JORGE DÍAZ

En Uruguay “hoy no hay una política pública de seguridad”

Para el fiscal general de la Nación "sin ir a un proceso acusatorio", como el que implementará con el nuevo Código del Proceso Penal, "seguramente no haya soluciones al problema de la seguridad".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jorge Díaz.

El fiscal general de la Nación Jorge Díaz aseguró hoy que “sin ir a un proceso acusatorio” como el que se implementará con el nuevo Código del Proceso Penal (CPP) “seguramente no haya soluciones al problema de la seguridad”.

Aunque aclaró: “Que no se me malinterprete: yo no digo que la solución al problema de seguridad esté en ir a un proceso acusatorio”.

Díaz hizo estas afirmaciones durante la firma de un convenio con la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) mediante el cual se actuará en ambos organismos en forma complementaria y se compartirá información mediante un sistema informático nuevo que abarque todos los pasos, desde la presentación de una denuncia.

También afirmó que en Uruguay “hoy no hay una política pública de seguridad” porque para que la haya “se requiere la coordinación estratégica de cuatro acciones: la prevención, la conjuración (represión inmediata del hecho violento para hacer cesar sus efectos), la investigación criminal y la persecución penal. Sin esas acciones coordinadas estratégicamente no hay una política pública de seguridad”.

"En Uruguay la tarea de investigar y perseguir penalmente se la asignamos al juez y ellos no pueden participar en un sistema que coordine sus acciones en una política pública de seguridad porque son independientes. En todo el mundo esto ha cambiado y hemos ido a sistemas acusatorios”, agregó.

En un análisis del proceso penal actual, que considera que “ha fracasado”, Díaz sostuvo que “según los últimos datos estadísticos consolidados, que son de 2013, hubo unas 200.000 denuncias. De esas aproximadamente 34.500 llegaron al sistema judicial, el 18% de las denuncias presentadas. A su vez, solo 9.100, el 4,5% dieron mérito a una imputación penal. No digo que la única respuesta debe ser la imputación penal, pero nuestro sistema procesal actual la única respuesta que da es la imputación. Y un sistema que solo da la imputación penal como respuesta y que es del 4,5% de los casos es un sistema que ha fracasado completa y absolutamente”.

“No es que penamos benignamente a los delincuentes que agarramos sino que el fracaso está en los que no agarramos. Aún cuando aplicáramos penas severísimas a ese 4,5% nos va a quedar un 95% sin resolver. Imaginemos cuánto dolor social hay detrás de cada una de estas víctimas”, afirmó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)