SE ALIENTA EL INGRESO DE "NUEVOS JUGADORES"

Uber tendrá una mínima regulación

Se procura habilitar que las intendencias puedan fijar las condiciones, tasas o impuestos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sindicato del taxi y patronal han reclamado prohibición de Uber a IMM. Foto: F. Ponzetto

En la primera quincena de agosto culminará la ronda de consultas a los involucrados en la utilización de aplicaciones tecnológicas como Uber y Airbnb, entre otras, que trata la comisión de Ciencia, Innovación y Tecnología de la Cámara de Representantes, según confirmó a El País el presidente de la agrupación legislativa, Rodrigo Goñi.

Hasta el momento han desfilado representantes empresariales, sindicales, sociales, delegados de organismos nacionales y departamentales, representantes del Poder Ejecutivo, entre otros. Además, se conoció el dictamen sobre el asunto de la Comisión de Defensa de la Competencia que recomendó legislar de manera que se flexibilice el ingreso de nuevos "jugadores" al negocio de los taxis.

Ahora resta conocer la opinión del Banco Central del Uruguay que tiene responsabilidad sobre la forma de venta.

La comisión deberá expedirse sobre si se va a regular o no, y en caso afirmativo cómo hacerlo. En principio habría mayoría para impulsar una ley de tres o cuatro artículos que regule únicamente la prestación final, pero no las aplicaciones.

De prosperar el proyecto, todas las actividades, como las de los conductores de Uber o las personas que disponen sus viviendas para Airbnb, deberán cumplir con las obligaciones impositivas y de seguridad social como cualquier empresa.

"No se estaría afectando la aplicación tecnológica, algo que sería muy difícil de hacer", dijo Goñi.

Una vez que el Poder Legislativo apruebe la ley los gobiernos departamentales podrán definir distintos aspectos que están dentro de su órbita.

Impuestos.

Mientras Uruguay todavía debate el tema, en otros países se han alcanzado acuerdos para permitir que funcionen los servicios de las aplicaciones como Uber.

La ciudad de San Pablo (Brasil) cobra a los conductores de Uber un impuesto de US$ 0,03 por cada kilómetro recorrido. De momento solo se han liberado 5.000 vehículos para esta modalidad. El alcalde de San Pablo, Fernando Haddad, dijo que al día de hoy "el número de taxis es insuficiente para atender la demanda".

El gobierno de San Pablo, además, fijó una serie de reglas para los taxistas, con el fin de competir con Uber. Entre otras, se aplica un código de vestuario y conducta que de no cumplirse, la autoridad sancionará con 35,52 reales (unos 9 dólares) a quienes no lleven el cabello y la barba bien arreglados, o las uñas limpias.

Los olores dentro del vehículo, como "sudor", "cigarros", "bebidas alcohólicas", "perfumes con fuertes fragancias" o "cualquier aroma que cause molestias al pasajero" serán sancionados. Las conversaciones tradicionales de los taxistas tendrán que "evitar polémicas" relacionadas con el fútbol, política o religión. Los trabajadores recibirán al pasajero con "optimismo y alegría".

En Uruguay el sindicato de taxistas se opone a cualquier regulación de Uber. "Cobrando un impuestito no se arregla nada. Decimos que Uber no debe funcionar porque va a afectar a todo el transporte. Crear una nueva modalidad sería desregular todo el sistema", afirmó Antonio Diez, del Suatt.

Enrique Mera, actual tesorero de la patronal del taxi (Cpatu) señaló que es muy difícil fiscalizar un impuesto directo a Uber. "Los viajes se procesan a través de su aplicación. Con el taxi tenemos las declaraciones juradas al BPS por los trabajadores con lo que es muy fácil calcular el ingreso bruto", dijo.

China legalizó las aplicaciones.

En China comenzó a despejarse el camino para que los servicios como Uber o su competidora local, Didi Chuxing, puedan ser prestados con total legalidad en el país. Cada ciudad podrá decidir los detalles de la implementación, aunque desde el gobierno chino quieren que esta actividad sea "alentada, apoyada y guiada" por el bien de la industria.

SINDICATO Y PATRONAL.

Antonio Diez - "Un impuestito no arregla nada.

Cobrando un impuestito no se arregla nada. Van a afectar a todo el transporte. Uber no debe funcionar. Crear una nueva modalidad sería desregular todo el sistema y todos irían hacia allí".

"Enrique Mera - "Difícil fiscalizar los impuestos".

Los viajes se procesan a través de su aplicación y dicen cuántos hicieron y hay que creerle. El taxi es distinto porque tenemos las declaraciones juradas al BPS por los trabajadores con lo que es muy fácil calcular el ingreso bruto".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)