Ramón Méndez

"Uruguay no corre riesgo con Atucha II"

Un accidente nuclear grave en la central argentina Atucha II, similar a los ocurridos en Fukushima o Chernobyl donde el corazón del reactor se rompió y los materiales radiactivos llegaron a la atmósfera, no representaría un riesgo importante para Uruguay, aseguró a El País el director nacional de Energía, Ramón Méndez.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ramón Méndez, director de Energía. Foto: Archivo de El País.

"Si el accidente es grave dependería de los vientos. En la mayoría de los escenarios que hemos visto, frente a un accidente gravísimo tendríamos un impacto menor y hay posibilidades de proteger a la población para reducir el riesgo a prácticamente cero", explicó.

El pasado jueves la presidenta Cristina Fernández dejó inaugurada la generación a máxima potencia en Atucha II, una central con una potencia de 745 MW eléctricos a base de uranio natural y agua pesada. Comenzó a construirse en 1982 y entre 1994 y 2006 estuvo paralizada. En el mismo emplazamiento se encuentra la central nuclear Atucha I, de 363 megavatios eléctricos. Fernández también anunció la construcción de otra planta en Formosa.

"Atucha es segura y tenemos la mejor opinión de los técnicos argentinos. Es un país con sesenta años de conocimiento acumulado en materia de energía nuclear. Es de los primeros países que implantó esa tecnología y hoy tiene miles de técnicos formados que saben manejar adecuadamente una central nuclear", dijo Méndez.

Uruguay participó de diversos simulacros de accidentes y mantiene un fluido intercambio de información con sus pares argentinos.

El Estado preparó un protocolo de acción frente a cualquier contingencia que involucre a Atucha II.

En noviembre, Carlos Rojas, experto argentino de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) y jefe del Centro de Control de Emergencia de la Autoridad Regulatoria nuclear de Argentina, dijo a El País que en caso de accidente en la central, que está a 80 kilómetros del litoral oeste, el riesgo para el país sería bajo debido a la distancia de la costa uruguaya y a que en esa zona entre el 80% y el 85% del tiempo el viento no sopla hacia Uruguay sino hacia el norte. Las evaluaciones de riesgo indican que, en caso de accidente, los efectos no irían más allá de los 30 o 40 kilómetros.

Argentina está obligada a informar a Uruguay en caso de registrar un accidente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)