SALUD PÚBLICA

Ultiman detalles del IMAE de Salto

La Sociedad Médico Quirúrgica de Salto, conjuntamente con el equipo técnico del Departamento de Hemodinamia del Sanatorio Americano continúan con el desarrollo de los últimos detalles para poner a funcionar el Instituto de Medicina Altamente Especializado Cardiológico (IMAE) en Salto.

Ayer viajó a esta ciudad en una aeronave de la Fuerza Aérea personal técnico especializado en traslados por aire para coordinar y capacitar sobre este tipo de emergencias, cuyo cumplimiento es una de las exigencias para montar este tipo de centro.

De la jornada de instrucción participaron el codirector de Hemodinamia del Sanatorio Americano, Dr. Tomás Dieste, funcionarios de ASSE y pilotos de la Fuerza Aérea que participan de vuelos sanitarios, los que conjuntamente con los médicos cardiólogos y personal de enfermería que trabajarán en el Angiógrafo recibieron una más de las tantas capacitaciones que el servicio requiere.

El IMAE de Salto, que funcionará como una derivación del Sanatorio Americano, seguramente quedará habilitado en el mes de julio próximo y ya cuenta con los médicos especializados residentes a la espera de la decisión final de Salud Pública.

El vuelo en una aeronave de la Fuerza Aérea que será la que brindará el servicio de traslados cuando se requiera, fue un viaje de instrucción para los pilotos en cómo deben sobrellevar este tipo de traslados en pacientes cardiológicos, conocimientos que fueron impartidos por técnicos de ASSE.

El Dr. Tomás Dieste señaló a El País que este curso de capacitación fue uno más de los exigidos, destacando que la necesidad en este tipo de traslados es casi nula, "aunque es parte de la cosa y me parece muy bien este tipo de capacitación", dijo en referencia a un eventual vuelo de emergencia.

Dieste se mostró entusiasmado en cuanto a que el IMAE de Salto pueda entrar a funcionar en julio. "Puede haber algún imponderable que retrase un poco pero no mucho más", precisó.

Estimaciones sobre la cantidad de pacientes que podrían ser atendidos en este instituto cardiológico del Litoral son de entre 250 y 300 pacientes por año. "No queramos llegar rápidamente, hay que hacerlo despacio, gradualista y que la gente se acostumbre al servicio", acotó Dieste.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)