INTERNACIONAL

Uruguay no firmó nuevo comunicado sobre la situación en Venezuela

"Condenamos el uso excesivo de la fuerza por parte de las autoridades venezolanas contra la población civil", señala el documento, del que Uruguay no formó parte esta vez.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Incidentes en Venezuela. Foto: AFP.

Uruguay no firmó un comunicado sobre la situación de Venezuela publicado anoche, del que sí formaron parte los demás países que habían participado de anteriores comunicados conjuntos.

"Deploramos el deterioro de la situación interna y el recrudecimiento de la violencia en la República Bolivariana de Venezuela, que desde el 6 de abril ha dejado un creciente número de muertos y cientos de heridos", señala el documento, firmado por Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México y Paraguay.

Además, se condena "el uso excesivo de la fuerza por parte de las autoridades venezolanas contra la población civil que marcha para protestar contra las medidas del Gobierno que afectan la estabilidad democrática, polarizan aún más a la sociedad venezolana y ocasionan la pérdida de vidas humanas, en su mayoría de personas jóvenes".

Se realiza un "llamado enérgico al Gobierno venezolano para que respete los derechos humanos de sus ciudadanos, como lo contempla su Constitución" y se recuerda que Venezuela, por ser miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, "tiene la obligación de aplicar las normas más estrictas sobre la promoción y protección de los derechos humanos en cumplimiento de los compromisos y obligaciones derivados de los tratados internacionales que sobre el tema ha suscrito y ratificado".

Finalmente, se hace un llamado "a todos los sectores para no avalar acciones que generen más violencia y manifestamos nuestra convicción de que ha llegado la hora de concretar un acuerdo nacional incluyente que provea una solución duradera a la crítica situación que se vive en Venezuela".

Si no puede ver la publicación, haga click aquí.

Los anteriores comunicados

Este es el tercer comunicado conjunto de países latinoamericanos sobre la situación de Venezuela y el primero del que no participan Uruguay, Chile ni Perú.

En el primero que fue publicado el 20 de abril y firmado por Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay, se realizaba una condena de forma "enérgica" a la violencia que ha sido desencadenada en Venezuela y se lamentaba los fallecimientos.

Además, se apoyaba al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, urgiendo a "la adopción de medidas concretas de todas las partes para reducir la polarización y crear las condiciones necesarias para enfrentar los desafíos del país en beneficio del pueblo venezolano". Además se exigía que el gobierno venezolano "fije las fechas para el cumplimiento del cronograma electoral, libere los presos políticos y garantice la separación de poderes constitucionales".

El segundo comunicado fue emitido el 30 de abril y lo firmaron Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Perú, Paraguay y Uruguay. En el documento se apoyaban las declaraciones del papa Francisco, quien dijo que era imprescindible contar con “condiciones muy claras para una salida negociada a la crisis política, económica y humanitaria en dicho país hermano".

Además, se reiteraba que "se requiere el cese de los actos de violencia, la plena vigencia del Estado de Derecho, la liberación de los presos políticos, la plena restitución de las prerrogativas de la Asamblea Nacional, y la definición de un cronograma electoral".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)