PLATAFORMA MARINA

Uruguay y Argentina negocian nuevos límites marítimos

Es por la ampliación de la plataforma marina de ambos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La licitación fue declarada desierta por la CARU. Foto: gentileza Intendencia de Paysandú

La Organización de Naciones Unidas (ONU) aprobó, hace ocho meses, que Uruguay pudiera extender su plataforma marina hasta las 350 millas. Esa superficie ganada, que ronda los 83 mil kilómetros cuadrados, implica una negociación con los países vecinos para fijar los límites. Con Argentina, que también amplió su zona, ya está todo encaminado para iniciar el diálogo en los próximos días, informó el diario argentino Clarín.

A diferencia de Brasil, que aún no culminó su proceso de ampliación, Argentina y Uruguay ya tienen el aval internacional, lo que los habilita a discutir sus fronteras de altamar. Según Daniel Gilardoni, quien participó por el Poder Ejecutivo uruguayo en la fase final de la aprobación de la ONU, "la negociación con Argentina es la más delicada porque las capas se superponen (la nacional se extiende hacia al sur y la del vecino país lo hace de oeste a este).

Si bien ninguno de los países hace uso de la explotación del fondo marino, en una zona donde la profundidad alcanza hasta los 4 mil metros, la soberanía permite asegurarse el aprovechamiento futuro de las especies que habitan el lecho marino (esas que se arrastran por el fondo o están estáticas allí) y de los minerales que haya debajo.

La búsqueda de petróleo es, a priori, el tipo de negocio que cualquier de los dos países puede intentar. Otros minerales, como el cobre que se está agotando en tierra, parece lejano y, según el experto en océano Milko Schvartz-man, implica "una brutal contaminación".

A su vez, algunas especies instaladas sobre el fondo, desde cangrejos o planta acuáticas están siendo utilizadas por la industria farmacéutica para la generación de medicamentos contra enfermedades de difícil cura. Aunque por el momento se trata de un comercio incipiente y de altos costos operativos.

Aguas adentro.

Por otro lado, el llamado público de oferta de precio para dragar el Río Uruguay, entre Fray Bentos y Concepción del Uruguay, fue declarado desierto el pasado miércoles. Las tres empresas que se habían presentado, querían cobrar —en promedio— US$ 9 el metro cúbico, cuando los precios de mercado "están a la mitad o menos". La Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) realizó una reunión extraordinaria y optó por cancelar ese primer llamado para hacer más profundo el caudal del río, una operativa que implica remover 2,7 millones de metros cúbicos.

Este llamado forma parte de una serie de "licitaciones" para las que los gobiernos de Argentina y Uruguay invirtieron US$ 27,5 millones en 2014. El objetivo es que puedan recorrer el río "barcos de mayor porte y que la navegabilidad sea más fácil", explicó Gastón Silbermann, presidente de la delegación uruguaya en la CARU.

En enero, una compañía belga culminó el excavado del canal Casablanca, un área de fondos duros, entre Concepción del Uruguay y Paysandú. Esa misma empresa (Jan De Nul) se presentó al último llamado, pero lo hizo con precios "muy superiores" a su proyecto anterior.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)