LOS EFECTOS DE LA TERCERA PLANTA DE CELULOSA

UPM busca espacio en el puerto de Montevideo

La nueva planta requerirá de obras y cambiar de lugar a algún operador para sacar la producción de celulosa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Puerto. El de Montevideo es la única terminal de aguas profundas consolidada en Uruguay. Foto: Ariel Colmegna.

El proyecto de construcción de la segunda planta de celulosa de UPM genera enormes expectativas pero requerirá una adecuación muy grande de la infraestructura. Un desafío será buscar espacio en el puerto de Montevideo, la única terminal de aguas profundas consolidada que tiene Uruguay que en más de cien años de existencia ha podido cumplir con las necesidades planteadas, pero que hoy está escaso de espacio.

Fuentes vinculadas a la operativa portuaria identificaron a El País algunos puntos que podrían llegar a albergar áreas de depósito de UPM. Uno podría ser en el área de la Terminal Cuenca del Plata, concesionaria de la playa de contenedores anexa a la escollera Sarandí. Allí se han realizado tareas de relleno y hay espacio disponible, aunque quizás debería renegociarse el contrato entre el Estado y el privado concesionario (el grupo belga Katoen Natie) porque el contrato correspondiente estableció que el área debía dedicarse exclusivamente a contenedores. Esa zona, además, podría llegar a ampliarse en varias hectáreas.

Otra zona que podría eventualmente destinarse a la operativa de UPM sería la denominada "Acceso Norte" ubicada en las cercanías de la Central Batlle de UTE donde hay unas cinco hectáreas disponibles. Esta zona requeriría de trabajos de pavimentación de sus accesos e iluminación, explicaron las fuentes. Actualmente están los autos cero kilómetro importados.

Un tercer punto sería la explanada del denominado "muelle C", donde hoy hay contenedores que ocupan aproximadamente una hectárea y media.

Y un cuarto punto sería la zona donde están los barcos pesqueros que quedaría libre si se concreta la construcción de un puerto pesquero nacional e internacional en la zona de Capurro. Ya está licitada y adjudicada la construcción de la terminal para flota internacional y en estudio la convocatoria para la zona de buques nacionales.

"El de Montevideo no es un puerto que esté holgado en materia de espacio terrestre", advirtió la fuente. Lo ideal, agregó, sería ganar espacio adicional con el traslado de la base de la Armada, un proyecto que se analiza desde hace décadas pero que sigue sin concretarse. Hace mucho que se baraja el traslado a la zona cercana del Cerro donde ya está instalado Fusileros Navales (Fusna) pero no se ha concretado por falta de recursos. De todas formas, en el ambiente portuario se entiende que tarde o temprano es algo que tendrá que ocurrir.

La planta de UPM de Fray Bentos recibe al día 400 camiones y si la nueva instalación tiene más del doble de la capacidad, como anunció el presidente Tabaré Vázquez, cabe suponer que se incrementará fuertemente el tránsito que ya hoy, en los accesos al puerto de Montevideo, es intenso, al menos en algunos momentos de la tarde pese a la desaceleración económica. El Ministerio de Transporte baraja la construcción de un viaducto para camiones en la zona. Otra opción sería un túnel. Una pregunta adicional a responder es hasta qué lugar llegará la pasta de celulosa que será trasladada. UPM adelantó que llegará a Montevideo en tren porque considera seguro al modo ferroviario. Si llegase hasta la Estación Central el traslado hasta el punto de embarque en los buques sería muy corto, pero habría que adecuar toda la zona ya que hoy sufre un proceso de deterioro.

"El puerto quedó encerrado en la ciudad, tiene problemas de congestión y la rambla portuaria se utiliza como un bulevar de acceso a la Ciudad Vieja. Los puertos tienen que tener buenas entradas y buenas salidas, y tienen que ser ágiles", explicaron las fuentes.

Por último, se requerirá una estrategia de dragado permanente ya que el Río de la Plata tiene una importante sedimentación. Recientemente, la importante empresa Maersk debió venir a Montevideo con buques de menor calado a lo habitual debido al insuficiente dragado en la zona del antepuerto de la Terminal Cuenca del Plata, aunque la dificultad ya se subsanó.

Ferrocarril: US$ 1 millón por cada km de vía nueva.

El ferrocarril será otro sector que sentirá el impacto de la nueva planta de UPM. El gobierno está poniendo a punto la línea Montevideo-Rivera. El ministro de Transporte, Víctor Rossi, dijo que se están realizando "los últimos trabajos" en el tramo Rivera-Paso de los Toros. El conjunto de las obras abarcará 422 kilómetros a un costo de alrededor de US$ 200 millones. El precio de reparar un kilómetro de vía férrea ronda los US$ 500.000. Y cada kilómetro de vía nueva, US$ 1 millón.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)