una cuarta central mediante un acuerdo con China (en las cercanías de Atucha) y extender la vida útil de Embalse. En 2013 Argentina firmó dos convenios con la Corporación Nacional Nuclear de China para que esta participe en la eventual edificación de nuevas plantas.

La piedra fundamental de Atucha II se colocó en 1982, y entre 1994 y 2006 estuvo paralizada, hasta el relanzamiento del Plan Nuclear Argentino impulsado por el gobierno del ex presidente Néstor Kirchner. Se espera que antes de fin de año llegue a generar al máximo de su capacidad.

El sitio web periodístico argentino "lapolíticaonline" advirtió el mes pasado sobre posibles fallas en la seguridad de Atucha 2. "Data de la década de 70 (es pre-Chernobyl y por supuesto pre-Fukushima) sus sistemas de control ya no se usan y han sido cuestionados por el Organismo Internacional de Energía Atómica. Y se pone en marcha sin ninguna actualización relevante", publicó el sitio.

Se calcula que el costo de la obra desde que comenzó a construirse hace cuatro décadas fue de US$ 5830 millones. El gobierno argentino asegura que al utilizarla se ahorrará US$ 1.500 millones anuales en importación de energía.

Atucha 2 puede llegar a atender el 4% de la demanda eléctrica de Argentina.

Prohibición.

En Uruguay está prohibida la utilización de energía nuclear para la generación eléctrica. También está prohibida la importación de electricidad generada con centrales nucleares.

El senador nacionalista Sergio Abreu, que fue ministro de Industria, dijo a El País que es partidario de que Uruguay revise esa prohibición y analice la posibilidad de contar con centrales nucleares no muy grandes porque todavía existe un déficit estructural en materia de generación. "El gran tema es el tratamiento de los residuos nucleares", señaló.

Mientras tanto, en Paraguay preocupa la posibilidad de que Argentina construya otra central atómica en la provincia de Formosa, fronteriza con aquel país.

El uso de energía nuclear fue revisado a nivel mundial luego del accidente del 11 de marzo de 2011 en la central de Fukushima (Japón). Ese día un terremoto provocó un tsunami que afectó la instalaciones de esa central que había comenzado a funcionar en 1971.

El otro gran accidente nuclear ocurrió en 1986 en Chernobyl (Ucrania) que hoy está prácticamente desierta.

En el centro de la polémica

La aplicación más frecuente de la energía nuclear es la generación de energía eléctrica para su uso civil, en particular mediante la fisión de uranio enriquecido. Para ello se utilizan reactores en los que se hace fisionar o fusionar un combustible. El funcionamiento básico de este tipo de instalaciones es parecido al de cualquier otra central térmica. Pero requieren medidas de seguridad más estrictas que las necesarias para las centrales que usan combustibles fósiles como gas-oil o fuel-oil o gas natural.

Desde el punto de vista ambiental ofrecen la ventaja de no producir emisiones que incrementen el denominado "efecto invernadero".

China, India y Francia tienen ambiciosos programas nucleares. Sin embargo, la primera ministra alemana, Angela Merkel, anunció tras el desastre de Fukushima, que la impresionó fuertemente, que en 2022 su país cerrará las últimas centrales de generación eléctrica nucleares con la que había llegado a cubrir más del 20% de la demanda interna. Dará prioridad ahora a la energía renovable.

En Argentina la Comisión Nacional de Energía Atómica fue creada en 1950 cuando era presidente Juan Perón.

Cerca de Uruguay

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ofreció a Bolivia el mes pasado un plan integral para el desarrollo de energía nuclear con fines pacíficos. La propuesta fue hecha en un encuentro que Putin mantuvo con el mandatario Evo Morales en Brasil. Bolivia también ha buscado colaboración argentina y francesa

Hasta ahora sólo Argentina y Brasil producen electricidad con plantas atómicas en la región. Sus programas llevan varias décadas de desarrollo a impulsos del Estado. Chile analiza el uso de energía nuclear.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.