La polémica no tiene fin

Uber tras una tregua para poder negociar

Quieren replantear el diálogo con las autoridades y buscar la manera de regular el negocio en Uruguay.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Taxis en la Intendencia. Foto: L. Mainé

La empresa estadounidense Uber baraja y da de nuevo. Tras mantener en jaque al Poder Ejecutivo y a los intendentes departamentales de todo el país, replantea su trabajo en Uruguay y ofrece la posibilidad de suspender el servicio si se comienza una negociación para la reglamentación de la aplicación móvil.

Desde el lunes, Carl Meacham, gerente de políticas públicas de Uber para América del Sur, se encuentra en Uruguay entablando reuniones con legisladores y autoridades nacionales. La idea de la empresa, que conecta a través de una aplicación de celular a usuarios que requieran de un transporte con choferes de vehículos, es que se comience a crear un marco regulatorio que le permita prestar el servicio en Uruguay.

Hasta el momento, no hay ninguna ley que ampare o prohíba el funcionamiento de la empresa dentro del territorio nacional. Justamente, en esa especie de "vacío legal" que existe, es que Uber funciona libremente, sin ser sancionada o censurada de las señales uruguayas.

El cambio de estrategia de Uber se dio "porque asumieron que estuvieron mal, que entraron al país de prepo, entonces ahora quieren cambiar la pisada y empezar a trabajar por el camino de la discusión en buenos términos", indicó a El País el diputado frenteamplista Felipe Carballo, presidente de la Comisión de Transporte de la Cámara de Representantes. El legislador, que estuvo reunido con la máxima autoridad de Uber para el cono sur, señaló que "hay voluntad política por parte de la empresa para que las cosas funcionen".

En este sentido, el diputado aseguró que "se le planteó a Uber las ganas y el compromiso de trabajar en la idea de la regulación, es parte de la tarea que se viene realizando, entonces para avanzar en esa dirección hay que dar una señal política, y dar una señal es eso, suspender la aplicación, porque no podemos adelantarnos un casillero antes de tratar lo anterior, que es hacer cumplir las normas vigentes para el transporte público".

En tanto, según dijo Carballo a El País, Carl Meacham manifestó que "existe un compromiso de la empresa por solucionar las diferencias y las malas relaciones que se han entablado desde el comienzo con las autoridades uruguayas".

Las autoridades de la empresa Uber también estuvieron reunidas con el diputado del Partido Colorado, Adrián Peña, integrante de la Comisión de Transporte de la Cámara de Representantes.

Por su parte, el ministro de Transporte, Víctor Rossi, dijo a El País que no ha tenido ningún tipo de reunión con autoridades de Uber y que tampoco existieron en las últimas horas acercamientos entre el Poder Ejecutivo y la empresa.

Consultado sobre la idea de replantear el diálogo y comenzar a estudiar un marco normativo, Rossi dijo que "es lo que siempre se quiso hacer, apostar al diálogo". El jerarca de Estado afirmó que "la única vez que se estuvo en contacto con gente de Uber fue cuando recién llegaron a Uruguay, después no aparecieron más".

Todo lo que pasó entre Uber y los taximetristas


Si no puede ver el interactivo haga click aquí

Intendencias.

Desde el Congreso Nacional de Intendentes tampoco surgieron novedades respecto al planteamiento que se llevó a cabo entre Uber y los legisladores. Al menos hasta ayer a la noche, Sergio Botana, intendente de Cerro Largo y presidente del Congreso, no estuvo notificado de algún tipo de reunión.

Ayer por la tarde, los jerar-cas departamentales de todo el país estuvieron reunidos tratando de buscarle una salida a la problemática generada con Uber.

Si bien se esperaba un informe del intendente de Montevideo, Daniel Martínez, fuentes vinculadas a la reunión informaron a El País que "lo único que se hizo fue seguir en la línea de las conclusiones jurídicas que ya se estaban trabajando desde diciembre".

Por su parte el intendente Botana dijo que "los esfuerzos se están haciendo, se están viendo varias alternativas y en Montevideo se está multando con mucha dificultad a los choferes de autos que usan Uber, porque es muy difícil agarrarlos en el momento justo en que están prestando el servicio".

A la vez que la discusión sigue adelante sobre si Uber debe funcionar en Uruguay o no, el diputado del Partido Colorado Adrián Peña presentó al parlamento un proyecto de ley para regular la aplicación.

Entre los puntos que propone, se indica que tanto los choferes de Uber, como la misma empresa, deberán pagar impuestos de acuerdo a la carga impositiva que tienen las empresas de transporte de pasajeros en Uruguay.

En tanto, el diputado Felipe Carballo, quien también tuvo la idea de presentar un proyecto y se frustró porque la bancada del Frente Amplio no lo apoyó, indicó que "en algunos puntos coincide" con el planteo del colorado Adrián Peña.

Envían experto internacional.

El gerente de políticas públicas de Uber para América del Sur, Carl Meacham, tiene un extenso currículum en estudios internacionales. Si bien nació en Chile, su formación académica se llevó a cabo en la Universidad de Columbia, en Estados Unidos. Según indica su cuenta de Linkedin, el profesional tiene "más de 15 años de experiencia como analista y asesor de gobiernos y privados". Así mismo, indica que "se desempeñó en el Departamento de Comercio de los EE.UU. como asistente".

Congreso dejó afuera a patronal de taxis.

El Congreso Nacional de Intendentes se vio obligado a cerrarle la puerta en la cara a los integrantes de la Patronal de taxímetros que quisieron ingresar a la antesala, donde sesionaba la mesa principal de los jerarcas comunales.

Ayer sobre las 13:30 horas, cuando los intendentes se aprestaban a tratar temas referidos a Uber, una veintena de taxistas, con el presidente de la patronal de taxistas Óscar Dourado a la cabeza, pretendieron seguir de cerca la discusión. A su vez, rodearon la Intendencia de Montevideo con taxis, descontrolando por más de una hora el tránsito en el centro de la capital.

El presidente del Congreso de Intendentes, Sergio Botana afirmó a El País que "ese tipo de actitudes no son las que quiere llevar adelante el país", y que "no se van a aceptar ningún tipo de presiones".

En este sentido, sentenció que entiende el enojo de los taxistas, "porque ellos pagaron un platal por la chapa que usan, quién sabe si no estuvieron toda una vida ahorrando para eso, y de golpe y porrazo viene una empresa que trabaja así nomás".

Por su parte, Dourado dijo a la salida de la Intendencia que "hace tres meses una empresa de origen americano está robándole el trabajo a los taxistas". A su vez, indicó que "se hicieron todas las gestiones posibles como trabajadores, como gremio y como institución", para que Uber deje de funcionar en Uruguay.

El propietario de taxistas afirmó que "se necesitan respuestas; fue una presencia respetuosa, sin obstaculizar el tránsito, sin pancartas, sin gritos y sin bocinas, lo único que hay es preocupación y por eso mismo le pedimos a las autoridades que den una mano y que decidan por el Uruguay". La Patronal de taximetristas viene manteniendo una serie de reuniones con las autoridades nacionales, y legisladores de diferentes partidos políticos, donde exponen los principales motivos por los cuales quieren que la empresa no siga funcionando.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)